Saltar al contenido

107 PREGUNTAS para tu ENTREVISTA de TRABAJO con TIPS y TÉCNICAS para Responderlas! [GUÍA Definitiva 2020]

7 enero 2020

¿Quieres saber cuáles son las PREGUNTAS más comunes en una Entrevista de Trabajo? y tener un MÉTODO INFALIBLE para RESPONDER cada una de ellas!... Has llegado INNOVAdicto!

guia-preguntas-respuestas-dificiles-comunes-para-entrevista-laboral-sin-experiencia-google-apple-netflix-amazon-disney

¿No sería genial si supieras exactamente qué preguntas te van a hacer en tu próxima entrevista de trabajo? Respuesta

Lamentablemente, no podemos leer las mentes (aún 😂) , pero te traigo una solución:

una lista de más de 100 de las preguntas de entrevista más frecuentes, junto con mis METODOS para responderlas todas.

Te tengo que decir de una vez, esto es un post muy largo que pocos terminan, pero los que lo han hecho han ¡¡SUPERADO CUALQUIER ENTREVISTA de TRABAJO!!

La mayor parte de las entrevistas de trabajo se centran en intercambiar preguntas y respuestas entre el entrevistador y el candidato, incluyendo algunas de las preguntas de la entrevista conductual.

¿Mi consejo? ¡No memorices las respuestas a las preguntas! La idea es que tus respuestas sean espontáneas y naturales; memorizarlas te hará parecer un robot.

Familiarízate con las preguntas que te harán, con lo que realmente esperan en tus respuestas y con lo que necesario para probar que eres lo que necesitan.

En este post te hablaré algunas de las preguntas más comunes en una entrevista con un reclutador o una persona de negocio, junto con lo que pudiera ser una forma apropiada de responderlas.

En todas las postulaciones que he hecho en las empresas (Google, Amazon, Facebook, Netflix, IBM, Yahoo, etc) al menos 5 de estas preguntas me las han hecho y, por supuesto, ¡LAS TENGO MÁS QUE PREPARADAS! Aquí te las dejo todas y, por favor, tómalas como fuente de inspiración y no como lo que debes decir exactamente.

Te digo que me están FUNCIONANDO con mis clientes HOY mismo… en este [monthn] de [year], así que empecemos:

Índice

Preguntas Clásicas

Estas preguntas abordan los elementos esenciales que los empleadores quieren conocer acerca de los candidatos que entrevistan:

  • ¿Quién eres?
  • ¿Por qué eres apto para el cargo?
  • ¿En qué eres bueno?

Es seguro que no te harán las preguntas en estas palabras exactas, pero si tienes respuestas en mente para ellas, estarás preparado para CASI CUALQUIER COSA que el entrevistador te presente.

#1. Cuéntame SOBRE TI

“HÁBLAME DE TI” es una de las preguntas de la entrevista de trabajo más frecuentes que te harán. Por eso, es MUY importante saber dar la MEJOR RESPUESTA y este vídeo te explicaré cómo hacerlo.

Esta pregunta parece simple, muchas personas no se preparan para ella, pero es CRUCIAL.

Aquí está el truco: no des TODO tu historial de empleo (o personal).

En lugar de eso, habla solo de aquello que sea relevante para el puesto. Destaca aquellas habilidades y experiencia, así como los rasgos de personalidad que te hacen apto para el trabajo

Las preguntas de la entrevista buscan determinar si te desenvolverás bien en el cargo, lo que significa que evaluarán las habilidades y la actitud necesarias para el puesto en cuestión.

¿Necesitan que seas un líder empático? Preguntarán sobre eso. ¿Necesitan a alguien que trabaje en equipo? Preguntarán sobre eso.

Cuando respondas preguntas sobre ti, explica por qué tomaste ciertos trabajos; preferiblemente habla de aquellos relevantes a la posición para la que estés aplicando.

Explica por qué te fuiste; por qué elegiste los cursos que hayas tomado; por qué decidiste estudiar un posgrado; porqué tomaste año libre para viajar y qué te dejó la experiencia.

Al responder esta pregunta, debes unir los puntos en tu currículum para que el entrevistador comprenda no solo qué has hecho, sino también por qué.

¿Por Qué los Entrevistadores HACEN ESTA PREGUNTA?

Si en tu currículum está toda la información sobre ti que el entrevistador pueda necesitar, ¿para qué rayos hacen esta pregunta? Lo más curioso es que esta es una de las preguntas comunes de la entrevista.

Estar preparado para las preguntas de la entrevista de trabajo pasa no solo por conocer las preguntas que te harán, sino conocer POR QUÉ LAS HACEN.

Saber por qué hacen las preguntas que hacen te dará una gran ventaja sobre otros candidatos, pues te servirá para elaborar una respuesta más a tono a lo que buscan.

En primer lugar, esta pregunta se formula con la intención de romper el hielo y facilitar una transición de los detalles personales hacia los aspectos más técnicos y profesionales.

Ayuda tanto a reclutadores y gerentes (experimentados como novatos) a orientarse en la entrevista y bajar los nervios del entrevistado.

En fin, también sirve para orientar la dirección de la entrevista con preguntas que siguen a lo que hayas respondido previamente.

Lo que digas podría darles pistas sobre qué preguntar a continuación.

Lo que produciría un efecto en cadena en el que las preguntas se sucederán una tras otra fluidamente, lo que le da a la conversación un aire bastante natural.

Esta pregunta también sirve a uno de los principales objetivos de la entrevista de trabajo: conocerte.

Si respondes correctamente, los entrevistadores podrán descubrir por qué eres el mejor candidato para el trabajo, en términos de habilidades y experiencia, así como de habilidades blandas.

Esto te da la oportunidad de vender tus habilidades y experiencia al entrevistador, pero también de mostrar tu personalidad, de manera que encajes no solo en el puesto, sino en la cultura de la empresa.

Es tu oportunidad de oro para demostrar que eres capaz de comunicarte de manera clara y efectiva, conectar y reaccionar con otras personas y presentarte de manera profesional.

Lo importante acá es recordar no ser DEMASIADO abierto, pero tampoco dar la MENOR información posible. Para responder adecuadamente debes intentar siempre ser ASERTIVO y lograr un balance entre la falta y el exceso de información.

Comienza compartiendo algunos de tus intereses personales y experiencias que no se relacionen directamente con el trabajo, como un pasatiempo favorito o una descripción abreviada de dónde creciste, tu educación, tus motivaciones, etc. 

En numerosas ocasiones escucharás la pregunta en estas palabras exactas: “Háblame de ti”. Pero los entrevistadores pueden plantear sus propias versiones de la pregunta, incluyendo:

  • Tengo tu currículum delante de mí, pero cuéntame más sobre ti.
  • Guíame a través de tus experiencias.
  • Me encantaría saber más sobre tu viaje.
  • Cuéntame un poco más sobre tus antecedentes.

Aunque claramente fraseadas de maneras muy distintas, todas buscan ahondar en lo mismo: conocerte, romper el hielo y arrancar la entrevista.

Otros 8 TRUCOS para Responder “Cuéntame sobre Ti”

Mejor que una visión general es tener un paso a paso de cómo dar la mejor respuesta a esta pregunta.

Si ya programaste una entrevista y temes que te hagan esta pregunta, pues acá te daré el paso a paso de cómo elaborar tu respuesta:

#1. Recuerda: la Primera Impresión IMPORTA

Este es quizá el punto más importante, pues tu oportunidad para causar una excelente primera impresión es UNA.

Sin importar si los hiring managers o quien tenga la palabra final haya o no tomado la decisión final, pasar el resto de la entrevista compensando tus metidas de pata previas te pone en desventaja.

Demuestra que te preparaste para hacer frente a la entrevista, eso deja una primera impresión muy buena.

#2. Tu Respuesta Debe TENER EN CUENTA al Cargo y la Empresa

¡Aprovecha la oportunidad! Dedica tiempo a investigar el puesto y la empresa. De esa manera, podrás articular tus respuestas de forma tal que sean relevantes para ellos y les dejen saber por qué eres perfecto.

Lo importante aquí es que demuestres que tus habilidades y conocimientos son los correctos, pero sobre todo tus objetivos.

En algunos casos, las palabras clave individuales podrían hacerles saber que has investigado y que eres una buena opción.

Por ejemplo, ¿la empresa se refiere a sí misma como una empresa de tecnología o una start-up, una tienda en línea o un eCommerce?

Tener una PLANTILLA para responder a esta pregunta puede resultar útil; pero ¡sé flexible! Adáptala a la empresa, al cargo y a lo que detectes que más valoran.

Si el equipo en particular enfatiza algo adicional, piensa cómo puedes incorporarlo a tu respuesta.

#3. Demuestra ENTUSIASMO con tu respuesta

Este punto es INSEPARABLE del anterior, pues mostrar tu entusiasmo por lo que haces puede decirles a los empleadores si tus objetivos están alineados a los de ellos.

Si consigues que los entrevistadores vean que tus objetivo y los de ellos se encuentran, estás respondiendo bien las preguntas.

No es necesario que te pierdas en una gran cantidad de detalles, pero, si le metes pasión a tu respuesta, hay una alta probabilidad de que destaques de tu competencia y te quedes en la mente de tus entrevistadores.

#4. Pero No Olvides ser PROFESIONAL

No me malinterpretes sobre este punto: mostrar tu entusiasmo no significa que dejes de ser profesional.

No ahondes en los pormenores de tu vida personal o familiar, ni hables de tus pasatiempos, a menos que puedas relacionarlos de alguna manera con el puesto.

Cuando te piden que hables sobre ti, esperan que tu respuesta les permita conocerte mejor, pero no olvides que esta es una entrevista de trabajo, no una reunión con tus amigos.

#5. NO hagas esto: NI te Extiendas Demasiado Ni Recites tu CV

No existe una duración óptima que esté científicamente comprobada para responder esta o cualquier pregunta de la entrevista.

Habrá entrenadores o mentores que te dirán 30 segundos; otros un minuto; acá en InnovaÉxito siempre recomendamos que con preguntas abiertas te tomes de 60 o 90 segundos.

Sea como sea, NO RECITES al pie de la letra cada detalle de tu currículum.

Necesito que seas conciso y breve, no solo para no aburrir al entrevistador, sino para evitar dar demasiados detalles con tu respuesta.

¡Ni tan calvo ni con dos pelucas! Este es un riesgo que se corre con las preguntas abiertas, así que ten cuidado.

También es importante leer a tu entrevistador. Si parece aburrido o poco interesado, quizá sea momento de concluir; si más bien lo ves interesado en un punto, PROFUNDIZA AHÍ.

#6. ¡PRACTICA!

Prepara tu respuesta a esta pregunta incluso si no esperas que la hagan. Piensa qué quieres transmitir de ti y practica sobre esas bases.

¿Mi consejo? Grábate y escucha tus respuestas después de un rato. ¿Transmite lo que quieres transmitir? ¿Suena como tú?

Practicar tu respuesta te dará una buena dosis de confianza, te hará sentir preparado para la entrevista y te ayudará a dar respuestas más creíbles.

Pero ¡NO recites todo de memoria! debes hallar un buen equilibrio para sonar auténtico.

#7. Ten en Cuenta CON QUIÉN Vas a Hablar

Ten presente con quién estás hablando al responder las preguntas de la entrevista, pues no todas las respuestas funcionan en todos lados.

Es importante entender el contexto.

Si estás hablando con un reclutador, puede que lo más prudente sea mantenerte en los aspectos generales.

Si hablas con tu posible jefe, quizá resulte más importante ahondar un poco más en los aspectos técnicos de la posición.

Si más bien terminas hablando con algún ejecutivo de nivel C o directivo, podría ser astuto de tu parte descubrir por qué te interesan la empresa y el cargo.

Mejorar tu respuesta para hacerla más ajustada al rol y a la compañía puede ser una buena idea.

A medida que avances en el proceso de entrevista, usa el conocimiento que vayas adquiriendo sobre el puesto y la empresa para potenciar tus respuestas.

#8. Sé POSITIVO

Si la razón por la que estás buscando un nuevo empleo es que te despidieron del anterior, entonces este no es el momento para mencionarlo.

Lo mejor es esperar hasta que te pregunten específicamente por qué estás buscando cambiar de trabajo o por qué tienes una brecha en tu currículum para abordar el tema.

Estoy muy seguro de que has escuchado un millón de veces el consejo de no hablar mal de tu anterior empleador. Eso también se aplica aquí. ¡Especialmente AQUÍ!

No te conviene de entrada hablar sobre lo horrible que es tu anterior o actual empleador, pues lo que a ellos más les importa no son tus tragos amargos allá, sino qué puedes traer al juego AQUÍ. ¡Enfócate en eso!

#2. ¿Cómo SUPISTE de esta Posición?

Esta es otra de las preguntas de entrevista en apariencia inofensiva, pero debes verla como la oportunidad de oro para demostrar tu pasión y conexión con la empresa.

Hablando de CONEXIÓN, he generado una Guía Absolutamente Gratis en la que aprenderás a crear una Carta de Presentación Emocional con la que reflejarás esa conexión que te hace SU candidato ideal.

Ya sea en una feria de empleo, una publicación en LinkedIn, una referencia de parte de un colega o cualquier otro medio, no temas decirle al empleador cómo supiste de ellos.

Sin embargo, si toda tu búsqueda se basa en publicaciones generales de empleo, podrías dar la impresión de no saber qué quieres.

Lo menos que necesitas es dar la impresión de que buscas CUALQUIER trabajo.

Los empleadores no quieren contratar personas que solo quieran un trabajo; quieren contratar personas que quieran un trabajo en SU empresa.

Necesitas demostrar que si supiste de esta vacante, es porque estabas interesado tanto en el puesto como en la empresa.

¿Cómo Podrías METER LA PATA con esta Pregunta? De 3 Sencillas Formas

Sé lo que piensas: ¿cómo podrías arruinar esta pregunta?

Déjame decirte que si bien hay preguntas de entrevista cuyo objetivo es hacerte tropezar, esta normalmente no es una de ellas.

Pero, luego de participar en muchos procesos de entrevista, me di cuenta de que mucha gente tropieza con esta pregunta.

#1. Dudas en RESPONDER porque un Amigo te REFIRIÓ

Quizás te incomode la idea de que haya sido un amigo el que te ayudara a poner un pie dentro de la empresa.

¿Qué peor impresión que la de alguien que solo consigue entrevistas por estar apalancado o que ni siquiera la buscó, sino que se la ofrecieron?

Los entrevistadores podrían llevarse esa impresión de ti y simplemente descartarte, ¿verdad? Por eso dudas tanto en responder: ¿dices la verdad o inventas una mentira?

Déjame decirte que mentir es lo único que no deberías hacer en una entrevista de trabajo porque si se dan cuenta (y créeme que lo harán), quedarás mucho peor.

Solo para que lo sepas: contar con un referido interno es una BENDICIÓN y si tienes la suerte de tener uno, ¡APROVÉCHALO!

El 79,9% de las personas que consiguen empleo en una empresa cuentan con un referido interno que los ayudó a entrar. Así que, si tú tienes el tuyo, ¡ÚSALO!

Además, por acá te dejo una Guía Totalmente Gratuita en la que te explico cómo conseguir referrals y ampliar tu red para conseguir el trabajo que sueñas.

Si te preguntan, ¡di la verdad! Muestra tu entusiasmo y pasión y hazles saber que te refirieron porque ya sentías interés.

#2. No Haces sino Decir que es el ÚNICO Trabajo que Deseas

Hay preguntas de entrevista que requieren respuestas largas y elaboradas. ¡Esta NO es una de esas!

Una de las mayores metidas de pata que puedes cometer es no decirles de manera breve y concisa dónde o cómo te enteraste de la posición.

Con esta pregunta los entrevistadores no quieren saber otra cosa que eso, ¿cómo supiste de ellos o de la vacante? No respondas más que eso.

Eso no significa que no puedas decirles que la posición te entusiasma, pero mantenlo dentro de la respuesta que principalmente quieren oír y sé breve, SIEMPRE sé breve.

Por ejemplo, le puedes dar un giro agregando que supiste de la vacante en tal parte y como te llenaba de entusiasmo trabajar con ellos, quisiste probar suerte.

#3. NO Recuerdas CÓMO Supiste de la Vacante

Buscar trabajo es un trabajo en sí mismo y por lo regular pruebas suerte con muchas vacantes. Terminas perdiendo el rastro de las solicitudes.

Es normal que esto te suceda, pero no es excusa para que dejes de responder cuando te pregunten cómo supiste de la oferta.

“Muy bien, Luis, pero ¿qué demonios hago?” será algo que te estarás preguntando, ¿cómo no lo olvidas si tienes tantas postulaciones en empresas diferentes?

Una estrategia que te puede servir mucho es llevar un registro de las entrevistas que vienen con fechas, días que toca, la empresa y otros detalles de importancia.

Si tienes problemas para recordarlo en medio de tantas cosas, un registro así te será muy útil tanto para la entrevista personal como para la telefónica o por videollamada.

Como te habrás dado cuenta, ninguna pregunta de la entrevista está libre de que metas la pata, así que ten cuidado.

Recuerda que estar preparado SIEMPRE es la mejor estrategia para afrontar tanto la entrevista en general como las preguntas que te harán. ¡PREPÁRATE!

#3. ¿Por Qué Quieres Trabajar en esta EMPRESA?

¡No respondas cualquier cosa! Preguntas como esta necesitan que las respondas de forma precisa.

Si tu respuesta puede aplicarse a cualquier empresa o no te diferencia de otros candidatos, simplemente estás haciendo algo muy mal.

Aquí más que nunca es importante que INVESTIGUES A LA EMPRESA. Ese debe ser tu primer paso, pero no el único.

Te quiero dar un método que yo mismo uso para responder esta pregunta:

#1. Reconoce del VALOR ÚNICO de la Empresa

Necesitas identificar qué hace diferente o única a esta empresa y eso debes reflejarlo en tu respuesta.

Por supuesto que si buscas trabajo aquí, no es porque estás buscando cualquier trabajo o no debería serlo. Tu buscas trabajo aquí por una razón y debes darla a conocer. Eso es: NADA DE RESPUESTAS GENÉRICAS.

¡Diles qué te gusta de ellos! Si es la cultura de la empresa, di qué aspectos te gustan; si son los productos o servicios, dilo; di qué los hace diferentes que te motiva a trabajar ahí.

Esta es tu oportunidad de demostrar que los conoces, que sabes de ellos, que los sigues y por eso a oferta te entusiasma.

#2. Háblales de su propia HISTORIA

No me canso de decirlo: investigar a la empresa es INDISPENSABLE.

Yo mismo llevé procesos de selección dentro de las empresas para las que trabajé como parte del departamento que abrió la vacante y te digo, desde mi perspectiva de negocios, que los candidatos más impresionantes demostraban haber investigado a la empresa y sabían sobre ella.

Si hablar sobre la empresa se te hace complicado, una alternativa igualmente efectiva es contar la historia de cómo los conociste.

¿Cómo te enteraste de su existencia? ¿Desde qué momento empezaste a seguir su trayectoria? ¿Qué te motivó a querer trabajar para ellos algún día?

hablar de este tipo de cosas les dejará saber que tu interés no se limita al cargo y eso es bien potente porque te verán como una persona comprometida que dará todo y sabrá adaptarse bien.

Debes tener en cuenta que las empresas buscan minimizar el riesgo que para ellas supone la contratación. Si te contratan y te vas al poco tiempo, habrán perdido dinero y tiempo. Tu interés previo les dirá que contigo eso no pasará.

#3. Proyéctate a FUTURO

¡No te centres solo en decirles qué te gusta de ellos! Recuerda que el riesgo de contratación; hablar solo de tu interés es una parte de la historia, hazlo más potente al hablar del futuro.

Si tú le dices al empleador qué áreas de oportunidad y crecimiento crees que tienen y cuán entusiasmado estás de poder contribuir con tu conocimiento y experiencia, eso es súper potente.

Básicamente, demuestras tu compromiso con la empresa y el cargo, además de los conocimientos acerca de ellos que no se limitan a leer una publicación en línea. El futuro de la empresa es algo que has considerado.

Aquí puedes dar a conocer tu PVIC o Proyecto de Valor a un Incendio Controlado, que es básicamente un proyecto tuyo con el que propondrás aliviar algún punto de dolor de la empresa.

Esto sencillamente dejará la impresión de que el riesgo de contratarte es mínimo y elevará tus posibilidades.

4. ¿Por qué quieres este trabajo?

Una vez más, las empresas quieren contratar personas apasionadas por el trabajo, por lo que debe tener una excelente respuesta sobre por qué desea el puesto. (¿Y si no lo hace? Probablemente debería solicitarlo en otro lugar). Primero, identifique un par de factores clave que hacen que el rol sea ideal para usted (p. Ej., “Me encanta la atención al cliente porque me encanta la interacción humana constante y la satisfacción eso viene de ayudar a alguien a resolver un problema “), luego comparta por qué ama a la compañía (por ejemplo,” Siempre me ha apasionado la educación y creo que está haciendo grandes cosas, así que quiero ser parte de ella ” “).

Y si no sabes por qué la posición es perfecta para ti … busca en otro lado. La vida es demasiado corta.

Te quiero dar mi técnica para contestar esta pregunta , que de una manera simple y elegante siempre saldrás bien parado. Son 3 pasos:

Paso 1: Exprese entusiasmo por la empresa

Lo primero es lo primero, esta es una excelente oportunidad para mostrar lo que sabe sobre la empresa. Puedes hablar todo el día sobre lo emocionado que estás de unirte al equipo, pero nada triunfará realmente sabiendo una o dos cosas sobre el lugar con el que estás entrevistando. Por lo tanto, para prepararse, dedique un poco de tiempo a perfeccionar lo que sabe sobre la compañía y seleccione algunos factores clave para incorporar en su discurso por qué es una buena opción.

Digamos que está entrevistando para una pequeña empresa cuantitativa de gestión de activos. El comienzo de su respuesta puede sonar así:

“Lo primero que me llamó la atención cuando vi el puesto publicado fue definitivamente que estaba en EFG Advisers. Sé que usted construye muchas de sus herramientas internamente, el equipo es pequeño y ejecuta una variedad de estrategias a largo y corto plazo en los mercados de valores de EE. UU. Utilizando un enfoque cuantitativo ”.

Especialmente con compañías más pequeñas, siempre es impresionante cuando un candidato sabe una o dos cosas sobre lo que sucede en la compañía. Y lo mejor de esto es que rara vez tiene que ir más allá de revisar el sitio web de la compañía o tener una conversación rápida con un empleado actual o anterior para aprender lo suficiente como para parecer que ha estado siguiendo a la compañía por un tiempo.

Paso 2: alinee sus habilidades y experiencias con el rol

A continuación, desea vender por qué, exactamente, es el adecuado para el papel. Hay dos formas de hacer esto: puede concentrarse más en sus experiencias (lo que ha hecho antes que lo lleva a este punto) o sus habilidades (especialmente útiles si está cambiando posiciones o industrias).

Trate de determinar qué implica la parte principal del rol, más un par de las “habilidades deseadas” en la descripción del trabajo, y asegúrese de hablar de eso. Siga su introducción a lo entusiasmado que está con la compañía y por qué es una buena opción:

“Pero la parte que realmente me habló de esta posición fue la oportunidad de combinar las habilidades de programación que obtuve de ser un ingeniero de software senior y mi habilidad para el análisis cuantitativo en una posición que me permite participar activamente con mi creciente interés en invertir y gestión de la cartera.”

Sea breve: tendrá muchas oportunidades para hablar sobre cómo adquirió sus habilidades o historias relevantes a lo largo de la entrevista, y simplemente concéntrese en destacar un par de habilidades o experiencias relevantes para el puesto.

Paso 3: Conéctate a tu trayectoria profesional

Finalmente, quieres demostrar que el puesto tiene sentido para dónde vas en tu carrera. Idealmente, no darás la impresión de que solo estás usando la posición como un trampolín. Demuestre que estará a largo plazo y que su entrevistador se sentirá más cómodo invirtiendo en usted:

“He estado interesado en cambiar a las finanzas por un tiempo y he estado administrando activamente mi cartera personal durante algunos años. Unirme a una tienda cuantitativa tiene sentido para mí porque creo que es uno de los pocos lugares donde aún podré usar mis habilidades técnicas y pasar el día pensando en las finanzas. Estoy realmente emocionado de aprender más y ver cómo podré contribuir con la empresa “.

Por supuesto, no tiene que declarar específicamente que se ve en la posición durante mucho tiempo. Solo demuestre que ha pensado un poco en cómo el trabajo tiene sentido para usted ahora y que sigue teniendo sentido en el futuro previsible.

Combine estos tres componentes y obtendrá una respuesta que impresionará en tres frentes: su conocimiento y entusiasmo por la empresa, sus habilidades relevantes y su ajuste general con el puesto. Además, este marco tiene el beneficio adicional de no detener el flujo de la conversación de la misma manera que lo haría toda la historia de su vida.

5. De todos los demás candidatos, ¿Por qué deberíamos contratarte a ti?

Esta pregunta de la entrevista parece adelantada (¡sin mencionar intimidante!).

Pero si te la preguntan, tienes suerte: no hay una mejor chance para que puedas vender tus habilidades al gerente de contratación. 

Tu trabajo aquí es tener una respuesta con 3 aspectos:

  1. que no solo puede hacer el trabajo, sino también ofrecer excelentes resultados; 
  2. que realmente encajaras con el equipo y la cultura; y
  3. que sería una mejor contratación que cualquiera de los otros candidatos.

Pero cuidado, eres un candidato más y no puedes compararte con personas que no conoces, todo lo que puede hacer es describir su increíble pasión, deseo y compromiso y … bueno, básicamente suplicar por el trabajo. 

(Por si te sucede, muchos entrevistadores hacen esta pregunta y luego se sientan, con los brazos cruzados, como diciendo: “OK intenta convencerme!”, pero recuerda que todo es parte del juego 😂 ).

Para mi, una manera mental de enfocar esta pregunta cuando me la hacen es pensarla como : “¿Qué crees que necesito saber que no hemos discutido?” 

Piensa esto, pocos terminan sintiendo que han hecho la mejor entrevista de su vida. Tal vez la conversación fue en una dirección inesperada. Posiblemente el entrevistador se centró en solo un aspecto de TODAS tus habilidades e ignoró totalmente otros atributos que tu consideras claves para la posición. 

Pero, recuerda que el objetivo del entrevistador es aprender todo lo que puedas sobre cada candidato, así que siempre estarán dispuestos a darte la oportunidad para asegurarse de que tu puedas serlo. A ellos lo miden por lo rápido o buen candidato queden dentro de la empresa.

Ni siquiera me gusta hacer esta pregunta en una entrevista simulada, así que no sé cómo los gerentes de contratación lo soportan en una entrevista real. Pero, al parecer, lo hacen, de hecho, es una de las preguntas de entrevista más comunes .

La buena noticia es que, a pesar de lo exigente y extrañamente petulante que es la pregunta, en realidad es una gran oportunidad para resumir por qué eres un buen candidato para el puesto. Le permite hablar sobre sus habilidades, su ajuste con la cultura y todo lo demás. ¿Qué más podrías pedir en una entrevista?

Entonces, ¿cómo cubren exactamente sus bases para una pregunta tan abierta? Aquí hay tres estrategias.

1. La intersección

Una forma de atacar esta pregunta de la entrevista es intersectar lo que hay para el gerente de contratación y lo que hay para usted. Básicamente, desea transmitir que él o ella obtendrá un empleado entusiasta que tenga el conjunto de habilidades correcto para el puesto y que usted tendrá que hacer, y por lo tanto esperar y estar motivado para hacer algo significativo, construir su habilidades y trabajar hacia el próximo paso de tu carrera.

La clave aquí es no olvidar esa segunda parte: hablar de ti mismo. Demasiadas personas cometen el error de enumerar solo los beneficios para el empleador. Analizar lo que hay para usted le dará una idea de por qué se mantendrá motivado, un rasgo que todos los entrevistadores están buscando.

2. El experto de la compañía

Algunos entrevistadores lo explicarán y otros no, pero debe saber que la pregunta completa es siempre: “¿Por qué debería contratarlo a usted sobre todos los demás?” Si siente que ya ha explicado sus habilidades y experiencia varias veces, Quizás un mejor enfoque para usted es mostrar lo que tiene para ofrecer que otros no. Asumiendo que está compitiendo contra otros candidatos igualmente calificados, algo bueno para destacar en este momento es su dedicación al cargo.

Para hacer eso, demuestre un profundo conocimiento del negocio y una comprensión de cómo podría encajar. Esto, por supuesto, requiere una buena investigación de la compañía (aquí hay una gran guía para comenzar ), para que pueda hablar sobre la singularidad. , la historia, el futuro y tu propia inversión personal .

Zambullirse en su conocimiento de la empresa tiene algunos propósitos. Muestras tu entusiasmo por el puesto, sales como un experto que podría ser más fácil de entrenar que otros candidatos y demuestras cómo manejas algo en lo que estás involucrado.

3. El solucionador de problemas

Con frecuencia, los gerentes de contratación publican puestos porque tienen un problema que debe resolverse. Vaya directo al grano con su respuesta y esquema, idealmente en detalle, cómo puede ofrecer un alivio inmediato para el punto de dolor de la compañía.

Al igual que en una ” Carta del dolor “, no pierda todo su tiempo hablando sobre el pasado: centre sus esfuerzos en el futuro y explique cómo puede hacer que la vida del entrevistador sea más fácil al abordar su problema más inminente. Esto muestra que eres progresista, que ya eres un jugador de equipo y estás listo para comenzar a correr.

La próxima vez que se enfrente a esta pregunta de la entrevista, pruebe una de estas estrategias para destacar sobre su competencia. Por lo menos, serás memorable por lo pulido y tranquilo que eras. Eso solo podría hacerte especial.

En resumen, si te hacen esta pregunta … úsala como una oportunidad para resaltar los temas que no has podido tocar.

6. ¿Cuáles son tus mayores fortalezas?

Realmente no sé por qué se sigue haciendo esta pregunta; para mi con tu currículum vitae y tu experiencia deberían ser más que suficiente para saber tus fortalezas, ¿cierto?

Pero cuando la hacen, la veo como la oportunidad perfecta para seguir complementando, destacando tus habilidades, pero lo más importante para mi es la oportunidad de proyectar emociones (que con el CV no lo puedes hacer). 

Cuando respondas esta pregunta, piense en la calidad, no en la cantidad. En otras palabras, no recite una lista de adjetivos. 

En cambio, elija una o unas pocas (dependiendo de la pregunta) cualidades específicas que sean relevantes para esta posición e ilustre con ejemplos. Las historias son siempre más memorables que las generalizaciones.

Aun así, si se le pregunta, proporcione una respuesta precisa y precisa. Sé claro y preciso. Si es un gran solucionador de problemas, no solo diga eso: proporcione algunos ejemplos, pertinentes a la apertura, que demuestren que es un gran solucionador de problemas. Si es un líder emocionalmente inteligente, no solo diga eso: proporcione algunos ejemplos que demuestren que sabe cómo responder la pregunta no formulada .

Aquí hay algunas estrategias para hacer precisamente eso.

1. Piensa en calidad, no en cantidad

Comencemos con lo que no hay que hacer. La peor respuesta que he escuchado fue una diatriba de un minuto completo durante la cual el entrevistado procedió a enumerar una serie de atributos positivos (extrovertido, orientado a los detalles, trabajador, independiente, amigable, sencillo, lo que sea) y simplemente siguió. Uno de los adjetivos elegidos fue en realidad “humilde”. Me quedé sin palabras.

Para caminar esa línea entre seguro y arrogante , definitivamente no solo enumere un montón de adjetivos agradables para describirse a sí mismo. Claro, quiere venderse como el hombre o la mujer adecuados para el trabajo, pero será mucho más convincente si corta las palabras de moda y habla genuinamente sobre sus puntos fuertes.

Tu estrategia Elija uno o tres atributos que desee mencionar (dependiendo de si la pregunta requiere una fuerza o múltiples) y ciérrelo allí. Querrá pensar estratégicamente sobre qué habilidades lo posicionarán como calificado para el trabajo y una buena opción para la empresa. ¿El puesto requiere la interacción del cliente? La comunicación y la construcción de relaciones tiene sentido. O si el entorno es rápido y evoluciona constantemente: sería bueno resaltar su capacidad para realizar múltiples tareas, adaptarse y aprender rápidamente.

2. Fortalezas de la espalda con historias

Dicho esto, lo que es más importante que las fortalezas que elijas es poder respaldar tus reclamos; no solo esperes que el entrevistador te crea sin alguna evidencia.

Comience respondiendo la pregunta directamente y luego continúe con una historia que muestre sus habilidades. Por ejemplo, “Creo que algunas de mis mayores fortalezas son mis habilidades de comunicación y mi disposición a tomar la iniciativa. Durante mi última pasantía, cuando estaba ayudando a administrar varias cuentas de redes sociales, me aseguré de que todos en el equipo estuvieran en la misma página y supieran cuál era nuestra estrategia de mensajería al tomar la iniciativa de enviar un correo electrónico semanal para mantener al equipo actualizado y para buscar comentarios. Esto terminó siendo tan útil que la actualización semanal de las redes sociales se incorporó a las responsabilidades de un miembro del personal a tiempo completo. “

3. Busque agujeros y llénelos

Lo bueno de la pregunta de “fortalezas” es que en realidad es bastante versátil y abierto: realmente puedes convertir la conversación en lo que quieras. Por lo tanto, una excelente manera de abordar esta pregunta es pensar en algo de lo que realmente quiera hablar durante la entrevista, pero que aún no haya tenido la oportunidad de compartir. ¿Hay alguna habilidad que quieras enfatizar? Tal vez tenga una historia asesina de “trabajo en equipo”, pero aún no ha tenido la oportunidad de compartirla. ¡Bueno aquí está tu oportunidad!

Alternativamente, si recibe la pregunta hacia el final de su entrevista y básicamente ha cubierto sus bases, otro enfoque sería hacer un lanzamiento final de que usted es un gran candidato para el puesto y la cultura de la empresa. Suponiendo que ha realizado el trabajo crucial de investigar la empresa antes de la entrevista, debe tener una buena idea de cómo la empresa percibe su propia singularidad. Bloomberg, por ejemplo, es conocido por preocuparse por la lealtad. Por otro lado, Bridgewater es un poco notorio por cuánto valora la comunicación abierta.

Por supuesto, solo puede usar esta estrategia si sus valores personales realmente se alinean con los de la compañía. Si lo hacen, esencialmente puede repetir su respuesta para “¿Por qué esta compañía?” Con un mayor enfoque en los valores y un ejemplo para respaldarlo. Por ejemplo, “Tendría que decir que una de mis mayores fortalezas es mi habilidad para colaborar. De hecho, tener la oportunidad de trabajar en equipo es uno de los mayores atractivos para mí en este puesto. Descubrí que trabajar en equipo saca lo mejor de mí. Por ejemplo…”

Desafortunadamente, no hay una respuesta única para esto. Su mejor apuesta para prepararse para la pregunta de “fortalezas” (y preguntas similares) es tener sus puntos de conversación preparados y muchas buenas historias a las que recurrir. Use preguntas abiertas como esta estratégicamente, y luego asegúrese de que su respuesta sea memorable al contar una historia asesina. Con un poco de preparación, estará listo para aprovechar al máximo la pregunta: “¿Cuál es su mayor fortaleza?”

En resumen, no solo pretendas tener ciertos atributos, demuestra que tienes esos atributos.

7. ¿Cuáles considera que son sus Debilidades?

Todos los candidatos saben cómo responder a esta pregunta: ¡simplemente elige una debilidad teórica y transforma mágicamente esa falla en una fortaleza disfrazada!

Por ejemplo: “Mi mayor debilidad es estar tan absorto en mi trabajo que pierdo la noción del tiempo. ¡Todos los días miro hacia arriba y me doy cuenta de que todos se han ido a casa! Sé que debería estar más pendiente del reloj, pero cuando amo lo que Estoy haciendo, no puedo pensar en otra cosa “.

¿Entonces tu “mayor debilidad” es que pasarás más horas que todos los demás? Excelente…

Pues NO, eso no es!!!

Un mejor enfoque es elegir una debilidad real, pero una que estás trabajando para mejorar. Comparte lo que estás haciendo para superar esa debilidad. Nadie es perfecto, pero demostrar que está dispuesto a autoevaluarse honestamente y luego buscar formas de mejorar se acerca mucho.

Lo que su entrevistador realmente está tratando de hacer con esta pregunta, más allá de identificar las principales señales de alerta, es medir su autoconciencia y honestidad.

Una entrevista de trabajo se trata de presentarse lo mejor posible, por lo que responder “¿Cuál es su mayor debilidad?” Es bastante difícil. No hay otra pregunta de entrevista que parezca más una trampa.

Si eres demasiado honesto, podrías asustar al gerente de contratación y perder tus posibilidades de conseguir el puesto. Pero si no eres lo suficientemente honesto, perderás credibilidad.

Bueno, lo primero a tener en cuenta es por qué se hace la pregunta, y no es para hacerte tropezar. En cambio, es para ver si eres lo suficientemente consciente de ti mismo como para reconocer un defecto, y luego lo suficientemente motivado como para solucionarlo. Los comentarios de hoy sobre sus debilidades son los comentarios de mañana sobre un importante proyecto de equipo que no se está uniendo.

Responder esta pregunta puede ser una gran oportunidad para resaltar cómo ha superado un desafío en el pasado, o si está trabajando activamente para hacerlo ahora. Después de todo, todos tienen áreas que podrían mejorar, pero si puede describir cómo ha mitigado la suya, parecerá fuerte, capaz y responsable de su desarrollo profesional.

OK, eso es genial, que estás pensando, pero lo que puedo realmente decir ? Para ayudarlo, he reunido las “debilidades más grandes” más comunes, cliché y falsas, junto con algunas sugerencias sobre qué decir.

1. En lugar de “perfeccionismo”, diga …

“Tiendo a quedar atrapado en los pequeños detalles, lo que puede distraerme del objetivo final”.

Usted puede ser un perfeccionista , pero su entrevistador ha oído esta respuesta mil millones de veces (y de un montón de personas que no son realmente perfeccionistas, por cierto).

Sin embargo, al presentar los síntomas, en lugar de solo nombrar la aflicción, sonará mucho más sincero.

Siga esta respuesta con un ejemplo, como:

Cuando era diseñador web junior en Harold’s Hats, me pidieron que renovara nuestra guía de tallas y la hiciera más divertida y visualmente interesante. Desafortunadamente, me obsesioné tanto en encontrar la fuente perfecta que perdí la fecha límite.

A continuación, describa cómo está trabajando para resolver el problema. (Sugerencia: esta respuesta funcionará para casi todos los perfeccionistas).

En estos días, divido cada proyecto en mini tareas, cada una con su propio plazo. Si paso demasiado tiempo en una cosa individual, la dejo de lado y paso a la siguiente. Por lo general, cuando vuelvo a la pieza imperfecta, puedo ser más objetivo acerca de si necesita o no más trabajo.

2. En lugar de “estándares demasiado altos”, diga …

“Puede ser difícil para mí evaluar cuándo las personas con las que estoy trabajando están abrumadas o insatisfechas con sus cargas de trabajo”.

Decir que espera demasiado de su equipo le dará una o dos vueltas a su entrevistador. En cambio, explique cómo sus habilidades de delegación podrían ser mejores.

Después de proporcionar un ejemplo, diga algo como:

Para asegurarme de que no estoy pidiendo demasiado o muy poco a mis subordinados, tenemos visitas semanales. Me gusta preguntar si sienten que están por encima de su carga de trabajo, cómo podría apoyarlos mejor, si hay algo que les gustaría asumir o deshacerse, y si están comprometidos con lo que están haciendo. haciendo. Incluso si la respuesta es “todo bien”, estas reuniones realmente sientan las bases para una relación buena y de confianza.

3. En lugar de “adicción al trabajo”, diga …

“Necesito mejorar mucho más al saber la diferencia entre trabajar duro y trabajar de manera productiva. Es fácil para mí caer en la trampa de pensar que largas horas en la oficina significan que estoy haciendo mucho. Pero como era de esperar, en realidad hago mi mejor trabajo cuando no estoy súper cansado o estresado “.

Seamos realistas: en la oficina de hoy, los adictos al trabajo reciben palmaditas en la espalda, no advertencias para que sea más fácil. Afirmar que eres uno (sea cierto o no) parece que estás presumiendo.

Luego, cuéntele a su entrevistador sobre un momento en que se esforzó demasiado y los resultados no fueron buenos.

Luego, demuestre que está manejando el problema diciendo:

Estoy haciendo un gran esfuerzo para trabajar de manera más inteligente, no más. He comenzado a responder correos electrónicos en lotes, así que no pierdo horas todos los días clasificando mi bandeja de entrada. Escribo cinco objetivos cada mañana para centrarme en las prioridades. Trato de llevar mis reuniones afuera para tener un poco de aire fresco y hacer ejercicio mientras hablamos. Estos cambios en la productividad me han ayudado a comprimir la cantidad de trabajo que realizo en menos horas, lo que también significa que puedo producir un trabajo de mayor calidad.

4. En lugar de “hablar en público”, diga …

“Escuché que hay más personas que temen hablar en público que la muerte. Bueno, no diría que mi miedo es tan extremo, pero definitivamente me resulta difícil presentar mis ideas frente a una multitud. Como se puede imaginar, esto ha demostrado ser un obstáculo profesional “.

Hablar en público no solía ser una respuesta tan común, pero definitivamente se está volviendo más popular. Todavía puede usarlo, pero desarrolle sus respuestas con ejemplos para que su entrevistador sepa que está siendo sincero.

Luego explique lo que está haciendo para mejorar, así:

Recientemente me uní al club local de Toastmasters. Nos reunimos todos los viernes por la noche, ¡y en realidad se ha convertido en una de las cosas que espero cada semana! Además, regularmente soy voluntario para hablar en las reuniones de equipo. Aunque son pequeños, definitivamente me ayudan a sentirme más cómodo compartiendo mis ideas. Toda esta experiencia ha hecho que sea mucho más fácil explicarle a una sala que, por ejemplo, necesitamos invertir en software de big data.

Independientemente de lo que elija para hablar, el truco es sonar genuino y terminar las cosas con una nota positiva. Ensaye su respuesta para que pueda darla fácilmente y, lo que es más importante, de manera concisa: si pasa demasiado tiempo hablando de sus defectos, es fácil meterse en un agujero. Supera la parte de “debilidad” de tu respuesta lo más rápido posible, para que puedas recuperar lo más importante: tus (¡muchas!) Fortalezas .

Preguntas sobre su historial laboral

La esencia de cualquier entrevista de trabajo es su historial en el trabajo: lo que logró, cómo tuvo éxito o fracasó (y cómo lo enfrentó) y cómo se comportó en tiempo real en entornos de trabajo reales. Si preparas unAlgunas historias versátiles para contar sobre su historial de trabajo y práctica para responder preguntas de entrevistas conductuales, estará listo para comenzar.

8. ¿Cuál es su mayor logro profesional?

Nada dice “contratarme” mejor que un historial de lograr resultados sorprendentes en trabajos anteriores, ¡así que no seas tímido al responder esta pregunta de la entrevista!

Pero por favor!!! esta es una pregunta de entrevista que necesita obligatoriamente una respuesta relevante para el trabajo al que postulas. Si dices que su mayor logro fue mejorar el rendimiento en un 18 por ciento en seis meses, pero está entrevistando para un papel de liderazgo en recursos humanos … esa respuesta es interesante pero totalmente irrelevante para la posición!.

En cambio, hable sobre un empleado de bajo rendimiento que “rescató”, o cómo superó las luchas internas entre departamentos, o cómo se han promovido tantos de sus informes directos …

El objetivo es compartir logros que le permitan al entrevistador imaginarte en esa posición y verte triunfar (y a él cobrando su bono y siendo felicitado por su jefe por todos los buenos candidatos que recluta 😂).

Una excelente manera de hacer esto es usando el método STAR :

  • Situación,
  • Tarea,
  • Acción,
  • Resultados. 

Configure la situación y la tarea que debía completar para proporcionar al entrevistador un contexto de fondo (por ejemplo, “En mi último trabajo como analista junior, fue mi función gestionar el proceso de facturación”), luego describa lo que hizo (la acción) y lo que logró (el resultado): “En un mes, simplifique el proceso, lo que ahorró a mi grupo 10 horas-hombre cada mes y redujo los errores en las facturas en un 25%”.

¿Qué es el método de entrevista STAR?

La técnica de entrevista STAR ofrece un formato sencillo que puede usar para responder preguntas de entrevistas conductuales, que le piden que proporcione un ejemplo de la vida real de cómo manejó un cierto tipo de situación en el trabajo en el pasado.

No se preocupe, estas preguntas son fáciles de reconocer. A menudo tienen aperturas reveladoras como:

  • Cuéntame sobre un momento en que …
  • Qué haces cuando…
  • Alguna vez has…
  • Dame un ejemplo de …
  • Describe un …

Pensar en un ejemplo adecuado para su respuesta es solo el comienzo. Luego, también debe compartir los detalles de una manera convincente y fácil de entender, sin divagaciones interminables.

Eso es exactamente lo que el método de entrevista STAR le permite hacer. “Es útil porque proporciona un marco simple para ayudar a un candidato a contar una historia significativa sobre una experiencia laboral previa”, dice Al Dea, fundador de CareerSchooled y entrenador de carrera y liderazgo .

Entonces, analicemos ese marco. STAR es un acrónimo que significa:

S ituación: configure la escena y proporcione los detalles necesarios de su ejemplo.
T pregunte: Describa cuál fue su responsabilidad en esa situación.
A cción: Explique exactamente qué pasos tomó para abordarlo.
R esultado: Comparta qué resultados lograron sus acciones.

Al usar estos cuatro componentes para dar forma a su anécdota, es mucho más fácil compartir una respuesta enfocada, proporcionando al entrevistador “una narración digerible pero convincente de lo que hizo un candidato”, dice Dea. “Pueden seguirlo, pero también determinar, en función de la respuesta, qué tan bien ese candidato podría encajar en el trabajo”.

Responder preguntas de la entrevista con STAR

Saber lo que significa el acrónimo es solo el primer paso: debe saber cómo usarlo . Siga este proceso paso a paso para dar las mejores respuestas de la entrevista STAR.

1. Encuentre un ejemplo adecuado

El método de entrevista STAR no será útil para usted si lo usa para estructurar una respuesta utilizando una anécdota totalmente irrelevante. Es por eso que el punto de partida crucial es encontrar un escenario apropiado de su historial profesional que pueda ampliar.

No hay forma de que sepa con anticipación exactamente qué le preguntará el entrevistador (aunque nuestra lista de preguntas de la entrevista conductual puede ayudarlo a hacer algunas predicciones informadas). Con eso en mente, es inteligente tener algunas historias y ejemplos listos para usar que pueda ajustar y adaptar para diferentes preguntas.

“Haga una lluvia de ideas sobre algunos ejemplos de éxito particular en su trabajo anterior y piense cómo discutir ese éxito utilizando el marco STAR”, dice Lydia Bowers , una profesional de recursos humanos. Repita ese ejercicio para algunos tipos de preguntas.

Si durante su entrevista tiene dificultades para encontrar un ejemplo adecuado, no tenga miedo de pedir un minuto. “Siempre estoy impresionado cuando un candidato pide un momento para pensar y poder dar una buena respuesta”, dice Emma Flowers , una entrenadora profesional aquí en The Muse. “Está bien tomarse unos segundos”.

2. Diseñe la situación

Con su anécdota seleccionada, es hora de establecer la escena. Es tentador incluir todo tipo de detalles innecesarios, especialmente cuando sus nervios sacan lo mejor de usted. Pero si la entrevista le pide que les cuente sobre un momento en que no cumplió con las expectativas de un cliente, por ejemplo, no necesariamente necesitan saber la historia de cómo reclutó al cliente tres años antes o toda la historia del proyecto. .

Su objetivo aquí es pintar una imagen clara de la situación en la que se encontraba y enfatizar sus complejidades, de modo que el resultado que toque más adelante parezca mucho más profundo. Mantenga las cosas concisas y concéntrese en lo que sin duda es relevante para su historia.

“El método STAR está destinado a ser simple”, explica Flowers. “A veces las personas brindan demasiados detalles y sus respuestas son demasiado largas. Concéntrese en una o dos oraciones para cada letra del acrónimo “.

Por ejemplo, imagine que el entrevistador acaba de decir: “Hábleme de un momento en que logró una meta que inicialmente pensó que estaba fuera de su alcance”.

Su respuesta (situación): “En mi anterior función de marketing digital, mi empresa tomó la decisión de centrarse principalmente en el marketing por correo electrónico y estaba buscando aumentar su lista de suscriptores de correo electrónico de manera bastante agresiva”.

3. Resalta la tarea

Estás contando esta historia por una razón, porque tenías algún tipo de participación central en ella. Esta es la parte de su respuesta cuando hace que el entrevistador entienda exactamente dónde encaja.

Esto puede confundirse fácilmente con la parte de “acción” de la respuesta. Sin embargo, esta pieza está dedicada a brindar detalles sobre cuáles eran sus responsabilidades en ese escenario en particular, así como cualquier objetivo que se le haya establecido, antes de sumergirse en lo que realmente hizo.

Su respuesta (tarea): “Como gerente de marketing por correo electrónico, mi objetivo era aumentar nuestra lista de correo electrónico en al menos un 50% en solo un trimestre”.

4. Comparte cómo tomaste acción

Ahora que le ha dado al entrevistador una idea de cuál era su papel, es hora de explicar lo que hizo. ¿Qué pasos tomaste para alcanzar esa meta o resolver ese problema?

Resista el impulso de dar una respuesta vaga o pasada por alto como, “Entonces, trabajé duro en eso …” o “Investigué un poco …”

Esta es su oportunidad de mostrar realmente su contribución, y es digna de algunos detalles. Profundiza y asegúrate de dar suficiente información sobre exactamente lo que hiciste. ¿Trabajaste con cierto equipo? ¿Usar un software en particular? Formar un plan detallado? Esas son las cosas que su entrevistador quiere saber.

Su respuesta (acción): “Comencé revisando nuestras publicaciones de blog anteriores y agregando actualizaciones de contenido que incentivaron las suscripciones de correo electrónico, lo que inmediatamente le dio un impulso a nuestra lista. Luego, trabajé con el resto del equipo de marketing para planificar y organizar un seminario web que requería una dirección de correo electrónico para registrarse, lo que canalizó a los usuarios más interesados ​​en nuestra lista “.

5. Repartir el resultado

Aquí está: su tiempo para brillar y explicar cómo hizo una diferencia positiva. La parte final de su respuesta debe compartir los resultados de la acción que tomó. Por supuesto, es mejor que el resultado sea positivo; de lo contrario, esta no es una historia que debería contar. Ningún entrevistador quedará deslumbrado con una respuesta que termina con: “Y luego me despidieron”.

¿Eso significa que no puedes contar historias sobre problemas o desafíos? Absolutamente no. Pero, incluso si está hablando de un momento en que falló o cometió un error, asegúrese de terminar con una nota alta al hablar sobre lo que aprendió o los pasos que tomó para mejorar.

Bowers advierte que demasiados candidatos se saltan esta parte crucial y final de su respuesta. “No dejan claro cómo su acción tuvo un impacto, el resultado”, dice ella. “¡Esa es la parte más importante de la respuesta!”

Recuerde, los entrevistadores no solo se preocupan por lo que hizo, sino que también quieren saber por qué importó. Así que asegúrate de poner en el punto de mira cualquier resultado que hayas logrado y cuantifícalo cuando puedas. Los números siempre son impactantes.

Su respuesta (resultado): “Como resultado de esas adiciones a nuestra estrategia de correo electrónico, pude aumentar nuestra lista de suscriptores de 25,000 a 40,000 suscriptores en tres meses, lo que superó nuestro objetivo en un 20%”.

Poniendolo todo junto

Tiene sentido ahora, ¿no? Aquí hay un ejemplo más de preguntas y respuestas para mayor claridad.

El entrevistador dice: “Hábleme de un momento en que tenía que ser muy estratégico para cumplir con todas sus principales prioridades”.

Tu respuesta:

Situación: “En mi anterior puesto de ventas, me pusieron a cargo de la transferencia a un sistema de gestión de relaciones con el cliente (CRM) completamente nuevo, además de manejar mis llamadas y responsabilidades de ventas diarias”.

Tarea: “El objetivo era completar la migración a la nueva base de datos de CRM antes del tercer trimestre, sin dejar que ninguno de mis números de ventas caiga por debajo de mis objetivos”.

Acción: “Para hacer eso, tuve que tener mucho cuidado con cómo manejé todo mi tiempo. Entonces, bloqueé una hora cada día en mi calendario para dedicarme exclusivamente a la migración de CRM. Durante ese tiempo, trabajé en transferir los datos, así como en limpiar contactos antiguos y actualizar información desactualizada. Hacer esto me dio suficiente tiempo para desarrollar ese proyecto, mientras aún manejo mis tareas normales “.

Resultado: “Como resultado, la transferencia se completó dos semanas antes de la fecha límite y terminé el trimestre un 10% antes de mi objetivo de ventas”.

El proceso de entrevista STAR para responder preguntas de entrevista conductual puede parecer un poco abrumador al principio. Pero se convertirá en una segunda naturaleza con un poco de práctica. Y no se equivoque, practicar es definitivamente algo que debe hacer.

“Ya sea en una entrevista simulada o simplemente practicando su respuesta en el espejo, hable de su respuesta para que se sienta natural y cómodo cuando realmente esté en la entrevista”, dice Flowers.

Con solo un poco de preparación y estrategia, pronto verá las preguntas de la entrevista de comportamiento como una carga menor y una oportunidad más para enfatizar sus impresionantes calificaciones.

9. Cuéntame sobre un desafío o conflicto que hayas enfrentado en el trabajo y cómo lo enfrentas.

Probablemente no esté ansioso por hablar sobre los conflictos que ha tenido en el trabajo durante una entrevista de trabajo. 

Pero si te preguntan directamente, no finjas que nunca has tenido uno. Sé honesto sobre una situación difícil que has enfrentado (pero sin entrar en el tipo de detalle que compartirías con un amigo). 

El objetivo de esta pregunta es saber si estás dispuesto a asumir los problemas, dispuesto a resolverlos y la honestidad en toda la situación.

Mantén la calma y la profesionalidad mientras cuentas la historia (y responde cualquier pregunta que salga), pasa más tiempo hablando sobre la resolución que sobre el conflicto, y menciona lo que harías de manera diferente la próxima vez para mostrar “estás abierto a aprender de experiencias difíciles “.

Cuando se trata de los conflictos que enfrenta en el trabajo, probablemente estaría mintiendo si dijera que no le gusta desahogarse en su tiempo libre. He hecho mi parte justa de quejarme de problemas con compañeros de equipo que simplemente no pude manejar por un día más . Sin embargo, no es ningún secreto que discutir la resolución de conflictos sobre las bebidas y compartir los detalles de un desafío interpersonal que enfrentó durante una entrevista requiere enfoques completamente diferentes.

En un escenario, podrías estar tratando de convencer a un amigo sobre quién tiene el peor compañero de trabajo que haya tomado bebidas; en el otro, está tratando de demostrar que no solo es bueno para resolver conflictos profesionalmente, sino que también está abierto a aprender de experiencias difíciles.

El problema es que a veces la delgada línea entre estos escenarios se confunde. Entonces, la próxima vez que se le pida que describa cómo resolvió un conflicto en el trabajo, evite estos errores comunes en las entrevistas :

1. Te enfocas demasiado en el conflicto y no lo suficiente en la resolución

Oye, lo entiendo. A veces, los conflictos laborales pueden volverse personales rápidamente. Y debido a que ese es el caso con demasiada frecuencia, algunos problemas pueden ser más difíciles de superar que otros. Sin embargo, esa no es una excusa suficiente para gastar toda su energía en explicar el conflicto durante una entrevista y omitir los detalles sobre cómo resolvió (o no) el problema con su colega.

Qué hacer en su lugar

Cuando era reclutador, a los candidatos a veces les entusiasmaba responder esta pregunta porque estaban listos para despotricar y ponerme de su lado. Pero incluso si la herida aún está fresca, no olvide que el entrevistador está buscando alguna prueba de que pueda resolver conflictos profesionalmente. Por lo tanto, si todavía se siente frustrado, continúe y acéptelo, pero luego enfoque rápidamente cómo resolvió el problema con ese colega y cómo podría abordar la situación de manera diferente en el futuro. (Y si usted todavía que molesto por ello, es mejor elegir otro ejemplo.)

2. Pasas demasiado tiempo intentando esquivar la pregunta

Uno de los errores más grandes que he visto es que incluso los mejores candidatos para un trabajo quedan atrapados en tratar de ser el candidato “perfecto” . Cuando se trata de conflictos con colegas, prefieren que creas que nunca han querido voltear la tapa y darle a ese tipo molesto del otro lado de la sala un pedazo de su mente. Y cuando un entrevistador busca un poco de honestidad sobre el asunto, pasan demasiado tiempo tratando de cambiar el tema, que es una forma rápida de desactivar un gerente de contratación.

Qué hacer en su lugar

Para empezar, está perfectamente bien reconocer que estás un poco incómodo con la pregunta. Es aún más aceptable hablar sobre cómo hace todo lo posible para resolver los problemas antes de que se conviertan en conflictos completos. Pero también es importante tener un ejemplo real listo para hablar en detalle. No eres perfecto, y estoy seguro de que has dejado que las cosas hiervan hasta el punto en que algo inane se convirtió en un problema real. ¿Y las mejores noticias? La mayoría de los gerentes de contratación también lo saben, y muy pocos esperarán que esté 100% libre de disturbios a lo largo de su carrera.

3. Te estás enfrentando a preguntas de seguimiento

Es perfectamente natural ponerse un poco tenso cuando un entrevistador le pide que describa algo que prefiere no hacer, especialmente cuando su anécdota podría hacer que se vea mal. Pero aquí hay una dura verdad que tendrá que aceptar sobre el proceso de la entrevista: tendrá que responder algunas preguntas difíciles. Y lo peor que puede hacer, especialmente cuando se le pide que describa cómo resuelve los conflictos en el trabajo, es sacar su frustración sobre la pregunta sobre el gerente de contratación durante una entrevista.

Qué hacer en su lugar

En primer lugar, respire hondo y recuerde que no es la primera persona que se enfrenta a un conflicto en el trabajo, y que definitivamente no será la última. Una vez que haya hecho eso, recuerde que la entrevista está tratando de obtener la prueba que necesita para tomar una decisión de contratación sólida sobre usted. El hecho de que ella esté haciendo la pregunta no es un ataque personal contra tu personaje. Es un intento de ver cómo abordas los problemas. Por lo tanto, no tenga miedo de entrar en detalles al responder, solo asegúrese de terminar con una nota positiva (también conocida como lo que aprendió de la experiencia).

Hablar sobre la resolución de conflictos durante una entrevista nunca es divertido. Pero es algo que a menudo tendrá que abordar si el trabajo soñado está en juego. Si alguien le pide que describa su estilo de resolución de conflictos en el trabajo, no se preocupe. Nadie espera que tenga la respuesta perfecta sobre cómo lo resolvió. De hecho, la mayoría de las personas que preguntan solo buscan evidencia de que está dispuesto a enfrentar este tipo de problemas de frente y hacer un intento sincero de llegar a una resolución. Así que no tengas miedo de responder esto honestamente (pero no “happy-hour-honestly”). Con toda probabilidad, su entrevistador podrá relacionarse con su historia en algún nivel y seguirá avanzando en el proceso.

“Hábleme de la última vez que un compañero de trabajo o cliente se enojó con usted. ¿Qué pasó?”

El conflicto es inevitable cuando una empresa trabaja duro para hacer las cosas. Los errores suceden. Claro, las fortalezas salen a la luz, pero las debilidades también crían sus cabezas. Y eso está bien. Nadie es perfecto.

Pero una persona que tiende a echar la culpa, y la responsabilidad de rectificar la situación, a otra persona es un candidato a evitar. Los gerentes de contratación preferirían elegir candidatos que se centren no en la culpa sino en abordar y solucionar el problema.

Todas las empresas necesitan empleados que admitan voluntariamente cuando están equivocados, que asuman la responsabilidad para solucionar el problema y, lo más importante, que aprendan de la experiencia.

Al igual que el punto anterior, enfócate más en la resolución del problema, que en el problema en sí mismo. Siempre pensando en el trabajo en el equipo o en las relaciones a largo plazo.

10. “¿Cuál es tu estilo de liderazgo?”

Esta es una pregunta difícil de responder sin sumergirse en tópicos. Intente compartir ejemplos de liderazgo en su lugar. Diga: “La mejor manera de responder eso es darle algunos ejemplos de los desafíos de liderazgo que he enfrentado”, y luego compartir situaciones en las que trató con un problema, motivó a un equipo y trabajó durante una crisis. Explica lo que hiciste y eso le dará al entrevistador una gran idea de cómo lideras.

Y, por supuesto, le permite resaltar algunos de sus éxitos.

10. ¿En qué momento ejerció el liderazgo?

No es necesario tener un título elegante para actuar como un líder o demostrar habilidades de liderazgo. 

Piense en un momento en que dirigió un proyecto, tomó la iniciativa de proponer un proceso alternativo o ayudó a motivar a su equipo a hacer algo. 

Luego, utiliza nuevamente el método STAR para contar una historia a su entrevistador, dándole detalles suficientes para pintar una imagen (pero no tanto como para comenzar a divagar) y asegurándose de explicar el resultado. 

En resumen, ten claro por qué estás contando esa historia en particular y conecte todos los puntos para el entrevistador.

11. ¿En qué momento no estuvo de acuerdo con una decisión que se tomó en el trabajo?

La técnica que yo aplico es proyectar 2 cosas:

  1. Cómo manejé el desacuerdo de manera profesional y
  2. Qué aprendí de esa experiencia. 

Este pudiera ser una mini-guía de 2 pasos:

  1. Haz un breve intro de contexto para enmarcar tu respuesta o argumento. Por ejemplo: “Aprendí al principio de mi carrera profesional que está bien no estar de acuerdo si puedes respaldar tus corazonadas con datos”.
  2. Y para cerrar bien, puedes dar un resumen de una respuesta de una oración (“En resumen … “) O hable brevemente sobre cómo lo que aprendió o obtuvo de esta experiencia lo ayudaría en el papel para el que está entrevistando.

Usted ha revisado su hoja de vida , practicado su discurso de ascensor , desprotegido comunes preguntas de la entrevista de comportamiento , y revisado algunas historias puede compartir durante la entrevista .

Todo está bien y te sientes seguro. Y cuando el entrevistador dice: “Hábleme de una ocasión en la que no estuvo de acuerdo con su supervisor”, está listo para comenzar y lanzarse directamente a una historia sobre la única vez que valientemente se enfrentó al director de marketing de su empresa anterior sobre una nueva campaña que usted tenía un mal presentimiento sobre

Bien, entonces tal vez eso no suena como tú, todavía. Retrocedamos y hablemos sobre cómo puede llegar allí.

Elige la historia correcta

Todas estas preguntas de “Háblame de un momento en que …” requieren historias . Como gerente de contratación, es increíblemente insatisfactorio entrevistar a alguien que no tiene historias para compartir. Después de todo, ¿cómo puede alguien saber lo que puede hacer si no puede hablar sobre lo que ha hecho? No seas ese candidato de trabajo.

Entonces, ¿cómo encuentras las historias correctas para compartir? Revise la descripción del trabajo y resalte todas las habilidades blandas que se presentan. Es probable que encuentre cosas como “capacidad para trabajar en equipo e independientemente”, “comodidad con la multitarea” o “habilidades de comunicación sólidas”.

Luego, invente un ejemplo de una vez que demostró cada uno de estos rasgos, aunque tenga en cuenta que no necesariamente necesita un ejemplo diferente para cada uno. De hecho, es mejor crear historias que sean flexibles, ya que de todos modos es probable que tenga que adaptarlas a las preguntas exactas.

Por supuesto, hay algunas cosas sobre las que los entrevistadores suelen preguntar y que no estarán en las descripciones de trabajo. Esté preparado para las preguntas “negativas”, como “Hábleme de un tiempo que tuvo que hacer frente a un conflicto en su equipo” o “Hábleme de un tiempo usted no pudo.” No es que los entrevistadores están tratando de hacerte daño, la forma de manejar Conflicto y fracaso son cosas buenas que debe saber, simplemente no es la mejor idea para poner “debe lidiar con conflictos de equipo frecuentes” en una descripción del trabajo.

Finalmente, haga una lluvia de ideas para algunas preguntas más que podrían surgir en función de la posición que está solicitando y su situación particular.

Por ejemplo, si tiene una gran brecha en su currículum, querrá estar preparado para hablar sobre por qué ya no está en su trabajo anterior ( más sobre eso aquí ), o si está entrando en una nueva fusión departamento, debe estar preparado para discutir un momento en el que ha sido parte de un gran cambio.

Hacer una declaración

Una vez que tenga sus historias, es hora de pensar un poco más sobre por qué se hacen estas preguntas en primer lugar. ¿Qué quiere saber realmente el entrevistador?

Tómese unos segundos para pensar en esto antes de comenzar a responder la pregunta, incluso si tiene la historia perfecta preparada, para que pueda hacer una declaración introductoria apropiada sobre esencialmente cuál será la moraleja de su historia.

La razón de esto es que, aunque el entrevistador le pide específicamente que cuente una historia, la idea es que él o ella aprenderán algo sobre la forma en que usted hace las cosas. El problema con esto es que lo que el entrevistador recoge de su historia podría ser muy diferente de lo que esperaba compartir.

Por ejemplo, supongamos que cuenta esa historia sobre enfrentarse al director de marketing cuando se le pide que hable sobre conflictos con un supervisor anterior. Te mueves elocuentemente a través de la historia sobre cómo compartiste tus dudas sobre la nueva campaña de marketing en vano, pero una vez que llegaron los números iniciales, estaba claro que tenías razón. Triunfante le mostró la actuación al director, y ella acordó desechar la campaña.

Si bien esta historia es definitivamente adecuada, en realidad hay algunas maneras diferentes en que podría tomarse de la manera incorrecta. El entrevistador podría centrarse en el hecho de que realmente no hizo nada hasta que fue demasiado tarde o que no fue persuasivo o fue un mal comunicador la primera vez que expresó inquietudes sobre la campaña.

Para asegurarse de que sus historias sean lo más efectivas posible, haga una declaración antes de comenzar a contar la historia. En este ejemplo en particular, podría ser algo como esto: “Aprendí al principio de mi carrera profesional que está bien no estar de acuerdo si puedes respaldar tus corazonadas con datos”. Ahora, cuando cuentas tu historia, no se trata de los diversos formas en que podría haber abordado mejor la situación, pero sobre cómo aprendió de esa experiencia y cómo la usa para informar futuros desacuerdos.

Terminar fuerte

Entonces, cuando se trata de estas preguntas de entrevista de comportamiento, prepare algunas historias y luego practique enmarcarlas en función de la pregunta que se le haga. Practica, practica, practica y parecerás natural en muy poco tiempo.

La pieza final del rompecabezas es resumir bien sus respuestas. No querrás arruinar tu marco e historia perfectos terminando tu respuesta con, “Y … sí”.

En cambio, intente conectar la historia con la empresa o el puesto. Explicar rápidamente cómo su experiencia sería útil en el puesto para el que está entrevistando es siempre una forma sólida de concluir.

Otra forma de terminar una respuesta es dar la versión “en resumen” de la respuesta. Por ejemplo, “En resumen, no es que sea una increíble multitarea: simplemente establezco y reviso mis prioridades con frecuencia”. Terminar una respuesta de entrevista ( ver más consejos en profundidad aquí ) es un área de preparación tan comúnmente olvidada, pero realmente puede ayudarte a lograr la impresión de “comunicador fuerte”, así que no lo ignores cuando practiques.

Lo que la gente supone sobre estas preguntas es que se trata de la historia. Y sí, ese es un componente crítico.

Pero incluso si su historia no es exactamente lo que le pidió la pregunta de la entrevista , si está bien enmarcada y usted hace un esfuerzo adicional para decirle al entrevistador lo que debe quitarle, en realidad terminará causando una impresión más fuerte .

Por lo tanto, no se preocupe demasiado por tener las historias perfectas alineadas o la experiencia relevante exacta. En su lugar, concéntrese en los mensajes que está tratando de comunicar al gerente de contratación y respalde con las historias que tenga.

12. Cuéntame sobre una vez que cometiste un error.

Probablemente no esté demasiado ansioso por profundizar en los errores del pasado cuando intenta impresionar a un entrevistador y conseguir un trabajo. 

Pero hablar de un error y ganarse a alguien no es mutuamente excluyente, dice Moy. 

De hecho, si lo haces bien, puede ayudarte . 

La clave es ser honesto sin culpar a otras personas, luego explicar lo que aprendió de su error y qué acciones tomó para asegurarse de que no vuelva a suceder. 

Al final del día, los empleadores buscan personas que sean conscientes de sí mismas, puedan recibir comentarios y se preocupen por mejorar.

Te doy un pequeño secreto: ser abierto sobre un ejemplo específico de cuándo se cayó la pelota en realidad te hará ganar puntos, incluso con el entrevistador más duro.

Dada la elección entre un potencial compañero de equipo que está dispuesto a recibir comentarios duros, y otro que hace todo lo posible para cubrir lo que sabe después de un error, la mayoría de las personas elegirían lo primero. Para darle la munición que le mostrará a La persona a cargo que trabajará duro y es un gran compañero de equipo, aquí hay tres reglas a seguir cuando responda a esa temida pregunta.

1. No te sacudas la responsabilidad

Hola, todos cometemos errores. Y cualquiera con quien se entrevistará para cualquier trabajo lo sabe. Pero, cuando sepa que algo fue su culpa, hágase un favor y confiéselo. Nadie quiere trabajar con alguien que siempre está señalando con el dedo y, sin embargo, muchos solicitantes con los que me reuní se volcaron para convencerme de que no podían hacer nada diferente. Esto fue un gran fastidio, especialmente cuando me había gustado mucho el candidato.

En caso de duda, elija un error que pueda articular los detalles y abrir tanto como sea posible.

Aquí hay un ejemplo ficticio, pero bueno:

Al principio de mi carrera, perdí una fecha límite que terminó costándonos una cuenta realmente grande. Hubo muchos factores que contribuyeron a esto, pero finalmente, fui yo quien dejó caer la pelota. A partir de esa experiencia, volví y pensé mucho sobre lo que podría haber controlado y lo que habría cambiado. Resulta que no estaba tan organizado como pensaba. Me senté con mi jefe, solicité sugerencias sobre cómo mejorar mis habilidades de organización y, unos meses después, pude obtener una cuenta aún mayor para el departamento.

Este tipo de respuesta cubre muchas bases. Pero lo más importante, aborda el error, las lecciones aprendidas y las acciones tomadas para crecer a partir de la experiencia. También termina las cosas con una nota realmente positiva.

2. No asuma que ha terminado de hablar sobre su error una vez que haya respondido la pregunta

Cualquier respuesta honesta sobre un error que haya cometido en el pasado será apreciada. De hecho, su honestidad será tan apreciada que la mayoría de los entrevistadores tendrán preguntas de seguimiento. Cada vez que escuché a un candidato responder abiertamente sobre un error anterior, comencé a alentarlo para que realmente nos ganara, incluso cuando comencé a cavar más profundo. Y demasiadas veces, era difícil para las personas mantenerse sinceras.

Por lo general, fue algo como esto:

P: Hábleme de algo que desearía haber hecho algo diferente.

R: Dejé caer la pelota en un informe que hizo que mi jefe se viera realmente mal frente a un cliente potencial. No fue culpa de nadie más que mía.

P: Entonces, ¿qué crees que aprendiste de ese ejemplo?

R: Aprendí que esos informes son realmente difíciles de escribir “.

A menudo, iba y venía con un contendiente hasta que quedaba claro que era tan transparente como iban a ser las cosas. Y con cada respuesta que me dejó con ganas de más, no pude evitar apretar los dientes, sabiendo que todo el estado de ánimo de la entrevista podría haber sido diferente si la persona estuviera dispuesta a permanecer sincera. Una vez que se sienta cómodo con la apertura, sea lo más abierto posible sobre todas las facetas de su error.

3. Incluso si su error fue simplemente tomar un cierto trabajo, no culpe a su empresa anterior

A veces no lleva mucho tiempo darse cuenta de que su trabajo no es el adecuado para usted . Y aunque se aprecia la franqueza cuando se habla de errores anteriores, no entres en una diatriba sobre cuánto no te gustó tu jefe, tu equipo o tu empresa. De hecho, si esas son las razones por las que su trabajo actual no es el adecuado para usted, reconsidere la forma en que lo está hablando .

Dicho esto, las personas con las que se entreviste entenderán si hay otras razones por las que no está contento en su puesto actual. Si tiene algunas circunstancias únicas, una respuesta como la siguiente le otorgará algunos puntos de brownie adicionales.

De hecho, estoy muy feliz en mi trabajo de muchas maneras. Mi jefe es genial, la compañía es increíble y trabajo en un equipo muy cercano. Pero, tomé un trabajo en ventas porque quería asegurarme de tener suficiente dinero para pagar mis cuentas y, finalmente, me volví muy bueno en eso. Pero, a pesar de que mi trabajo de ventas ha sido bueno para mí financieramente, fui a la escuela para ser periodista y finalmente sentí que este era el momento adecuado para finalmente perseguir mi sueño de escribir para un medio de comunicación líder como el suyo.

¿La mejor parte de esta respuesta? Es honesto, pero en ningún momento pronuncia las palabras, “tomar este trabajo fue un gran error”. También es identificable. Algunas personas consiguen los trabajos de sus sueños al salir de la universidad, pero para la mayoría de nosotros, se necesita un poco de trabajo .



A nadie le gusta hablar de cosas que no hicieron bien. A nadie le gustará hablar de cosas que desearían haber cambiado de manera diferente, especialmente cuando un trabajo está en juego. Pero, aunque iría en contra de la sabiduría convencional, esté dispuesto a hablar sobre los errores que ha cometido en el pasado. Se sorprenderá de cómo este poco de autoconciencia contribuirá en gran medida a dejar en claro a todos los entrevistados que usted es la persona más adecuada para el trabajo.

13. Cuéntame sobre un momento en que fallaste.

Esta pregunta es muy similar a la de “cometer un error”, y debe abordar su respuesta de la misma manera. Asegúrese de elegir un fracaso real y real del que pueda hablar honestamente. Comience por dejarle claro al entrevistador cómo define el fracaso. Por ejemplo: “Como gerente, lo considero un fracaso cada vez que me sorprende. Me esfuerzo por saber qué está pasando con mi equipo y su trabajo ”. Luego, ubique el ejemplo en relación con esa definición y explique lo que sucedió. Finalmente, no olvides compartir lo que aprendiste. Está bien fracasar, todo el mundo lo hace a veces, pero es importante demostrar que sacaste algo de la experiencia.

Como siempre te dejo el MÉTODO que yo uso, simples 4 pasos:

1. Elija una falla real

El primer paso es elegir una falla. No intentes escaparte de esto hablando de eso una vez que obtuviste una B en una clase universitaria. No estás engañando a nadie. Al mismo tiempo, es probable que también desee evitar cualquier falla colosal relacionada con el tipo de trabajo que está solicitando. Si el entrevistador solicita específicamente algo relacionado con el trabajo, intente al menos extraer la historia de algo que sucedió hace mucho tiempo. Elija una historia en la que algo bastante importante no salió bien debido a sus acciones personales (o falta de acciones).

Tenga en cuenta que dije “algo” y no “todo”, la razón por la cual las personas tropiezan con tanta frecuencia en esta pregunta es porque están buscando una situación en la que todo salió mal. Solo necesita que una cosa salga mal para que su respuesta funcione.

2. Defina el fracaso en sus propias palabras

La razón por la que no necesita hablar sobre un fracaso inmenso en el que todo sale catastróficamente y cómicamente mal es porque explicará por qué sintió que esta situación fue un fracaso.

Después de elegir su historia, defina el fracaso de una manera que funcione para él. Una vez que se define el fracaso, su historia ya no necesita ser un fracaso obvio; solo tiene que ser lo que defina que es el fracaso.

Cómo suena esto

Para mí, el fracaso se trata de no cumplir con las expectativas, tanto las de los demás como las mías.

Como gerente, lo considero un fracaso cada vez que me sorprende. Me esfuerzo por saber qué está pasando con mi equipo y su trabajo.

Creo que el fracaso es más que simplemente no cumplir una meta, se trata de no cumplir una meta con los recursos que se le dan. Si termino tomando más tiempo o suministros de los que originalmente se me asignaron, eso me parece un fracaso.

3. Cuenta tu historia

Ahora que ha establecido cómo evalúa el fracaso, cuente la historia que eligió. Trate de no pasar demasiado tiempo preparando el escenario y llegue a la línea de golpe rápidamente . Los entrevistadores no hacen esta pregunta para verte retorcerse, quieren saber cómo manejas los contratiempos, así que llega a la parte donde estás lidiando con la falla lo más rápido posible.

Comience con la situación y explique por qué fue un desafío. Luego ve a lo que hiciste específicamente para tratar de rectificarlo. Presumiblemente, dado que se trata de un fracaso, no tendrá éxito o solo tendrá un éxito parcial. Esta bien. No trates de ocultar el hecho de que las cosas no salieron según lo planeado. Es imposible hacerlo bien en una entrevista si el entrevistador no cree lo que estás diciendo, así que no intentes endulzar las cosas.

4. Comparte lo que aprendiste

Finalmente, al final de su respuesta, después de transmitir el horrible resultado de su historia, llega a lo bueno. Desea finalizar con sus lecciones aprendidas.

Hable sobre por qué cree que las cosas salieron mal, tal vez lo que habría hecho en retrospectiva y, por supuesto, lo que hará en el futuro.

Cómo suena esto

Nuestro gran problema fue asumir que podríamos obtener datos limpios de los usuarios. Es una de mis mayores conclusiones de la experiencia: nunca haga suposiciones sobre los datos. No he cometido ese error otra vez.

Si acabara de comunicar los primeros baches en el camino, podríamos haber manejado las expectativas de nuestros clientes, pero como no lo hicimos, dañamos la relación. Ahora, nunca dejo que una conversación incómoda me impida comunicar el estado de un proyecto de manera transparente.



La pregunta del fracaso con frecuencia toma a las personas por sorpresa. Incluso si estás preparado para ello, hablar sobre el fracaso es difícil. La clave para responder bien a esta pregunta es primero enmarcar la forma en que evalúa el fracaso y luego terminar con sus conclusiones clave de la experiencia. Si emparejas tu historia con estos dos componentes, definitivamente tendrás una respuesta sólida.

14. ¿Por qué abandonas tu trabajo actual?

En mi experiencia el 80% de las veces te harán esta pregunta, así que prepárate.

Comencemos con lo que no debe decir.

No hables de cuán malo es tu jefe. No hables acerca de cómo es dificil llevarse bien con otros empleados. No hables mal de tu actual compañía. ¿de acuerdo?

En cambio, concéntrate en los aspectos positivos que traerá el cambio que estás buscando. Habla sobre lo que quieres lograr. Habla sobre lo que quieres aprender. Hable sobre las formas en que desea crecer, sobre las cosas que desea lograr; explique cómo una mudanza será excelente para usted y para su nueva empresa. enmarque las cosas de una manera que demuestre que está ansioso por aprovechar nuevas oportunidades y que el papel para el que está entrevistando es más adecuado para usted

Por ejemplo, “Realmente me encantaría ser parte del desarrollo de productos de principio a fin, y sé que tendría esa oportunidad aquí”. ¿Y si te despidieran de tu trabajo más reciente? Mantenlo simple: “Desafortunadamente, me dejaron ir”, es una respuesta totalmente aceptable.

Quejarse de su empleador actual es como las personas les gusta chismear, y como dice mi mamá: si hablas mal de una persona, probablemente hablarás mal de mí también cuando no esté.

Leer más: 4 mejores formas de responder “¿Por qué abandonas tu trabajo?”

15. ¿Por qué fuiste despedido?

Por supuesto, pueden hacer la siguiente pregunta: ¿Por qué te dejaron ir? 

Si perdió su trabajo debido a los despidos, simplemente puedes decir: “La empresa [reorganizada / fusionada / fue adquirida] y desafortunadamente mi [posición / departamento] fue eliminada”.

¿Pero qué pasaría si fuera despedido por razones de desempeño? 

Solo te quiero decir que los grandes nombres exitosos de los negocios han sido despedidos también de sus trabajos (Steve Jobs, Walt Disney, Elvis Presley y Oprah).

También te pido que recuerdes esa vez (hace cuatro meses) que lo llamaron al punk dictatorial de la oficina de un jefe (que, podría jurar, lo tuvo desde el primer día), y se le pidió que empacara amablemente su cubículo, cierre la sesión de la computadora portátil de la oficina y devolver su teléfono celular de inmediato?

Sí, eso apesta bastante.

Afortunadamente, después de seis semanas de estar deprimido con su sudadera arrugada y sus pantalones de yoga, seguidos de dos meses de entrevistas informativas , solicitudes de empleo e investigación, ha conseguido una entrevista. Y la compañía es asombrosa.

Esta es tu oportunidad.

Pero sostenga el teléfono. ¿Qué vas a hacer cuando surja esa temida pregunta (como seguramente lo hará): “¿Por qué, exactamente, dejaste tu último trabajo?”

Explicarás lo que pasó, compartirás lo que aprendiste y luego les quitarás las medias con todas las cosas increíbles que puedes ofrecer, eso es lo que vas a hacer.

Lo sé, lo hago sonar fácil. Y no siempre es simple, especialmente si todavía sientes emociones ardientes por la terminación o si luchas con una disminución de la autoestima “Soy el perdedor que se quedó en lata”.

Pero si realmente quieres el trabajo, esto es lo que tienes que hacer cuando te hacen la temida pregunta en la entrevista. Este MÉTODO que te doy con técnicas precisas ha funcionado con muchas de las personas que he ayudado:

1. Acepte sus emociones antes de poner un pie en la entrevista

Este debe ser su primer paso, antes de comenzar a buscar nuevas oportunidades o reservar entrevistas.

Si no puede entrar a esa reunión con la cabeza fría y la capacidad de hablar con calma sobre sus calificaciones y su experiencia laboral pasada, dedique el tiempo que sea necesario para procesar lo que sucedió y encontrar la paz.

Nadie contrata a un fanático. Bueno, excepto tal vez clubes en busca de gorilas súper intimidantes o medios de comunicación que se enorgullecen de ser molestosamente polarizadores. Todos los demás empleadores esperarán que un profesional sensato pase por sus puertas. Se esa persona.

2. Sin dudar, explique sucintamente lo que sucedió

Menos es casi siempre más en este caso. Si repite una y otra vez sobre lo que sucedió y por qué y explica en exceso todo el asunto, se ve incompleto; como si estuvieras tratando de ocultar algo.

Diálogo genuino, honesto y sucinto, a la, “Desafortunadamente, me dejaron ir”, te llevará mucho más lejos. Recuerda, estás hablando con un humano. Todos los humanos hacemos el ridículo a veces; algunos de nosotros incluso hemos sido despedidos de nuestros trabajos. Recuerda eso mientras hablas.

3. Discuta lo que aprendió, luego vuelva al tema

Nuestro crecimiento más significativo como seres humanos a menudo viene después de una planta facial importante. Entonces, una vez que haya resumido lo que sucedió, absolutamente debe compartir con el entrevistador lo que aprendió de la experiencia.

Como resultado, comparta cómo ha crecido y cómo aborda su trabajo y su vida ahora, y luego regrese al negocio de mostrar sus fortalezas como candidato para ese puesto . Si puede posicionar la experiencia de aprendizaje como una ventaja para este próximo trabajo, aún mejor.

Aquí hay un ejemplo:

Después de perder la enorme cuenta de cliente, en gran parte debido a mi error, pasé mucho tiempo reflexionando sobre la experiencia del cliente y cómo asegurarme de mantener al cliente en mente en todo lo que hago. Creo que esto será un gran activo en mi próximo papel.

4. Nunca, nunca hable mal de su jefe o compañía

No importa cuán tentado puedas estar, y no importa cuán fuerte sientas que te hicieron daño, no vayas allí. Te verás como uvas agrias, y nadie quiere trabajar con uvas agrias.

5. Recapitula lo que tienes para ofrecer, dejando claro tu interés

Para ayudar a garantizar que la reunión finalice con una nota positiva, tómese el tiempo para recapitular las principales cosas que cree que puede entregar a esa organización, a ese entrevistador, antes de abandonar la reunión. Deje muy claro que puede atravesar esas puertas y entregar lo que el equipo necesita, y que está muy interesado en hacerlo.



Y luego salga de allí con la cabeza en alto y dispare una increíble nota de agradecimiento en el momento en que regrese a su computadora. Tienes esto.

En resumen, tu mejor opción es ser honesto (el mundo que busca trabajo es pequeño, después de todo). Pero no tiene por qué ser un factor decisivo. Enmárcalo como una experiencia de aprendizaje: como resultado, comparta cómo ha crecido y cómo aborda su trabajo y su vida. Y si puede retratar su crecimiento como una ventaja para este próximo trabajo, aún mejor.

16. ¿Por qué hubo una brecha en su empleo?

Tal vez estaba cuidando a niños o padres ancianos, lidiando con problemas de salud o viajando por el mundo. Tal vez solo te tomó mucho tiempo conseguir el trabajo adecuado.

Cualquiera sea la razón, debe estar preparado para discutir la brecha (o brechas) en su currículum. 

En serio, practica decir tu respuesta en voz alta. 

La clave es ser honesto, aunque eso no significa que tenga que compartir más detalles de los que se siente cómodo. Si hay habilidades o cualidades que perfeccionó o ganó en su tiempo fuera de la fuerza laboral, ya sea a través del trabajo voluntario, el funcionamiento de un hogar o la respuesta a una crisis personal, también puede hablar sobre cómo eso lo ayudaría a sobresalir en este papel.

En este particular voy a ser yo ahora TOTALMENTE Honesto, nunca he sido despedido. Por lo que no te puedo hablar desde mi experiencia, como en todos los puntos anteriores para darte un método.

Pero si tengo gente que he ayudado y brindado consultoría, y te quiero contar un poco la situación y el método que usamos para abordar esta pregunta si llegase a salir, vamos a llamar a mi cliente “Alejandro”:

Alejandro al ser despedido , además de las preocupaciones habituales, se preguntaba cosas como “¿Qué tan rápido encontraré un nuevo trabajo?” Y “¿Cómo pagará la renta?” También le preocupaba tener otra hueco en su CV.

¿Te suena familiar?

Debido a eso se tomó un tiempo para tomar cursos de actualización profesional y descansar un poco, al final ya iba a tener un gran agujero en su CV . Temía que con este despido, los empleadores pensarían que estaba tomando más descansos que una banda de rock que envejece.

Según las estadísticas de abril del Departamento de Trabajo de los EE. UU. , 9.8 millones de estadounidenses están desempleados, por lo que sé que no puedo ser el único que se pregunta cómo minimizar mi tiempo de inactividad y mejorar mis habilidades.

Así que Alejandro me contactó, y esta fue exactamente los TIPS que trabajamos para superar esta pregunta :

Ser honesto

Cualquiera sea la razón de su tiempo fuera del trabajo, el entrenador profesional y autor de The Essential HR Handbook Sharon Armstrong dice que la honestidad es siempre la mejor política.

“No lo escondas; explícalo ”, aconseja Armstrong. “Durante todo el proceso de búsqueda de empleo, mantenga su integridad y demuéstrelo. Los trabajos van y vienen, pero ser conocido por ser sincero y, a la inversa, engañoso, puede durar toda la vida ”.

Aquí hay un ejemplo: cuando fui a una entrevista en febrero, estaba seguro de que surgiría la brecha, y así fue. Cuando les dije la verdad a los posibles empleadores, que quería estar en casa con mis hijos y me sentí afortunado de poder hacerlo, se produjo un silencio insoportable. En un intento por aligerar el estado de ánimo, bromeé diciendo que durante ese tiempo había hecho un trabajo independiente, pero también pasé una buena parte de mi día abordando montañas de ropa. Lo que sucedió después me sorprendió: se rieron y me agradecieron mi honestidad.

“No tienes idea de cuántas personas vienen aquí y se esfuerzan por contarnos sobre algún proyecto extendido en el que estaban trabajando”, se burló uno de los entrevistadores.

Aunque me sentí aliviado de que mi respuesta fuera refrescante, deseé que mi respuesta hubiera sido un poco más pulida, lo que me lleva al siguiente punto:

Estar preparado

Tartamudear y tartamudear a través de su primera sesión es tan poco impresionante como llegar tarde o llamar a su entrevistadora “señor”. Tal como se prepararía para hablar sobre sus puestos anteriores, los empleadores le preguntarán acerca de su tiempo libre, así que prepárate para abordar eso también, dice la directora de recursos humanos Victoria Di Santo. (De hecho, una solicitud que completé recientemente declaró: “Si hay un espacio de más de tres meses en su currículum, prepárese para discutir”).

“He escuchado a muchas personas decir que se han tomado un tiempo libre para criar a sus hijos o cuidar a un padre enfermo”, señala Di Santo. “Otros se tomaron un año sabático y viajaron por el mundo, personas realmente exitosas, que solo necesitaban recargarse. Corporate America puede quemarte si lo dejas, y a veces solo necesitas tomar un descanso para que puedas volver renovado. Los empleadores entienden eso. La vida pasa.”

Ya sea que haya administrado un hogar, copresidió un evento que recaudó fondos muy necesarios para obras de caridad o viajó por todo el mundo, es probable que haya adquirido algunas habilidades importantes en el camino: piense en comunicarse persuasivamente, convertirse en un organizador maestro o en adaptarse a situaciones desconocidas Identifíquelos, piense cómo se aplican al trabajo en cuestión y elabore una declaración breve y convincente que pueda usar en las entrevistas.

“Una vez más, sea honesto: es muy posible obtener una experiencia sólida en entornos no tradicionales : voluntariado, trabajo comunitario o administrar una casa”, dice Armstrong. “Espero que haya realizado algún trabajo voluntario, se haya mantenido actualizado con su industria o haya realizado algún desarrollo profesional. Mencione aquellas actividades que refuerzan el trabajo que está buscando “.

Tener confianza

Si bien la idea de discutir cómo llegó a estar desempleado, especialmente si fue despedido o despedido, puede incomodarlo, no se asuste. Di Santo dice que las brechas en el currículum no son tan poco comunes como los que buscan personas en el trabajo.

Armstrong está de acuerdo. “Si una empresa no comprende lo que le ha sucedido a nuestra economía desde 2008 y el impacto en las personas, bueno, es probable que no quiera trabajar allí de todos modos”.

Si bien responder preguntas sobre cualquier período de desempleo puede ser incómodo, sepa que no está solo. Estar preparado para lo que se te presente y tener confianza en las habilidades que has adquirido durante ese descanso puede ser de gran ayuda para cerrar la brecha con aplomo y profesionalismo.

17. ¿Puedes explicar por qué cambiaste tu carrera profesional?

No se deje intimidar por esta pregunta: solo respire hondo y explique al gerente de contratación por qué ha tomado las decisiones profesionales que tiene. Más importante aún, proporcione algunos ejemplos de cómo su experiencia pasada es transferible al nuevo rol. Esto no tiene que ser una conexión directa; de hecho, a menudo es más impresionante cuando un candidato puede mostrar cómo la experiencia aparentemente irrelevante es muy relevante para el rol.

Recientemente aconsejé a una maestra de yoga que se convirtió en asesora de bienes raíces y que se convirtió en una persona de RR.

No te asustes nadie.

Este tipo de epifanía es completamente común y totalmente aceptable. No hay absolutamente ninguna ley que diga que tienes que seguir el mismo concierto para siempre. De hecho, a veces nuestros mejores movimientos profesionales se producen solo después de estos grandes momentos “ajá” que hacen que un nuevo camino, una bifurcación en el camino o incluso un cambio de sentido sea absolutamente imprescindible.

El desafío, sin embargo, para esta mujer y para cualquier otro profesional que tenga una carrera profesional sinuosa, radica en dejar en claro su propuesta de valor (o, como yo lo llamo, su “¿y qué?”) Para contratar gerentes y entrevistadores. Además, tiene que descubrir cómo presentar este trasfondo divergente de una manera que afirme a los tomadores de decisiones que, de hecho, no los va a dejar en apuros cambiando de opinión nuevamente.

Entonces, ¿cómo, exactamente, haces esto? Aquí está el consejo que le ofrecí al maestro de yoga convertido en asesor inmobiliario convertido en persona de recursos humanos.

1. Tener un público objetivo y hablarle directamente

Esto es muy importante para cualquier buscador de trabajo. Es especialmente crítico para aquellos cuyas historias profesionales involucran varios trabajos o sectores industriales. No podrá enumerar su historial de trabajo (que abarca ventas, marketing y desarrollo de negocios) y esperar que un gerente de contratación de servicios financieros deduzca instantáneamente lo que tiene para ofrecer. En su lugar, deberá orientar todos sus mensajes de manera que sea obvio lo que está tratando de lograr y por qué se dirige en esa dirección. Para hacer esto:

2. Encuentra los hilos comunes

Busque un tema que abarque varios de los trabajos que ha ocupado y presente sus elecciones de una manera que muestre los hilos comunes que se ejecutan en cada una de sus decisiones profesionales. Por ejemplo, en el caso de mi cliente, gran parte de lo que ella ha hecho ha consistido en asesorar, guiar y ayudar a las personas. Esto funciona muy bien, considerando que ella quiere convertirse en asesora universitaria. Y así, en su currículum, mostramos varias instancias de carrera en las que ella ayudó, guió y entrenó con éxito a otros.

3. Rendimiento de exhibición

Las personas contratan artistas, así que no importa cuán nervioso, ventoso o inusual sea su trayectoria profesional, preséntese como un artista de alto rendimiento . Puede hacerlo fácilmente en un currículum o en una entrevista usando frases como “Invitado a …” o “Reconocido por …” o “Promocionado a …” o “Conocido por …” Y, ciertamente, muestre sus logros y logros clave en cada puesto, especialmente los que cree que serán atractivos para sus futuros empleadores.

4. Recuerda que tu mejor defensa es una buena ofensa

Una buena regla general es que, si le preocupa cómo se percibirá una determinada posición o experiencia en su currículum, es muy probable que alguien llegue a la conclusión exacta que no desea que haga. Dicho esto, debes planear atacar y administrar el mensaje.

Por ejemplo, digamos que los movimientos que ha realizado en el camino lo hacen ver, al menos en papel, como una especie de tolva de trabajo. Es mejor agregar una declaración rápida en cada sección de su currículum que explique brevemente el salto. A menudo uso frases como, “Después de una reubicación familiar a Dallas …” (hace que el cambio de trabajo sea obvio) o “Después de una reestructuración corporativa importante …” (deja en claro que su trabajo fue despedido ). Si simplemente está siguiendo una nueva carrera profesional, puede indicarlo en su carta de presentación, describiendo brevemente sus razones para el cambio.

5. No explique en exceso

Puedo detectar a alguien que está nervioso por la forma en que su trayectoria profesional se lee a una milla de distancia. A menudo, eso se debe a que está hablando rápida y nerviosamente y explicando lo que sea que piense que es una responsabilidad. No hagas esto. Piense cómo va a presentar sus elecciones y su trayectoria profesional a un posible empleador, preséntelas brevemente y con confianza, y luego vuelva a centrar la discusión en su compromiso con este rol y en lo que puede atravesar las puertas de esa empresa y cumplir .

En esa nota, hay un punto final, que es el mismo que le hice a mi cliente:

Sé fácil contigo mismo.

Hay muy pocas personas por ahí que tienen una cronología profesional prístina, en línea recta hacia el cielo. Estás compitiendo con personas que, con toda probabilidad, tienen al menos uno o dos giros y vueltas en sus propios currículums. Y probablemente se sientan un poco vulnerables, como tú.

Entonces, en lugar de entrar en pánico o evitar oportunidades que parecen increíbles, use su energía para crear estrategias y posicionarse como la solución de su futuro empleador.

18. ¿Cuál es su salario actual?

Esta es una pregunta difícil (e ilegal en algunos estados y ciudades de Estados Unidos). Pero no importa dónde viva, puede ser estresante escuchar esta pregunta. No entres en pánico.

Piensa en ser abierto y honesto, pero, francamente, algunas compañías hacen la pregunta cómo el movimiento de apertura en las negociaciones salariales.

Pruebe un enfoque recomendado por Liz Ryan. Cuando se le pregunte, diga: “Me estoy enfocando en trabajos en el rango de $ 50K. ¿Esta posición está en ese rango?” (Francamente, ya deberías saberlo, pero esta es una buena forma de desviarlo).

Otro ejemplo, puede desviar la pregunta, dice Emily Liou, entrenadora de carrera de Muse, con una respuesta como: “Antes de discutir cualquier salario, me gustaría saber más sobre lo que implica este papel. He investigado mucho sobre [Empresa] y estoy seguro de que si es el adecuado, podremos acordar un número que sea justo y competitivo para ambas partes ”. También puede reformular la pregunta sobre su salario expectativas o requisitos (vea la pregunta 38) o elija compartir el número si cree que funcionará a su favor.

Si te presionan para obtener una respuesta, vas a tener que decidir si deseas compartirlo o no. 

En última instancia, su respuesta no importará demasiado, porque aceptará el salario ofrecido o no, dependiendo de lo que considere justo.

Cada vez que surge esa pregunta durante una búsqueda de empleo, se queda atrapado preguntándose si debería responder honestamente (lo que podría resultar en una oferta más baja de lo que desea), mentir (lo que se siente sombrío y podría resultar contraproducente) o realizar algunas entrevistas de gimnasia. para dejar de compartirlo.

Por lo tanto, es posible que se haya sentido aliviado al saber que las ciudades y los estados están comenzando a luchar contra él (incluidos California , Delaware , la ciudad de Nueva York y más ). No, no es solo porque es incómodo, sino porque podría perpetuar las brechas salariales.

Como explica Ariane Hegewisch, directora del programa de empleo e ingresos del Instituto para la Investigación de Políticas de la Mujer , es bastante típico que las empresas contraten a alguien y les den un aumento porcentual de su salario anterior, digamos 10% o 15%. Los grupos que se enfrentan a la discriminación en el mercado laboral tienen más probabilidades de obtener un salario anterior más bajo y, por lo tanto, también comienzan su próximo trabajo, que se repetirá una y otra vez a lo largo de sus carreras, con casi ninguna esperanza de ponerse al día.

“La brecha salarial entre mujeres y hombres en la ciudad de Nueva York es inaceptable, especialmente para las mujeres de color”, dice Seth Hoy, portavoz de la Comisión de Derechos Humanos de Nueva York , que hace cumplir la ley en la ciudad. El objetivo de la prohibición es “romper este ciclo de desigualdad salarial y garantizar que las personas que han sido sistemáticamente mal pagadas durante toda su vida puedan negociar salarios competitivos basados ​​en sus habilidades y calificaciones reales en lugar de sus salarios anteriores”.

La buena noticia es que las leyes pueden dar una ventaja a cualquiera que sienta que le pagaron injustamente en su rol anterior. Pero todos sabemos que el hecho de que algo sea ilegal no significa que nunca sucederá.

Entonces, ¿qué puede hacer si recibe la pregunta de todos modos?

1. Evite poner el número en un formulario

Está completando la solicitud para un trabajo que realmente desea y le pide su salario actual.

La entrenadora profesional de Muse, Emily Liou, recomienda poner “N / A” o “Flexible” en ese campo. Si lo obliga a ingresar un valor numérico, ella sugiere escribir “0” y encontrar un campo de texto apropiado en otra parte de la aplicación donde pueda agregar algo como “Nota: Ingresé $ 0 en la pregunta de salario, pero quiero aclarar que estoy flexible si determinamos que hay un ajuste mutuo “.

2. Desvíe o reformule la pregunta de la entrevista

Teóricamente, simplemente puede decirle a un entrevistador cortés y respetuosamente que no está legalmente obligado a responder esa pregunta. “Pero esa respuesta es intimidante”, dice el entrenador de carrera de Muse, Arik Orbach . “Lo importante aquí es no reaccionar de forma exagerada o dejar que tus emociones se apoderen de ti si sientes que estás siendo atacado”.

Liou agrega que siempre puede desviar la pregunta y asegurarse de terminar con una nota positiva. “Si se le pregunta, ‘¿Qué fue lo último que hiciste?’ un candidato inteligente puede responder con: ‘Antes de discutir cualquier salario, me gustaría aprender más sobre lo que implica este papel. He investigado mucho sobre la compañía y estoy segura de que si es la opción correcta, podremos acordar un número que sea justo y competitivo para ambas partes ‘”, dice ella

También puede responder una pregunta similar en lugar de la que le preguntan. Los solicitantes “no deben revelar su salario anterior, sino que deben reformular su respuesta para expresar sus expectativas salariales o requisitos para el trabajo”, según Hoy. En otras palabras, dígales lo que espera hacer, no lo que le pagan actualmente.

3. Haz tu investigación

“Las empresas adoran los datos y cuanto más pueda venir preparado con información objetiva y evidencia, más probabilidades tendrá de convencer a un empleador de que merece $ X”, dice Liou. (Y este artículo puede ayudarlo a acercarse lo más posible a una figura realista).

Ofrezca un “rango de salario bien investigado con el punto más bajo de ese rango como una oferta de salario que aún estaría dispuesto a aceptar”, dice Orbach. “Un pequeño consejo divertido es proporcionar un rango desigual para demostrar que has hecho tu tarea”, como $ 47,000 a $ 51,000 en lugar de $ 45,000 a $ 50,000.

4. Conoce tu valor

La investigación es crucial. Pero “también es importante respaldar su razonamiento con sus propias calificaciones personales, que incluyen años de experiencia, certificaciones o títulos, si corresponde, o cualquier otra cosa que pueda separarlo de otros posibles candidatos”, dice Orbach. “Sepa lo que vale antes de una entrevista”.

Si ya ha compartido el número o siente que no puede dejar de indicarlo, también puede estar listo para explicar por qué siente que era bajo o inferior a la tasa de mercado para su posición o experiencia, dice Hegewisch.

5. Comparta su salario (si le ayudará)

Escúchame. Puede ser ilegal que los empleadores en algunas áreas le pregunten sobre su historial salarial, pero eso generalmente no significa que no pueda ofrecer voluntariamente la información. Si la nueva oferta es significativamente menor que su pago actual, puede usar el número más alto como palanca en su negociación.

6. Informar el incidente

Incluso si navega por el formulario en línea o la entrevista con una de las estrategias anteriores, siempre puede informar el incidente a la ciudad o al organismo estatal correspondiente. En la ciudad de Nueva York, por ejemplo, puede comunicarse con la Comisión de Derechos Humanos de Nueva York al 718-722-3131 o en línea , y puede elegir permanecer en el anonimato. Apenas unos meses después, la comisión ya estaba investigando más de una docena de casos relacionados con violaciones de la disposición del historial salarial.

Por lo tanto, verifique si su ciudad o estado tiene una ley de historial salarial y prepárese para enfrentar la pregunta de todos modos con las estrategias que le resulten más cómodas. La próxima vez que escuches esas temidas palabras, estarás listo para luchar por el salario que deseas y mereces.

19. ¿Qué es lo que menos le gusta de su trabajo?

¡Pisa con cuidado aquí! Lo último que quiere hacer es dejar que su respuesta se convierta en una queja sobre cuán terrible es su compañía actual o cuánto odia a su jefe o ese compañero de trabajo. La forma más fácil de manejar esta pregunta con aplomo es enfocarse en una oportunidad que el papel que está entrevistando para ofertas que su trabajo actual no tiene. Puede mantener una conversación positiva y enfatizar por qué está tan entusiasmado con el trabajo.

Cuando se está preparando para una entrevista de trabajo, siempre es bueno intentar predecir qué preguntas podría hacer un entrevistador. Si es como la mayoría de las personas, está completamente preparado para realizar consultas sobre lo que sabe y la experiencia que tiene, como “Cuéntenos sobre sus responsabilidades en su trabajo actual” o “Explique la estrategia que utilizó para [proyecto en su currículum].”

¡Pero no te detengas ahí! Los reclutadores y los gerentes de contratación también suelen hacer preguntas de comportamiento , que pueden ayudarlos a tener una mejor idea de su personalidad y sus habilidades blandas . Esto podría incluir preguntas como, “¿Qué tipo de trabajo realmente te entusiasma?” O “Cuéntanos sobre un momento en que tus colegas te frustraron”.

Un ejemplo aún más sofisticado que inicialmente puede no parecer una pregunta de comportamiento es “¿Qué es lo que menos le gusta de su trabajo?”. Debido a que puede ser una pregunta un poco “caótica”, querrá elaborar su respuesta con cuidado. Hablamos con algunos expertos profesionales y obtuvimos sus puntos de vista para ayudarlo a evitar los escollos y responder de la manera correcta.

Resista la tentación de desahogarse

Incluso para aquellos de nosotros que amamos genuinamente nuestras carreras, “¿Qué es lo que menos te gusta de tu trabajo?” Es una pregunta que fácilmente podríamos hablar poéticamente sobre algunas rondas de bebidas con amigos. Pero una entrevista no es el momento de hablar, por ejemplo, de cómo su jefe no es tan inteligente como usted.

Esto se debe a que esta pregunta no se trata realmente de descubrir lo que no le gusta, señala Conrad Woody, socio de Odgers Berndston, una firma de búsqueda y reclutamiento de ejecutivos. Lo más probable es que sea una prueba de cómo respondería a una invitación para desahogarse. “El entrevistador quiere saber si usted es el tipo de persona que se volverá negativa cuando se le dé la oportunidad”, dice Woody.

Su respuesta no debe dejar al entrevistador creyendo que podría ser su próxima víctima de chismes si las cosas no salen bien. Hablar negativamente de su empleador actual termina reflejándose mal en usted, no en la empresa. Si debe desahogarse, guárdelo para sus amigos, idealmente no con los que trabaja.

Centrarse en nuevas oportunidades

Una excelente manera de responder a esta pregunta es hablar sobre una responsabilidad o deber que tendría en su nuevo trabajo que su función actual no ofrece. Por ejemplo, si el trabajo para el que está entrevistando requiere que realice presentaciones a grupos grandes, puede compartir que desea que su trabajo actual le brinde la oportunidad de flexibilizar las habilidades de hablar en público que ha perfeccionado en su club Toastmasters local.

Alternativamente, puede hablar sobre una responsabilidad en su trabajo actual que simplemente ya no lo desafía porque lo ha dominado. ¡Solo asegúrate de que sea lo que sea, no es un deber integral para el trabajo para el que estás entrevistando!

Enmarca la respuesta de una manera positiva

No importa de qué hable, siempre aproveche la oportunidad para convertir lo negativo en un potencial positivo con su nuevo empleador. “No desea concentrarse demasiado en algo que odia o no le gusta”, dice Tamara Rasberry, gerente de recursos humanos en Washington, DC. “Incluso cuando mencionas brevemente algo que no te gusta, resalta que estás bien versado en él, pero que simplemente ya no te desafía ni utiliza todas tus fortalezas”.

Al enfocarse rápidamente en cómo su rol actual era un elemento básico necesario e informativo para su próximo movimiento profesional, muestra su capacidad para encontrar el lado positivo y hacer lo que debe hacerse.

Cómo se ve esto

¿Necesitas algo de inspiración? Considere estas respuestas de muestra:

La respuesta “Fue divertido mientras duró”

Al concentrarse en los aspectos positivos del nuevo empleador, puede evitar mencionar cualquier cosa explícitamente negativa sobre su trabajo actual:

“Si bien disfruté trabajar para un gran bufete de abogados porque pude obtener experiencia en varios temas, preferiría llevar todos esos aprendizajes a su firma porque creo que su enfoque singular en la industria del entretenimiento me permitiría tener impacto más profundo “.

La respuesta “Prefiero estar haciendo algo más”

Esta respuesta menciona brevemente una responsabilidad actual, pero se centra en la oportunidad que brindaría el nuevo trabajo:

“En mi puesto actual, soy responsable de redactar listas de medios para lanzar. Si bien he desarrollado un don para esto y puedo hacerlo cuando sea necesario, espero un trabajo que me permita tener un papel más práctico en el trabajo con socios de medios. Esa es una de las cosas que más me entusiasmó acerca de su posición de Supervisor de Cuenta “.

La respuesta “Usted preguntó, así que aquí va”

Por supuesto, siempre existe la opción audaz, que es hablar de manera más directa y directa sobre algo que no es tan bueno sobre su rol o compañía actual. Pero nuevamente, querrás terminar con una nota positiva que destaque tu entusiasmo por el nuevo trabajo:

“Mi compañía actual adquiere nuevos negocios a través de métodos tradicionales como llamadas en frío y correo directo. Estoy impresionado con las campañas digitales, de correo electrónico y de adquisición social que ha implementado y cómo reflejan un enfoque más moderno e innovador. Si bien soy lo suficientemente flexible como para tener éxito en una diversidad de entornos de trabajo, estoy ansioso por trabajar para una empresa que abraza el cambio “.

En la empresa usamos el programa X. ¿lo has usado?

Aquí lo importante es que tienes que hacer tu tarea. TIenes que averiguar cuales son los programas y software que puedan usar. Al menos sepas de qué va. Una respuesta podría ser

He usado un programa parecido en mis proyectos. Igualemnte me gusta aprender y lo hago muy rapido para dominar este tipo de herramientas antes de ocupar el puesto de ser yo el seleccionado. Además en mi red de contactos tengo conocidos que la usan y pudieran aprender Casos de Éxitos y Fracasos de ellos.”

Preguntas sobre usted y sus objetivos

¿Otro aspecto crucial de una entrevista? Conociendo a un candidato. Es por eso que es probable que encuentre preguntas sobre cómo trabaja, qué está buscando (en un trabajo, un equipo, una empresa y un gerente) y cuáles son sus objetivos.Es una buena señal si sus entrevistadores quieren asegurarse de que encajará bien o agregará al equipo. ¡Úselo como una oportunidad!

20. ¿Qué estás buscando en una nueva posición?

Sugerencia: Idealmente, las mismas cosas que esta posición tiene para ofrecer. Se específico.

Cada vez que le hacen esta pregunta durante una entrevista , es imposible no sentir que es una trampa. ¿Qué otra respuesta puedes dar, “¿Qué estás buscando en una nueva posición?” Además de, “¿Todo lo que ofrece?”

Bueno, depende del humor del gerente de contratación, pero en general, esa probablemente no sea su mejor opción. Para jugar un poco más seguro y ser minucioso, siga estos cuatro pasos. Recuerda, quieres ser honesto, pero diplomático.

1. Comience con sus habilidades

La pregunta es sobre usted, pero debe pensarlo desde la perspectiva del gerente de contratación . Claro, le encantaría que su nuevo puesto pague extremadamente bien, tenga un viaje sin esfuerzo y garantice el acceso a las salas de siesta durante todas las horas de trabajo, pero eso no va a impresionar a nadie. En cambio, sumérjase en sus habilidades, un área que seguramente le interesará al gerente de contratación, y hable acerca de cómo está buscando un lugar donde pueda usarlas.

“Llevo algunos años perfeccionando mis habilidades de análisis de datos y, ante todo, estoy buscando un puesto en el que pueda seguir ejerciendo esas habilidades”.

2. Explica tu motivación

La mayoría de los gerentes de contratación esperan que la persona que él o ella contrate esté motivada por algo más que un cheque de pago. Calme esta preocupación al abordarla abiertamente. Describa lo que lo motiva y cómo puede verlo en este puesto o compañía.

“Otra cosa que es importante para mí es que el puesto me permite no solo jugar con datos, sino también presentar mis hallazgos y sugerencias directamente a los clientes. ¡Eso sería realmente refrescante! Siempre estoy muy motivado por poder ver el impacto de mi trabajo en otras personas “.

3. Conéctese con sus objetivos a largo plazo

Contratar personas significa invertir en ellas, y a nadie le gusta ver que su inversión sale por la puerta. Si funciona con el flujo de su respuesta, podría ser bueno mencionar cómo ve crecer o desarrollar su carrera en una empresa que sea la adecuada. Cualquier cosa que indique que estás en él a largo plazo es algo bueno (a menos, por supuesto, que estés aplicando específicamente a una posición a corto plazo).

“Y definitivamente estoy buscando un puesto en el que pueda crecer: el desarrollo profesional es algo que es realmente importante para mí, ya que espero asumir responsabilidades de gestión en el futuro”.

4. Termine con algo sobre la compañía

Vuelva a centrarse en la empresa a medida que termina su respuesta . Dependiendo de qué tan larga sea su respuesta, puede tener sentido resumir todo lo que ha hablado y luego terminar con lo entusiasmado que está con la compañía y por qué.

“En resumen, me encantaría un puesto en el que pueda usar mis habilidades para lograr un impacto que pueda ver con mis propios ojos. Por supuesto, la posición es solo una parte de la ecuación. Estar en una empresa donde puedo crecer y trabajar para algo que también me importa importa. El objetivo de DNF de ser la intersección entre datos y educación me inspira, y estoy realmente entusiasmado con esta oportunidad ”.



Su respuesta cambiará según la posición. Puede enfatizar más de una habilidad u omitir la parte donde habla sobre sus objetivos a largo plazo, pero la estructura general probablemente seguirá siendo la misma. La clave para recordar con esta pregunta es, por supuesto, responder honestamente, pero con la perspectiva del gerente de contratación en mente.

21. ¿Qué tipo de ambiente de trabajo prefiere (cultura empresarial)?

Sugerencia: Idealmente, una que sea similar al entorno de la empresa a la que se postula. Se específico.

Aquí la pregunta va enfocada sobre LA CULTURA de la empresa y lo que busca el reclutador es saber si vas a poder encajar dentro de la cultura de la empresa y la del equipo de trabajo.

Esto cada vez es más relevante, no importa que tan bueno eres, que tantas habilidades tengas si luego no vas a poder sobrevivir dentro de la empresa por no tener “sentido de pertenencia”

La cultura de la empresa puede hacer o deshacer su experiencia laboral, pero es bastante difícil tener una idea precisa de los valores y el ambiente de una empresa sin, bueno, trabajar allí. Aunque la mayoría de los lugares tienen una sección en sus sitios dedicada a explicar la cultura, tienden a estar llenos de frases como “dedicado a la satisfacción del cliente” y “alentamos a nuestros empleados a crecer”. Eso no nos dice mucho.

Para descubrir cómo es realmente una empresa (¡y si sería una buena opción! ) Antes de aceptar el trabajo, consulte estas nueve técnicas para investigar la cultura.

  1. Durante la entrevista, no le pregunte, “¿Qué se siente trabajar aquí?” Pregunte: “¿Cómo sería un artículo de periódico sobre la cultura de su empresa tiene que incluir?” (TheLadders)
  2. Revise los tweets, videos, publicaciones de Facebook y similares de la compañía para tener una idea de lo que es importante para el equipo. (Careerealism)
  3. Llegue temprano a la entrevista y observe cómo los empleados interactúan entre sí. (QuintCareers)
  4. Al hablar con los empleados sobre la cultura, tenga en cuenta su tiempo de respuesta . En general, cuanto más rápido, mejor! (Fortuna)
  5. Sin embargo, no solo consulte a los empleados . También querrá hablar con clientes, proveedores, socios, etc. (Harvard Business Review)
  6. Esté atento a las “señales de advertencia” de una cultura problemática, como hacer un gran negocio con la mesa de ping-pong . (Forbes)
  7. Aprende a leer entre líneas . Por ejemplo, las promociones que se basan en “algo que se abre” significa que probablemente tendrá que esperar a que alguien suba o salga. (Lifehacker)
  8. Eche un vistazo a una encuesta beta que utiliza “marcos psicométricos” para mostrarle los lugares de trabajo en los que prosperaría. (Coexistir)
  9. Por supuesto, ¡no se olvide de explorar los perfiles de las empresas en The Muse para obtener una visión interna de lo que realmente es trabajar en algunas empresas increíbles! (La musa)

Obviamente ya yo he podido levantar gran parte de esta información de las empresas más relevantes en el mercado.

Por ejemplo, trabajar en APPLE y estar en su cultura significa:

  • Hacer más de lo que creías posible y tener más impacto de lo que imaginaste.
  • Los miembros del equipo de Apple no son todos iguales, y esa es la mayor fortaleza de la compañía. Porque para crear productos que sirvan a todos, Apple cree que debe incluir a todos.
  • Innovación: Todos en Apple son innovadores, o un futuro innovador, sin importar cuál sea su función. Así es como Apple crea los tipos de productos y experiencias que pocas personas imaginan. Por ejemplo, los ingenieros de Apple desarrollaron marcos para ayudar a transformar la investigación médica. Otros descubrieron cómo las personas en silla de ruedas pueden seguir su actividad con Apple Watch. Y los equipos minoristas de Apple han revolucionado la experiencia del cliente.
  • Colaboración: La comunidad de Apple está compuesta por todo tipo de individuos: artistas y diseñadores, ingenieros y científicos, pensadores y hacedores. Cada nuevo producto, servicio y función que inventa la compañía es el resultado de personas que trabajan juntas para fortalecer las ideas de los demás. Esto es posible en Apple porque cada miembro del equipo se esfuerza por alcanzar un objetivo común: crear las mejores experiencias para el cliente.
  • Responsabilidad Corporativa: por cada producto que Apple crea, el equipo considera el impacto que tendrá en los clientes, empleados y el planeta. El equipo de Apple se preocupa profundamente por los derechos humanos de quienes fabrican sus productos, invierte en programas educativos para ayudar a las personas de todo el mundo a darse cuenta de su potencial, incorpora tecnología de asistencia en todos los productos para hacerlos más accesibles y cree que la privacidad es un derecho humano fundamental. Y Apple lidera la industria en sus esfuerzos por reducir el cambio climático, utilizar materiales más ecológicos y conservar los valiosos recursos de la Tierra.
  • Beneficios: no importa dónde trabaje en Apple, puede aprovechar los recursos de salud y bienestar de la compañía y los programas de tiempo libre. Apple se enorgullece de proporcionar subvenciones de acciones a los empleados en todos los niveles de la empresa y ofrecerles la opción de comprar acciones de Apple con un descuento. Trabajar en Apple ofrece muchos otros beneficios, como programas que coinciden con sus contribuciones caritativas, le reembolsan su educación continua y le otorgan precios especiales a los empleados en los productos Apple. (Los programas de beneficios de Apple varían según el país y están sujetos a los requisitos de elegibilidad ) .

22. ¿Cuál es su estilo de gestión?

Los mejores gerentes son fuertes pero flexibles, y eso es exactamente lo que quieres mostrar en tu respuesta. (Piense algo así como: “Si bien cada situación y cada miembro del equipo requiere una estrategia un poco diferente, tiendo a abordar las relaciones de mis empleados como entrenador …”) Luego, comparta algunos de sus mejores momentos gerenciales, como cuando creció su equipo de cinco a 15 o entrenó a un empleado de bajo rendimiento para convertirse en el principal vendedor de la compañía.

Si está entrevistando para un puesto que requiere la supervisión de otros , cualquier gerente de contratación sensato le preguntará: “¿Cuál es su estilo de gestión?”

Y por alguna razón, esta pregunta siempre parece un poco incómoda de responder. ¿Cómo puede responder de una manera que demuestre que puede ser un líder efectivo que sea adecuado para el equipo sin sonar demasiado grandioso (y al mismo tiempo no ser demasiado humilde)?

Si bien hay muchas maneras de causar una impresión que logra ese equilibrio, creo que esta es una forma en que funciona particularmente bien cuando se trata de discutir su estilo de gestión .¿En busca de un trabajo? Busca la posición perfecta.

1. Definir “buena gestión”

El secreto para responder bien esta pregunta es establecer los parámetros de cómo se debe juzgar la buena gestión. Para hacer esto, debes explicar lo que crees que hace que un gerente sea fuerte, de modo que el alcance de todas las cosas que un jefe podría ser se reduzca un poco. Esto asegura que usted y el entrevistador estén en la misma página sobre cómo evaluar la historia que está a punto de compartir .

Cómo suena esto

Es muy difícil identificar el estilo de gestión, pero creo que, en general, un buen gerente da instrucciones claras y, de hecho, se mantiene bastante alejado, pero está listo y disponible para ofrecer orientación, experiencia y ayuda cuando sea necesario. Hago todo lo posible para que sea mi estilo de gestión.

2. Añade tu vuelta

Ahora que ha definido qué es un buen gerente y ha declarado que ese es su modelo, hágalo usted mismo y ofrezca algo adicional que haga además de lo que ya se ha establecido. El hecho de establecer los parámetros temprano en su respuesta le permitirá introducir un rasgo de liderazgo adicional que lo haga excepcional.

Cómo suena esto

En términos de lo que me hace único, también hago todo lo posible para asegurarme de saber cuándo mi equipo necesita ayuda. No me quedo esperando a que me llamen mis informes directos; voy a ellos. Eso significa muchos controles informales, tanto en el trabajo que están haciendo como en su satisfacción laboral general y bienestar mental.

3. Da un ejemplo

Por supuesto, todo esto solo funciona si puedes respaldar lo que has dicho. Proporcione alguna evidencia de su destreza administrativa al ofrecer una breve historia de cómo demostró los rasgos que ha descrito. Dado que la administración puede ser un tema tan elevado, deberá tener en cuenta el uso de una historia que no sea demasiado larga; después de todo, no quiere que su entrevistador pierda interés.

Cómo suena esto

Recuerdo un proyecto en particular en mi puesto más reciente en el que supervisé a siete empleados que involucraban a todos los que trabajaban en un aspecto separado del producto. Esto significó mucho trabajo independiente para mi equipo, pero en lugar de empantanar a todos con reuniones repetitivas para actualizarme a mí y a todos los demás sobre el progreso realizado, creé un wiki de proyecto que nos permitió comunicar nueva información cuando era necesario sin interrumpir el trabajo de otro miembro del equipo . Luego hice mi trabajo para asegurarme de que nadie estuviera atrapado en un problema durante demasiado tiempo sin una caja de resonancia.

Finalmente, a pesar de las responsabilidades dispares del proyecto, terminamos con un producto muy coherente y, lo que es más importante, un equipo que no se quemó.



¡Eso es! Ahora que tiene la estructura básica para esta pregunta de entrevista común , solo asegúrese de no voltear el final . Intente conectar su respuesta nuevamente a la posición o cambiarla y hacer una pregunta por su cuenta. Practica, practica, practica y listo

23. ¿Cómo te describirían tu jefe y tus compañeros de trabajo?

Odio esta pregunta. Es un despropósito total. 

Pero lo pregunté una vez y obtuve una respuesta que realmente me gustó.

“Creo que la gente diría que lo que ves es lo que hay”, me dijo la persona que estaba entrevistando. “Si digo que haré algo, lo hago. Si digo que ayudaré, ayudo. No estoy seguro de que a todos les guste, pero todos saben que pueden contar con lo que digo y con cuánto trabajo. “

Para mi es la mejor respuesta, pero si me obligo a ser más político y didáctico diría:

En primer lugar, ser honesto (recuerda, si llega a la ronda final, ¡el gerente de contratación puede llamar a sus antiguos jefes y compañeros de trabajo para obtener referencias!). 

Luego, trate de sacar fortalezas y rasgos que no haya discutido en otros aspectos de la entrevista, como su fuerte ética de trabajo o su disposición a participar en otros proyectos cuando sea necesario.

Puede que no se parezca a mi respuesta inicial, pero es lo que pienso!.

Decir cosas buenas sobre ti tiende a ser mucho más difícil que decir cosas buenas sobre los demás. Para la mayoría de las personas, puede ser realmente incómodo hablar sobre sus propios logros , por lo que la entrevista es tan incómoda para muchos.

Afortunadamente, hay una pregunta que puede (más o menos) cerrar esta brecha. Cuando un entrevistador le pregunta: “¿Cómo lo describiría su jefe o colegas?”, Esta es su oportunidad de usar las palabras de otros para hablar sobre sus propios rasgos positivos. Aquí hay algunas ideas sobre cómo puede aprovechar esta oportunidad.

1. Citando una revisión oficial de desempeño

La forma más fácil de responder a esta pregunta es parafraseando una reciente evaluación positiva de desempeño . Hacer referencia específicamente a dónde está obteniendo su información hace que sea más fácil describirse a sí mismo como “confiable, dedicado y creativo” sin preocuparse. También querrá dar un contexto general sobre su función y responsabilidades para llenar los vacíos en torno a su respuesta. En total, sonará algo como esto:

En realidad, en mi evaluación de desempeño más reciente en abril, mi supervisor directo me describió como alguien que toma la iniciativa y no rehuye los problemas difíciles. Mi rol implica una gran cantidad de implementación en el sitio, y cuando las cosas salen mal, generalmente depende de mí arreglarlo. En lugar de resolver el problema con el equipo, siempre trato de hacer lo que puedo primero. Sé que ella aprecia eso de mí.

2. Comience con la historia y comparta las conclusiones

Otra forma de hacer esto es comenzar con la historia y concluir con la forma en que su jefe o compañeros de trabajo lo describirían. Dado que la pregunta es bastante abierta, esta es una gran oportunidad para compartir algo que realmente quería mencionar en la entrevista pero que aún no ha tenido la oportunidad.

O podría ser al revés. Puede haber algún rasgo o habilidad que usted sabe que el gerente de contratación está buscando, y la oportunidad de hablar al respecto aún no ha surgido. Esta es tu oportunidad.

Una cosa que he notado es que siempre soy a quien recurro para obtener recomendaciones sobre cómo manejar un nuevo evento o programa: el último evento de recaudación de fondos del que les acabo de hablar sería uno. Tengo mucho conocimiento institucional, lo que ayuda, pero creo que la razón por la que las personas acuden a mí es porque analizo cómo podría ser un nuevo programa de manera muy metódica. Si le preguntaras a mis colegas, estoy seguro de que me describirían como lógico, organizado y meticuloso.

3. Nombrando tres rasgos positivos con ejemplos cortos para cada uno

Inventar historias puede ser complicado cuando se le pregunta en el acto (es por eso que debe tener algunas preparadas), así que si no puede pensar en nada, aquí hay otro enfoque. Trate de pensar en tres rasgos positivos que aporta a su trabajo o lugar de trabajo. Luego, tenga un breve ejemplo después de cada uno. Podría ser algo como esto:

No quiero hablar por nadie más, pero estoy bastante seguro de que mis colegas me describirían como considerado, soy el único en la oficina que recuerda los cumpleaños de todos, y trabajador, ya que nunca salgo de mi oficina hasta Ha estado oscuro durante un par de horas. Mi jefe en particular diría que estoy muy bien informado sobre el desarrollo de la audiencia, es por eso que seguí asumiendo más y más responsabilidades en ese dominio.



La próxima vez que reciba esta pregunta, debería estar sonriendo por la gran oportunidad que presenta para hablar sobre casi cualquier cosa que desee enmarcar de una manera que le facilite hablar. Eso es lo que llamas ganar-ganar.

24. ¿Cómo lidiar con la presión o situaciones estresantes?

Aquí hay otra pregunta que puede sentir la necesidad de esquivar en un esfuerzo por demostrar que es el candidato perfecto que puede manejar cualquier cosa. Pero es importante no descartar este (es decir, no diga “Solo bajé la cabeza y lo empujé” o “No me estreso”). En cambio, hable acerca de sus estrategias para enfrentar el estrés (ya sea meditar durante 10 minutos todos los días o asegurarse de salir a correr o mantener una lista de tareas súper detallada) y cómo se comunica y de otra manera trata de manera proactiva mitigar la presión. Si puede dar un ejemplo real de una situación estresante que navegó con éxito, mucho mejor.

El gerente de contratación le pregunta cómo abordaría una situación estresante . Y tu primer pensamiento es: ¿ Te refieres a esta entrevista de trabajo ?

Claramente, sabes que esa no es la mejor manera de comenzar tu respuesta.

Entonces, vas con lo siguiente que piensas. Y si bien suena bien en su cabeza, las respuestas bien intencionadas en realidad pueden levantar banderas rojas para los entrevistadores.

Aquí hay tres respuestas comunes que te hacen ver mal, más mejores opciones.

1. Usted dice: “Solo bajé la cabeza y la atravesé”

Crees que esta respuesta te hará ver como el trabajador que no se queja.

Desafortunadamente, levanta dos banderas rojas.

Primero, hace que parezca que eres alguien que no pensaría en engañar a tu jefe, incluso si hubiera un problema. (¿Hay momentos en que podría manejarlo por su cuenta? Posiblemente, pero esta tendencia puede conducir a errores que podrían haberse evitado mediante una comunicación proactiva).

En segundo lugar, el entrevistador puede temer que te esfuerces tanto que te quemes . Y lo más probable es que si hacen estas preguntas, habrá una carga de trabajo exigente.

En lugar de decir

“Me mantengo motivado pensando en el resultado final. Descubrí que incluso en medio de una situación desafiante, recordar mis objetivos me ayuda a dar un paso atrás y mantenerme positivo ”.

2. Usted dice: “No me estreso”

Para ti, esta respuesta muestra que puedes controlar tus emociones. O tal vez intente decir que puede administrar su carga de trabajo de manera eficiente.

Pero podría hacer que el gerente de contratación se preocupe de que tenga poca conciencia de sí mismo. No quieren contratar a la persona que criticará a sus colegas o tomarán decisiones apresuradas, y ni siquiera se darán cuenta de que no está en su mejor momento.

En lugar de decir

“Me gusta practicar la atención plena [o alguna otra estrategia] para mantener la calma”.

3. Usted dice: “delego”

Si está entrevistando para un puesto directivo, querrá hablar sobre la delegación. Pero esta no es la forma de hacerlo.

Esto se debe a que, si lo está haciendo bien, estará pensando en asignar tareas significativas a su equipo en relación con los objetivos generales, no con su carga de trabajo personal. Nadie quiere trabajar para un jefe que atesora proyectos hasta que se siente abrumada y luego los asigna a otro lugar para “manejar el estrés”.

En lugar de decir

“Me doy cuenta de que, como gerente, mi respuesta al estrés afectará a todo mi equipo. Mi objetivo sería modelar lo que quisiera que hiciera mi equipo, por lo que comunicaría abiertamente que había una situación de alto estrés y preguntaría si alguien tuvo tiempo de ayudar y solucionar problemas “.



Sí, es irónico que desea que se le pida cómo lidiar con el estrés en medio de una situación de alto estrés, como respuesta a las preguntas de la entrevista . Y si te hace sentir mejor, ¡obtendrás puntos solo por estar compuesto todo el tiempo! Pero si puede ir más allá de eso y explicar cómo maneja la presión en el trabajo, mientras evita cualquier respuesta incorrecta común, se destacará de los demás solicitantes de la mejor manera posible.

25. ¿Qué le gusta hacer fuera del trabajo?

Los entrevistadores a veces le preguntarán acerca de sus pasatiempos o intereses fuera del trabajo para conocerlo un poco mejor, para descubrir qué es lo que le apasiona y dedicarle tiempo durante sus horas libres. Es otra oportunidad para que brille tu personalidad. Sea honesto, pero manténgalo profesional y tenga en cuenta las respuestas que pueden hacer que parezca que va a pasar todo su tiempo enfocándose en algo diferente al trabajo que está solicitando.

No todas las preguntas que le hacen en una entrevista pertenecen al trabajo. A veces, un reclutador o gerente de contratación quiere saber qué le interesa fuera de un entorno de trabajo, para tener una idea de cómo es usted como persona (y no solo como un empleado potencial). La respuesta a la pregunta “¿Qué haces en tu tiempo libre?”

Está destinada a arrojar luz sobre tu personalidad, y proporciona una pequeña idea de cómo puedes unirte a los demás en una oficina.

Cuando te hagan esta pregunta en un entrevista de trabajo, el entrevistador no suele buscar una “respuesta correcta” específica (aunque existen muchas respuestas incorrectas; más sobre eso a continuación). 

Su objetivo al responder debe ser compartir información que proporcione al empleador una idea precisa de quién es usted sin revelar algo que pueda descalificarlo para el trabajo. 

Recuerde que es posible que necesite “vivir con” la respuesta que proporciona si recibe y acepta una oferta de trabajo. Por lo tanto, tenga en cuenta las expectativas que se está creando a sí mismo como empleado potencial al formular su respuesta.

Puntos para enfatizar

Cuando respondas a esta pregunta, querrás hablar sobre pasatiempos o actividades que te arrojarán una luz positiva. Responda de una manera que demuestre su personalidad, inteligencia y variedad de intereses.

Hable acerca de pasatiempos que lo mantengan físicamente activo: muestra que se toma en serio su salud, lo que siempre es algo bueno. Mencione cualquier trabajo voluntario que haga. Esto demuestra que te preocupas por los demás además de ti y dice mucho sobre tu integridad y carácter. Mencione actividades que lo mejoren para el trabajo, como asistir a seminarios o conferencias, leer ficción o no ficción, o aprender nuevos idiomas. Esto demuestra que tienes ganas de aprender cosas nuevas y estar al tanto de tu juego.

Errores comunes

No se descalifique cometiendo uno de los siguientes errores al responder “¿Qué hace en su tiempo libre?”

1. Compartir TMI

Asegúrese de que su respuesta no sea demasiado larga. Proporcione algunos detalles, pero no ponga a las personas a dormir zumbando sin parar. Por ejemplo, no describas con gran detalle tu último viaje de campamento. Tenga en cuenta que disfruta de acampar, y tal vez tenga en cuenta el último viaje de campamento que hizo, o algo por el estilo. Además, compartir demasiada información aumenta la probabilidad de que compartas algo que termine la oportunidad para ti.

2. Hacer una “verdadera confesión” inapropiada

Esta pregunta no es una invitación a confesar su mayor problema personal o una situación trágica de su pasado. Piénselo de esta manera: no diga nada que no le gustaría compartir con un entrevistador en un exitoso programa de televisión en horario estelar.

3. Ofreciendo una respuesta inapropiada

Diferentes temas de tiempo libre son inapropiados en diferentes situaciones. Entonces, antes de responder esta pregunta, tenga en cuenta quién lo está entrevistando. Por ejemplo, no comparta su amor por el vino y su búsqueda incesante de eventos locales de degustación de vinos en una entrevista para un trabajo en un centro de abuso de sustancias. Pero hacer la pregunta si el empleador es una buena opción para usted si es una manía personal importante sería un tema apropiado para compartir.

4. Ser aburrido

Esta pregunta no es una invitación a pasar 15 minutos contando la historia de su vida, particularmente cualquier cosa que sea controvertida o, potencialmente, que lo descalifique para el trabajo.

Por otro lado , no digas que pasas horas mirando televisión, comprando en línea o tomando siestas, ¡ninguna de esas actividades es particularmente interesante, y no harán que un entrevistador derribe una puerta para contratarte!

5. Ser controvertido

En general, evite compartir cualquier cosa relacionada con la política o la religión a menos que esté entrevistando para un trabajo en uno de esos campos. No comparta su interés en nada desagradable o controvertido, que puede variar desde su amor por los Medias Rojas cuando entrevista en Nueva York (hogar de los Yankees y los Mets) hasta compartir los nombres de sus sitios web favoritos para adultos y / o juegos de azar ( a menos que esté entrevistando en esas industrias).

6. Ser coqueto

Esta pregunta no es una invitación a invitar al entrevistador a salir a tomar algo, almorzar o cenar. Es probable que no conozca el estado civil de la entrevistadora o su orientación sexual. Ser coqueto en una entrevista es un absoluto no-no, no es profesional ni desagradable. No lo hagas

7. Ser deshonesto

No inventes algo para ser entretenido o genial. Las preguntas de seguimiento podrían “excluirlo” y luego descalificarlo para el trabajo (porque nadie quiere contratar a alguien que sea mentiroso). Entonces, comparta algo que realmente hace en su tiempo libre.

Ejemplos de respuestas

Concéntrese en la pregunta: ¿qué hace en su tiempo libre que puede compartir con un extraño que lo está juzgando? Responda honestamente, brevemente y, con suerte, con claridad. Las grandes respuestas a esta pregunta pueden parecerse a una de estas:

  • En mi tiempo libre disfruto jugando tenis y haciendo senderismo con mi esposo. También me encanta leer, hacer crucigramas y estudiar idiomas. Y me encanta jugar Scrabble para relajarme al final de un largo día.
  • En mi tiempo libre disfruto montando caballos. Los caballos siempre han sido parte de mi vida, y ahora mismo estoy aprendiendo doma, lo cual es muy desafiante. También lidero un grupo de trail para otros amantes de los caballos una vez al mes.
  • En mi tiempo libre enseño clases básicas de contabilidad y contabilidad, dos veces al mes, en el refugio local para mujeres. Fui contable principal en la universidad e hice contabilidad para negocios a tiempo parcial para ayudarme a pagar mi matrícula. La enseñanza de estas clases me mantiene en forma y me permite ayudar a las mujeres a aprender nuevas habilidades comercializables, lo que con suerte las llevará a encontrar buenos trabajos.
  • En mi tiempo libre me encanta cocinar. No me llamaría maestro, pero Julia Child me ha enseñado una o dos cosas. Siempre estoy buscando nuevas recetas y nuevas técnicas para probar, lo cual es muy fácil de hacer en estos días gracias a Internet. Realmente me gusta que mi familia adivine cuál será la próxima obra maestra (o desastre).

Recuerde siempre compartir algo que realmente hace, y que es interesante, y que no tiene posibilidades de ofender a nadie. Y recuerde que no necesita seguir y seguir para siempre sobre lo que le gusta hacer en su tiempo libre: ¡mantenga su respuesta breve y al grano!

26. ¿Planea tener hijos?

Las preguntas sobre su estado familiar, género (“¿Cómo manejaría la administración de un equipo de todos los hombres?”), La nacionalidad (“¿Dónde nació?”), La religión o la edad en muchas países son ilegales, pero aún así se les hace preguntas (y con frecuencia) . 

Por supuesto, no siempre con malas intenciones, el entrevistador podría estar tratando de entablar una conversación y no darse cuenta de que están prohibidos, pero definitivamente debe vincular cualquier pregunta sobre su vida personal (o cualquier otra cosa que considere inapropiada). al trabajo en cuestión. 

Para esta pregunta, piense: “Sabes, todavía no estoy del todo allí. Pero estoy muy interesado en las carreras profesionales en su empresa. ¿Me puede decir más sobre eso?”

Pero si siente que una pregunta es inapropiada, definitivamente puede pedirle al entrevistador que aclare cómo se relaciona con el trabajo. 

También tiene derecho a decirle al entrevistador que no está dispuesto a responder una pregunta que lo incomode.

27. ¿Cómo priorizas tu trabajo?

Sus entrevistadores quieren saber que puede administrar su tiempo, ejercer su criterio, comunicarse y cambiar de marcha cuando sea necesario. Comience hablando sobre cualquier sistema que haya encontrado que funcione para que planifique su día o semana, ya sea una aplicación de lista de tareas pendientes o una hoja de cálculo codificada por colores. Este es uno en el que definitivamente querrás apoyarte en un ejemplo de la vida real. Continúe describiendo cómo ha reaccionado ante una solicitud de último minuto u otro cambio inesperado de prioridades en el pasado, incorporando cómo evaluó y decidió qué hacer y cómo se comunicó con su gerente y / o compañeros de equipo al respecto.

La gestión del tiempo es crucial para desempeñarse bien en cualquier trabajo, por lo que no debería ser una sorpresa si un entrevistador pregunta: “¿Cómo priorizas tu trabajo?”

“¿Qué busca el empleador con la pregunta ‘¿Cómo prioriza el trabajo?’ es ver si conoces la diferencia entre lo urgente y lo importante “, dice la entrenadora profesional de Muse, Theresa Merrill . “Ellos no son los mismos. Una buena respuesta aborda la necesidad de distinguir entre los dos “.

Es mejor dar ejemplos de la vida real para mostrarle al entrevistador que no solo está hablando de una estrategia genérica, sino que realmente ha practicado esto en el lugar de trabajo. Aquí hay algunos elementos clave para incluir en su respuesta cuando se le pregunte cómo prioriza el trabajo.

Comience con: Cómo trazar su día

Ya sea que sea un fanático de las listas de tareas o que siga las hojas de cálculo , sea específico acerca de cómo administra su carga de trabajo diaria. Su potencial empleador quiere saber que puede contar con usted para hacer el trabajo sin que alguien se pare sobre su hombro.

Todos tienen un método diferente para administrar su carga de trabajo, por lo que no importa si el suyo es aburrido o incluso un poco peculiar. La clave es ser lo más detallado y minucioso posible. Los empleadores potenciales quieren saber que estás organizado y poner un pensamiento real en tu rutina diaria.

Un ejemplo de esto podría ser:

¡Me perdería sin mi lista diaria de tareas! Al comienzo de cada día laboral, escribo tareas para completar y las enumero de mayor a menor prioridad. Esto ayuda con mi flujo de trabajo y me mantiene al día con lo que hay que hacer para el día “.

Siguiente Agregar: Cómo abordar las prioridades cambiantes

Es común en el trabajo comenzar un proyecto, solo para descubrir a mitad de camino que necesita cambiar de marcha y enfocarse en otro lado. A veces es una emergencia o algo realmente urgente por lo que tienes que dejar todo; otras veces es solo una tarea que tu jefe te entrega en el último minuto. Sí, es molesto, pero viene con el territorio en la mayoría de los trabajos.

Entonces, después de compartir su método probado y verdadero para priorizar el trabajo, también mencione cómo maneja una situación cuando ocurren cambios. Esto ayuda a demostrar que tiene en cuenta las prioridades de alto nivel de la empresa. La hoja de cálculo más detallada o la lista de tareas pendientes no significa nada si no tiene relación alguna con lo que su departamento está tratando de lograr.

Para entender este punto, podría decir:

“Mi lista de tareas pendientes me ayuda a mantener un flujo de trabajo constante, pero también me doy cuenta de que las prioridades cambian inesperadamente. Con eso en mente, trato de no sobrecargar mi lista con demasiadas tareas, para dejar espacio para los ajustes necesarios.

“En un día en particular recientemente, había planeado pasar la mayor parte de mi tiempo haciendo llamadas telefónicas a agencias de publicidad para obtener cotizaciones de precios para una próxima campaña. Luego hice un registro rápido con mi gerente. Mencionó que necesitaba ayuda para preparar una presentación lo antes posible para un cliente potencial importante.

“Pasé la otra tarea al final de la semana y pasé las siguientes horas actualizando la presentación. Si bien hubo flexibilidad para obtener cotizaciones para la campaña, la presentación fue mucho más urgente y también fue mucho más importante hacer una buena primera impresión para el cliente potencial “.

Termine con: Cómo gestiona un equilibrio saludable entre trabajo y vida

Puede pensar que es impresionante alardear de sus habilidades multitarea o su capacidad para eliminar 20 elementos en su lista de tareas pendientes. Sin embargo, solo hay tantas horas en un día y probablemente no completará todas las cosas que se propone hacer.

La idea al responder cómo prioriza el trabajo es establecer expectativas realistas para usted y su posible empleador. No quiere decirles que está dispuesto a trabajar 14 horas al día para hacer todo (y un buen jefe no debería querer escuchar ese tipo de respuesta). Merrill dice que los gerentes de contratación quieren ver si un candidato puede determinar qué debe hacerse y también afirmarse si la línea de tiempo no es factible.

“Lo que no quieres decir es que [eres] capaz de manejar una gran carga de trabajo y simplemente trabajarás más duro, más tiempo y harás lo que sea necesario para hacer el trabajo”, dice Merrill. “No solo eso no es eficiente, no es efectivo”.

En lugar de tratar de dar la impresión de que puedes hacerlo todo, di algo como:

“Me aseguro de mantener abiertas las líneas de comunicación con mi gerente y mis compañeros de trabajo. Si estoy trabajando en una tarea que llevará un tiempo completar, trato de avisar a mi equipo lo antes posible. Si mi carga de trabajo se vuelve inmanejable, verifico con mi jefe qué elementos pueden caer al final de la lista de prioridades y luego trato de restablecer las expectativas sobre los diferentes plazos “.

Hay varias capas para responder a “¿Cómo priorizas tu trabajo?”. Ten en cuenta estos puntos clave para mostrarle a un posible empleador que sabes cómo combinar las prioridades, la eficiencia y el equilibrio entre la vida laboral y la empresa.

28. ¿Qué te apasiona?

No eres un robot programado para hacer tu trabajo y luego apagarlo. Eres un humano, y si alguien te hace esta pregunta en una entrevista, probablemente sea porque quieren conocerte mejor. La respuesta puede alinearse directamente con el tipo de trabajo que estaría haciendo en ese rol, como si, por ejemplo, se postula para ser diseñador gráfico y pasa todo su tiempo libre creando ilustraciones y visualizaciones de datos para publicar en Instagram .

Pero no tenga miedo de hablar sobre un pasatiempo diferente de su trabajo diario. Puntos de bonificación si puede “ir un paso más allá y conectar cómo su pasión lo convertiría en un excelente candidato para el puesto que está solicitando”, dice el entrenador de carrera de Muse, Al Dea. Al igual que si eres un desarrollador de software al que le encanta hornear, podrías hablar sobre cómo la capacidad de ser creativo y preciso informa tu enfoque del código.

“¿Qué es lo que te apasiona?” Puede que no sea la pregunta de entrevista más difícil que se te haga, pero es probable que sea un gran contendiente para los más incómodos. Si bien la pregunta en sí es bastante sencilla, puede resultar incómodo compartir sus intereses personales con un completo desconocido.

También puede preguntarse: “¿Qué tiene que ver mi pasión con este trabajo?” Si solicita un puesto como contador, no parece el momento de revelar que es un ávido tejedor. ¿Y si no puedes pensar en algo que te apasione? ¿El entrevistador lo descartará como alguien a quien le faltará interés y conducirá para completar sus tareas laborales diarias?

Si un entrevistador le hace esta pregunta, es probable que la razón sea simple: quieren conocerte mejor, le dice al entrenador de carrera de Muse, Al Dea . Los gerentes de contratación a menudo quieren saber qué te emociona, incluso si no está relacionado con el trabajo, y también tener una idea de cómo es tu vida fuera del trabajo.

“Es una manera simple de conocer verdaderamente a un candidato, no solo sobre su experiencia profesional, sino también a nivel personal”, dice Dea. “Dado que las personas pasan una buena parte de sus vidas en el trabajo, es muy sensato tener esta idea sobre un posible colega”.

Si bien no debe preocuparse por discutir las cosas que le apasionan con un empleador, es una buena idea abordar su respuesta de una manera que muestre sus puntos fuertes como candidato. También es importante ser honesto. “La clave para responder a esta pregunta es, ante todo, ser genuino y real”, explica Dea. Lo último que quiere hacer es dar una respuesta que realmente no quiere decir solo porque cree que eso es lo que el entrevistador quiere escuchar. Saldrá como poco auténtico y solo afectará sus posibilidades de ser contratado.

Aquí hay algunas formas en que puede responder, dependiendo de lo que le apasiona y cuán relevante sea para el trabajo que desea.

1. Cuando tu pasión está directamente relacionada con el trabajo

Tal vez eres un ingeniero de software que pasa todo tu tiempo libre trabajando en un proyecto paralelo de codificación. O está solicitando un rol de estratega de contenido y también tiene su propio blog personal. Este es el escenario más fácil, ya que puede trazar una línea directa entre lo que le gusta hacer fuera del trabajo y las tareas laborales reales.

Su respuesta puede sonar así:

“Esto probablemente no sea sorprendente si viene de un ingeniero, pero me encanta experimentar con el código. Por ejemplo, cuando comencé a jugar World of Warcraft, realmente odiaba la interfaz, así que quería intentar escribir la mía. Tuve que enseñarme un nuevo lenguaje de codificación, el Lua, y buscar comunidades que apoyaran ese idioma, y ​​comunidades de otras personas que estaban modificando el mismo juego. Realmente disfruté el proceso de descubrimiento y obtener comentarios de la comunidad. Es exactamente por eso que disfruto lo que hago todo el día como ingeniero ”.

O en el caso del estratega de contenido con el blog personal, podría decir:

“Últimamente me he interesado mucho en las finanzas personales, así que comencé un blog y he estado creando publicaciones semanales para ello. Ha sido divertido usar mi contenido y habilidades de marketing en un tipo de contenido que es realmente diferente de mi trabajo diario, y también tuve la oportunidad de aprender mucho más sobre SEO ”.

2. Cuando tu pasión no está relacionada con el trabajo

Puede parecer extraño hablar de tu pasión cuando no parece tener nada que ver con el trabajo para el que estás entrevistando. Aún así, está perfectamente bien mencionar un interés que no parece relacionado con el trabajo en papel. La mayoría de los empleadores quieren que tengas una vida fuera del trabajo y que hagas lo que te haga feliz. Dicho esto, si puede, “dé un paso más y conecte cómo su pasión lo convertiría en un excelente candidato para el puesto que está solicitando”, dice Dea.

Entonces, si eres ese contador de tejer, podrías decir:

“Uno de mis pasatiempos favoritos es tejer, me encanta poder crear algo hermoso de la nada. Por supuesto, tejer también requiere una gran atención al detalle y mucha paciencia. ¡Afortunadamente, como contador he cultivado ambas cualidades!

Otro escenario es cuando no solo sabes lo que te apasiona, sino que vives y lo respiras todos los días. Probablemente pases cada minuto libre en él y no tengas intención de renunciar a él, incluso después de conseguir un nuevo rol.

Estar al 100% en sintonía con tu pasión es encomiable. Aún así, no desea dar a un posible empleador la impresión de que perseguir su pasión interferirá con su capacidad para concentrarse en las obligaciones laborales.

Elabore su respuesta de una manera que exprese su entusiasmo por su pasión, pero que también le permita al empleador saber que trabajará en el momento. Puedes decir algo como:

“En realidad soy un jugador de tenis semi-profesional y paso la mayor parte de mi tiempo libre entrenando. De hecho, todo mi tiempo de vacaciones en los últimos años se ha utilizado para viajar por el país para competir. Jugar este deporte me ha dado impulso y concentración, y me hace aún más productivo en el trabajo para poder completar mis tareas de manera eficiente y aún tener tiempo para entrenar ”.

3. Cuando todavía estás descubriendo tu pasión

Dependiendo de dónde se encuentre en su carrera, y en su vida personal, es posible que no tenga una idea clara de sus pasiones. Tal vez tenga varios intereses y pasatiempos , pero ninguno que se destaque como foco principal. Quizás las cosas que solías apasionar ya no te excitan tanto.

Si esto suena como usted, Dea recomienda pensar en dónde se enfoca su tiempo. “El tiempo es a menudo un reflejo de nuestras prioridades, y en muchos casos, nuestras prioridades están alineadas con nuestros intereses y pasiones”, explicó Dea. “Si no crees que tienes pasión, pregúntate: ¿dónde pasas tu tiempo? Si tuviera un día libre donde pudiera hacer lo que quisiera, ¿cómo pasaría ese tiempo? Ese es un buen punto de partida “.

Si bien es posible que en este momento no pienses que estás particularmente apasionado por algo, tal vez actualmente priorizas el voluntariado varias veces a la semana. Para vincular esto con las habilidades relacionadas con el trabajo, podría decir algo como:

“Tengo algunos intereses, pero últimamente he pasado bastante tiempo como voluntario en la Sociedad Protectora de Animales. Me encanta su misión y me encanta trabajar con animales, así que ha sido la oportunidad perfecta para mí. Mientras era voluntario, he perfeccionado mis habilidades de organización para mantener a los animales en una rutina diaria establecida, y he trabajado de acuerdo con los procedimientos de seguridad de la Sociedad Protectora de Animales “.

Tu respuesta no tiene que ser algo tan altruista. Suponga que pasa mucho tiempo en el gimnasio; puede intentar una respuesta como esta:

“Puse una alta prioridad en mi salud, por lo que me apasiona mucho la forma física. Hago ejercicio cuatro o cinco veces a la semana y llevo un diario de mis comidas. Esto me ha ayudado a mantener la disciplina, aprender lo que funciona para mí y dónde puedo mejorar, y realizar un seguimiento de mis objetivos de acondicionamiento físico a corto y largo plazo “.



Cuando responda la pregunta “¿Qué es lo que le apasiona?” Durante una entrevista, recuerde ser siempre honesto y, cuando sea apropiado, comunique claramente cómo su pasión lo convertiría en un activo para su posible empleador. Al principio puede parecer incómodo, ¡pero no tengas miedo de compartir un poco sobre ti!

29. ¿Qué te motiva?

Antes de entrar en pánico al responder lo que parece una pregunta existencial inquisitiva, considere que el entrevistador quiere asegurarse de que esté entusiasmado con este papel en esta empresa, y que estará motivado para tener éxito si lo eligen. Así que piense en lo que lo ha energizado en roles anteriores y señale qué hizo que sus ojos se encendieran cuando leyó esta descripción del trabajo. Elija una cosa, asegúrese de que sea relevante para el rol y la compañía para la que está entrevistando, y trate de tejer una historia para ayudar a ilustrar su punto. Si eres honesto, lo que deberías ser, tu entusiasmo será palpable.

Las habilidades y la experiencia son geniales. Los necesitará para impresionar a ese reclutador y al gerente de contratación y a todas las personas con las que se encuentre cuando esté entrevistando para un nuevo trabajo. Pero no son suficientes. También debe tener el impulso de utilizar esas habilidades y aprovechar sus experiencias para que su posible empleador realmente se beneficie de ellas.

Cuando alguien pregunta “¿Qué te motiva?” En una entrevista, no solo buscan otra información arbitraria sobre ti. También están tratando de averiguar si te interesaría lo que estarías haciendo y llevar todo el peso de tus habilidades en este papel en particular en esta empresa en particular. En otras palabras, quieren saber si usted será un trabajador comprometido, feliz y productivo inspirado para hacer lo mejor en ese entorno.

“Lo que finalmente buscan es si esta persona se alinea de alguna manera con las cosas en las que creemos aquí, con los valores que tenemos aquí, con la misión que tenemos en la empresa”, dice Rajiv Nathan , una carrera de Muse. coach y fundador y CEO de Startup Hypeman . “Porque podrías tener a alguien con un currículum realmente bueno, pero si les preguntas qué los motiva y su respuesta tiene cero alineación con la compañía, van a tener la sensación [de que] encaja mal”.

“¿Qué te motiva?” Puede sonar como una pregunta existencial intimidante, pero responderla en una entrevista es bastante sencillo si sigues estos cinco pasos.

1. Reflexiona sobre tus experiencias pasadas

“Piensa en lo que te apasiona”, dice Jennifer Sukola , coach profesional de Muse y profesional de recursos humanos. “¿Qué es lo que encuentras más gratificante en tu trabajo?” Si puedes identificar esas cosas, explica, tienes la base de tu respuesta.

Tómese un tiempo para reflexionar, y tal vez incluso escribir en una lista, los aspectos de trabajos anteriores que más le entusiasmaron y energizaron, los que siempre quiso hacer más o deseaba que fuera todo su trabajo. Tal vez fue ser un miembro activo de un equipo y contribuir a un gran proyecto o encabezar una nueva iniciativa. O tal vez fue hablar con los clientes y hacerlos sentir escuchados. O podría haber estado viendo aumentar sus números de ventas y su nombre subir en la clasificación. Tal vez no era algo en sus responsabilidades diarias, sino algo sobre la misión de la empresa o a quién servía.

“Es, definitivamente, vale la pena hacer un poco de auto-reflexión sobre, incluso si no es para una entrevista,” dice Tara Goodfellow , un entrenador de carrera Muse y propietario de Athena consultores, Inc .

2. Asegúrese de que su motivación sea relevante y esté alineada con el rol y la compañía

Casi no hace falta decir que una persona podría estar motivada por muchas cosas, dependiendo del contexto. Este no es el momento de exponer su profundo amor por el helado y los perros y hablar con poesía sobre cómo cruzaría los océanos y escalaría montañas para comer un cono o acariciar a un cachorro, a menos que, por supuesto, el trabajo sea probar un helado o un perro caminante.

Cuando responda la pregunta de la entrevista, elija una idea centrada en su carrera que sea relevante para el rol y la empresa que está solicitando. “Si se trata de una pequeña empresa emergente y en crecimiento y está motivado por aprender cosas nuevas y ser desafiado, esa es una gran respuesta porque ese será el entorno en el que se encuentra”, dice Goodfellow.

Por otro lado, “si vas a hacer análisis contables todo el día y afirmas que prosperas usando muchos sombreros durante todo el día y aprendiendo cosas nuevas, entonces, como entrevistador, me gustaría explorarlo más porque es no necesariamente va a ser el caso ”. En resumen, todo depende del contexto.

Sukola dice que puede usar la descripción del trabajo para ayudarlo a preparar una respuesta. “Haga una lista de cosas antes de la entrevista de lo que estaría haciendo para este trabajo y qué es lo que es gratificante para usted”, dice. Elija los aspectos del trabajo que hacen que sus ojos se abran de par en par y lo emocionen solo de pensar en la posibilidad de obtener el papel. “Entonces puedes vincularlo con lo que te motiva”.

Por ejemplo, suponga que está viendo una descripción de trabajo para un rol de analista de inteligencia empresarial. No le importa extraer datos y calcular números, pero lo que realmente llama la atención es que una parte importante del trabajo requeriría hablar con colegas de toda la empresa para comprender sus necesidades y ayudarlos a traducirlos en solicitudes de datos y luego trabajar en colaboración y creativamente para presentar lo que están buscando en un formato que puedan comprender.

Cuando está elaborando su respuesta, puede conectar su motivación explícitamente con el papel para el que está entrevistando, diciendo algo como: “Y esa es una de las cosas que me entusiasma de este trabajo, donde podría canalizar esa motivación para desempeñar un papel importante. participar en una colaboración interfuncional que hará que todos sientan que pueden entender y utilizar los datos que estamos recopilando sin desanimarnos por ello ”.

3. Pero sé honesto

No se deje llevar por la adaptación de una respuesta perfecta basada en el rol y la compañía que pierde lo que realmente lo motiva en el proceso. “Es una buena manera de seleccionarse … ¿es este incluso el papel que tiene sentido para usted como candidato?”, Dice Nathan.

“Si no te parece una declaración honesta, no lo será para el oyente”, advierte Nathan. Entonces, mientras reflexiona y planifica su respuesta, desconfíe de una que piense que suena bien pero que no es auténtica. “Si realmente no te habla, será recibido como algo falso”.

El peligro no es solo que su respuesta bien empaquetada pero engañosa le cueste el trabajo. Tal vez lo que es peor, si su respuesta no alguna manera pasar el examen, que en realidad podría conseguir el trabajo, sólo para ser miserable tarde debido a que el trabajo y los incentivos del día a día no resuenan con usted.

“Es realmente útil, mientras estás siendo entrevistado, también pensar: ‘Bien, ¿esto me va a dar energía y compromiso al menos el 80% de la semana para saltar e ir a trabajar?'”, Dice Goodfellow. Si bien ningún trabajo es perfecto el 100% del tiempo, “pasas tantas horas a la semana allí, también podrías estar comprometido y lleno de energía al menos la mayor parte del tiempo”.

4. Destaca con una historia

La clave para una respuesta efectiva que no suene como cualquier otra respuesta que el entrevistador esté escuchando es ser específica e ilustrar su respuesta con un ejemplo. Las historias son memorables y persuasivas, así que use una para su ventaja.

“El ejemplo no tiene que ser: ‘Aumenté los ingresos en un 20% o ahorré a la compañía $ 2 millones'”, dice Goodfellow. “Creo que muchas personas evitan dar ejemplos por eso. Es como, ‘Bueno, realmente no he hecho nada tan sorprendente’. Pero ese no es el caso ”. Si no has combatido a los villanos que llevan una capa y has salvado al mundo de una destrucción segura, está bien. Tu historia no tiene que ser apta para un superhéroe superhéroe, solo tiene que demostrar que serías una gran contratación para este papel.

Regrese a una de esas experiencias en las que reflexionó que le dio un impulso de energía y lo hizo sentir emocionado de estar haciendo su trabajo, y cuente esa historia brevemente como parte de su respuesta.

5. Ponlo todo junto

Ahora que comprende mejor las razones por las cuales los entrevistadores hacen esta pregunta y la estrategia general para responderla, puede componer una respuesta breve pero memorable. Aquí hay algunos ejemplos de cómo se vería eso:

“Me impulsa principalmente mi deseo de aprender cosas nuevas, grandes o pequeñas, y asumir nuevas responsabilidades para crecer constantemente como empleado y contribuir más a mi equipo y organización. Pasé varios veranos trabajando como consejero de campamento y me sentí más satisfecho cuando me ofrecí como voluntario para dirigir la planificación de un programa de talentos, participé para ayudar a programar la logística y aprendí a ejecutar recogidas de manera eficiente. Toda esa experiencia me ayudó enormemente cuando el año pasado di un paso adelante para convertirme en el consejero principal centrado en las operaciones, y eso es lo que me emociona tanto de la oportunidad de asumir este rol directivo para el programa extracurricular ”.

“Creo que incluso los detalles más pequeños pueden marcar una gran diferencia, especialmente para un ejecutivo ocupado. Afortunadamente, me encanta revisar, verificar, confirmar y anticipar exhaustivamente para asegurarme de que nada se escape. En un trabajo anterior, estaba a cargo de los arreglos de viaje. Se convirtió en una especie de broma corriente que siempre pensaría siete pasos por delante y casi predeciría el futuro: llamar al hotel para verificar qué habitaciones eran más tranquilas, organizar el té con miel y pastillas para esperar si alguien estaba exhausto y perdía la confianza. voz antes de un compromiso de hablar, y asegurándose de que hubiera copias adicionales de discursos impresos en letra grande metidos en bolsas y esperando en el lugar. Siempre me animó saber que había pensado en todo, y esa misma motivación me permitiría apoyar a la C-suite aquí como asistente ejecutiva “.

“Prospero en alcanzar y exceder goles y en una competencia amistosa. Soy el tipo de persona que busca clases de spinning con tablas de clasificación y se une a tres desafíos de pasos diferentes simultáneamente. En mi último trabajo de ventas, tuvimos una pantalla que mostraba actualizaciones en tiempo real y enumeraba a los miembros del equipo según el progreso hacia las metas trimestrales. No solo no descansé hasta haber alcanzado al menos el 100% de mi objetivo, sino que también siempre tuve un impulso adicional de motivación si no estaba en uno de los primeros lugares. Un cuarto, comencé más abajo en la lista de lo habitual, pero solo me hizo trabajar más duro de lo que lo había hecho nunca: atender llamadas y reuniones adicionales y pasar largas horas entendiendo las necesidades de los posibles clientes para adaptar mis argumentos. Terminé 108% al gol y segundo en el equipo.

“Me encanta hablar con la gente. Y me resulta increíblemente gratificante asegurarme de que se sientan escuchados y que sus problemas se resuelvan. Cuando trabajaba en el comercio minorista, prosperaba en el piso. Recuerdo a una mujer que entró buscando un vestido para la graduación universitaria de su hijo. Él fue el primero de la familia en asistir a la universidad y la ocasión significó mucho para ella. Pasé casi una hora con ella de vez en cuando, escuchándola, ayudándole a encontrar opciones y registrándome. Regresó tres días antes del evento, trabajó porque la cremallera se había roto. Habíamos vendido su tamaño, pero la tranquilicé y le aseguré que encontraríamos una solución. Arreglé el envío de un vestido desde otra tienda justo a tiempo. Más tarde dejó una nota de agradecimiento y una foto de ella con su hijo en la graduación, ambas radiantes. Cada cliente tiene una historia y estoy motivado para asegurarme de que todos terminen bien. Por eso me sentí atraído por el rol de especialista en servicio al cliente ”.

30. ¿Cuáles son tus pasatiempos (hobbies)?

Aquí hay otro que se siente como un campo minado. 

Pero será más fácil navegar si sabes por qué un entrevistador lo pregunta. 

Lo más probable es que quieran asegurarse de que prospere en su compañía y tener una idea de cómo lidiar con el conflicto. Por lo tanto, asegúrese de elegir algo que no contradiga la cultura y el entorno de esta organización, sin dejar de ser honesto. Luego explique por qué y qué ha hecho para abordarlo en el pasado, haciendo todo lo posible para mantener la calma y la compostura. Como no hay necesidad de detenerse en algo que lo molesta, puede mantener esta respuesta breve y dulce.

Al pensar en cómo enmarcar su respuesta, es importante entender por qué los empleadores lo preguntan en primer lugar. “¿Cuáles son tus manías?” Es una pregunta de comportamiento , lo que significa que los gerentes de contratación generalmente le piden que descubra más sobre tu personalidad del mundo real y descubra cómo te has comportado en un entorno laboral en el pasado.

Al investigar las cosas que te irritan, quieren ver cómo encajas en la cultura de la empresa a la que estás postulando. También están tratando de tener una idea de su madurez y habilidades de resolución de conflictos: ¿qué tan bien maneja las disputas en la oficina? ¿Generalmente estás tranquilo y sereno en el trabajo, o haces cosas pequeñas que te desanimen?

Todo esto puede sonar como un campo minado, pero hay pasos fáciles que puede seguir para elaborar una respuesta convincente y reflexiva. Aquí hay seis consejos para ayudarlo a prepararse.

1. Haz tu investigación

Los gerentes de contratación que preguntan “¿Cuáles son tus manías?” Quieren ver cómo encajarías en la cultura de su empresa. Entonces, antes de la entrevista, investigue lo más que pueda sobre qué tipo de entorno fomenta la compañía o el equipo. ¿Es formal o relajado? ¿Colaborativo o individualista? ¿Valoran las tareas de riesgo o no?

Por ejemplo, si la empresa a la que se postula fomenta un ambiente informal, y usted dice que su motivo favorito es cuando las personas no se visten profesionalmente para el trabajo, eso podría llevar a un entrevistador a preguntarse si encajaría, dice la carrera de Muse Entrenador Tara Goodfellow . No está mal, simplemente no está alineado con la forma en que opera la empresa.

También es una buena oportunidad para verificar si este trabajo es el adecuado para usted, dice Timothy Lo, cofundador de Your Next Jump , una empresa de consultoría profesional. Si te encuentras cambiando completamente tus respuestas para que se ajusten a la cultura de la empresa, entonces puede que no sea el lugar adecuado para ti.

2. Sé honesto

Tu respuesta debe reflejar tu personalidad real, enfatiza Lo. No caigas en la tentación de tirar un alarde humilde y poco velado, como “Mi motivo favorito es la gente que no trabaja tan duro como yo” o “Me molestan los compañeros de trabajo que no son tan perfectos como yo”. am “. Este tipo de respuesta solo se lee como un intento transparente de impresionar a los posibles empleadores (y para ser sincero, tendrá el efecto contrario).

3. Explica el por qué

Una de las razones por las que “¿Cuáles son tus manías?” Puede ser una pregunta difícil de responder es que es posible insultar accidentalmente a la persona que te está entrevistando, incluso en la respuesta más inocente. Es probable que no sepa mucho acerca de su entrevistador de antemano, por lo que no tendrá forma de saber si su mascota es algo que esta persona hace por sí misma.

Evite este peligro potencial haciendo que su respuesta sea específica para usted y su experiencia, y explicando por qué la molestia de la mascota lo molesta. Por ejemplo, si su motivo favorito es la desorganización en la oficina, podría decir que en su experiencia previa, vio cómo el desorden puede afectar la productividad y la motivación de un equipo. De esta manera, mantienes tu respuesta centrada en tu propia experiencia, lo que hace que sea menos probable que un entrevistador lo tome de la manera incorrecta (¡incluso si son una persona desordenada!). Por ejemplo, intente una respuesta como esta:

“Me molesta cuando el horario de una oficina está realmente desorganizado, porque en mi experiencia, la desorganización puede causar confusión, lo que puede dañar la motivación del equipo. Como una persona a la que le gusta que las cosas sean ordenadas, trato de ayudar a mantener a mi equipo en la tarea y al mismo tiempo permitir flexibilidad “.

4. Convierta un negativo en positivo

Otro enfoque es centrarse en algo en el trabajo que realmente le moleste, pero úselo para ilustrar el crecimiento personal o la resolución de problemas. Lo dice que algo como ser molestado por la microgestión podría ser una respuesta potencialmente ganadora: si sigues esa admisión al decir que reconoces esta molestia como una limitación y has trabajado para tomar medidas concretas y proactivas para lidiar con ella, como configurar semanalmente Reuniones de registro con compañeros de trabajo o hablar en equipo sobre cómo abordar los proyectos de gestión de manera diferente en el futuro. Este tipo de respuesta te hace parecer auténtico (todos tienen manías), pero también consciente de sí mismo y capaz. Intenta redactar tu respuesta de esta manera:

“En el pasado, no me gustaba cuando mi supervisor siempre parecía estar revisando mi trabajo. Así que aprendí a trabajar para crear expectativas claras sobre cuándo y cómo actualizar a mis gerentes sobre mi progreso, como establecer un recordatorio semanal del calendario para reunirnos brevemente con ellos “.

5. Mantén la calma

Mantener la voz y el comportamiento calmados es clave para responder con éxito a esta pregunta, dice Goodfellow. “A veces las personas sienten pasión por sus manías”, dice, y eso es normal. Pero debe asegurarse de hablar en un tono uniforme mientras discute su motivo favorito con su entrevistador. Si te vuelves demasiado emocional al responder esta pregunta, eso puede ser una señal de alerta para un gerente de contratación. “Eso demuestra que es posible que no tenga la experiencia para lidiar con situaciones de alta presión”, dice Goodfellow. “Si esa pequeña cosa te emociona tanto, ¿qué va a pasar cuando haya una emergencia laboral o un cliente furioso?”

6. Hazlo corto

Mientras prepara su respuesta, elija un motivo favorito para hablar y concéntrese en elaborar su respuesta en torno a ese tema. Nunca debe contar una larga lista de cosas que lo molestan en el trabajo o que específicamente llaman a los jefes o compañeros de trabajo antiguos. “Lo que pasa es que la gente comienza a pensar, ¿es el problema ellos? ¿O eres tú? Lo dice. Es mejor mantener su respuesta centrada y sucinta. “No creo que esta sea una pregunta en la que quieras detenerte durante mucho tiempo”, agrega.

¿Todavía te sientes perplejo acerca de cómo responder esta pregunta? Pruebe una de estas respuestas como una forma de mostrar su flexibilidad, crecimiento y capacidad para resolver problemas:

“He trabajado en lugares donde algunas personas que lideran reuniones no parecen usar el tiempo tan eficientemente como podrían haberlo hecho, lo que me hizo sentir que tampoco estaba siendo productivo. He tratado de trabajar en este tema proporcionando un modelo de cómo las cosas podrían ser diferentes: organizando mis propias reuniones de forma simplificada y distribuyendo agendas de antemano “.

“Soy introvertido y, a veces, me ha costado adaptarme a las oficinas abiertas y ruidosas, donde es normal que la gente escuche música fuerte o mantenga largas conversaciones en sus escritorios. Pero he descubierto cómo encontrar mi propio espacio tranquilo cuando realmente necesito concentrarme, ya sea usando auriculares o reservando una oficina vacía o una sala de conferencias “.

“Noté que uno de mis compañeros de trabajo siempre parecía interrumpirme cuando estaba a punto de hacer un punto. Durante unas semanas estuve frustrado. Pero luego le hablé uno a uno sobre lo que estaba sucediendo, y las interrupciones se detuvieron, no se había dado cuenta de cómo me estaba afectando su comportamiento ”.



Hablar sobre las molestias de tu mascota en una entrevista de trabajo puede ser arriesgado, pero si te enfocas en lo positivo y lo mantienes breve y dulce, seguramente encontrarás una respuesta que impresionará al gerente de contratación. ¿Necesitas más consejos? Lea nuestra guía para responder las preguntas más comunes de la entrevista para asegurarse de estar completamente preparado para lo que sea que le entregue el entrevistador.

31. ¿Cómo es el estilo de Gerencia con el que le gusta ser supervisado?

Esta es otra de esas preguntas que trata sobre encontrar el ajuste adecuado, tanto desde la perspectiva de la empresa como desde la suya. Piense en lo que funcionó bien para usted en el pasado y lo que no funcionó. ¿Qué hicieron los jefes anteriores que te motivaron y te ayudaron a tener éxito y crecer? Elija una o dos cosas en las que centrarse y siempre coméntalas con un marco positivo (incluso si su preferencia proviene de una experiencia en la que su gerente se comportó de la manera opuesta, enuncia lo que le gustaría que hiciera un gerente). Si puede dar un ejemplo positivo de un gran jefe, hará que su respuesta sea aún más fuerte.

O esta pregunta también pueden dártela con algunas similares como “¿Qué busca en un gerente?” O “Describa a su jefe ideal”), puede ser una gran señal

¿Por qué, puedes preguntar?

Significa que el entrevistador (gerente de contratación de barra) se preocupa por contratar a alguien que encaja bien con el estilo de gestión del equipo. Más importante aún, significa que valoran una buena relación de trabajo, ¿y no todos queremos evitar informar a un jefe distante o tóxico ?

Entonces, ¿cómo puede responder a esta pregunta de la entrevista de una manera honesta, pero que resuene positivamente con la persona que pregunta? (Nota: absolutamente debe ser honesto acerca de su estilo de administración preferido, ¡esta es su oportunidad de encontrar la mejor opción para usted también!)

Esto es lo que debes hacer para prepararte.

1. Reflexiona sobre jefes pasados ​​y reúne ejemplos

Anote algunas notas o haga una lluvia de ideas en su cabeza. ¿Qué te ha gustado de los jefes o líderes anteriores con los que has trabajado? ¿Que hicieron? ¿Qué no hicieron? ¿Qué atributos tenían, qué acciones tomaron o qué valores tenían que admirabas?

Por otro lado, digamos que solo has trabajado con jefes horribles. Considera qué te molesta de sus estilos de liderazgo . ¿Podría girar el negativo para hacer una declaración sobre lo que realmente hubiera preferido que hicieran? (Convertir lo negativo en positivo será crucial en el paso tres).

Y piensa en ti y en cómo te gusta trabajar. En un mundo ideal, ¿qué haría o proporcionaría su gerente “perfecto” para mejorar su trabajo? ¿Te gusta seguir la estructura y los procesos específicos, o tener la capacidad de hacer cambios o cambiar de rumbo a medida que avanzas? ¿Te gusta tener interacciones cara a cara o prefieres la comunicación escrita? ¿Estás motivado por la innovación o por objetivos concretos?

“Siempre debes traerlo de vuelta a una experiencia que hayas tenido” si puedes, dice el entrenador de carrera de Muse, Clayton Wert . “Recomendaría mencionar un ejemplo sobre un gerente anterior que realmente disfrutó y que lo ayudó en su carrera. Cuente esa historia personal y cómo sintió que este gerente lo ayudó a cumplir con sus tareas semanales y establecer metas para el futuro “.

2. Profundiza en la cultura del equipo

Por supuesto, esta pregunta es más que solo tú. Querrá asegurarse de que su respuesta se alinee de alguna manera con la cultura de la empresa a la que potencialmente se unirá.

Esto no quiere decir que debas inventar cosas o mentir sobre tu jefe ideal con la esperanza de complacer al entrevistador. Hacerlo solo lo colocará en una posición en la que no está contento, y podría llevarlo a enfrentarse con su futuro gerente.

Pero debe vincular sus valores (si están en línea con los de la compañía) a la dinámica del equipo, tanto para mostrar que investigó y que es el adecuado para el trabajo.

¿Cómo puedes hacer algo de investigación? Dirígete al amigo favorito de todos: Internet. Navegue a través de las redes sociales de la compañía, lea sus valores fundamentales a través de su sitio web (o The Muse ), o hojee su página de LinkedIn o las reseñas de los empleados .

¡Y usa tu red! Elija los cerebros de las personas que conoce en la empresa para tener una idea de cómo trabajan con sus gerentes y cómo es la estructura de liderazgo.

Si no descubre nada de valor, no se preocupe. Cada equipo y gerente es diferente, incluso en la misma compañía, así que recuerde que incluso si fuera de una cultura se ve de una manera, en realidad puede ser de otra manera IRL (o la compañía podría querer hacer cambios en la forma en que los empleados son administrados y por lo tanto, estar emocionado de traer personas con diferentes perspectivas).

3. Crea tu respuesta

Es hora de tomar lo que reunió en los pasos uno y dos y comenzar a dar una respuesta convincente.

Esboce una o dos cosas que más le importan (no solo deletree una lista exhaustiva de requisitos) y elija un ejemplo (si tiene uno) de la experiencia pasada para resaltar cómo se ve en la práctica. Pueden referirse al estilo de comunicación, las expectativas, las cualidades, los intereses o cualquier otro elemento intermedio de su gerente ideal. Estos deben ser cosas que haces similar o quieren, no las cosas que no se hacen como desee o-siempre se centran en los aspectos positivos.

“No mencione una mala experiencia, y si debe mencionar cómo algo era menos que ideal en la experiencia gerencial de alguien, describa cómo fue una experiencia de aprendizaje para usted”, explica Wert.

Concéntrese más en atributos de alto nivel, no en cosas que están en la maleza. Si le dice a un entrevistador que el atributo más importante en un jefe en su opinión es alguien que solo le envía un correo electrónico por las mañanas, eso no dice mucho sobre cómo trabaja con los demás, aparte de eso, probablemente no revise su bandeja de entrada despues del mediodia.

Y quédese con las cosas relacionadas con el trabajo que lo ayudan a crecer, aprender y hacer las cosas de manera más eficiente y efectiva. Una respuesta como, “Quiero un jefe que me lleve a tomar algo para celebrar grandes logros” solo le dice a un entrevistador que estás en eso por las ventajas, no por hacer bien el trabajo.

Luego, querrá explicarle su “por qué”: por qué este atributo, acción o estilo de administración es importante para usted y lo convierte en un mejor empleado.

Si, por ejemplo, declara que le gusta un gerente que tiene más manos libres cuando se trata de las responsabilidades cotidianas, “el motivo es porque cree que un gerente que capacita a [un] empleado para mejorar y les da el confiar para resolver problemas por su cuenta “les permite tener más éxito”, dice Wert.

De todos modos, debe tener alguna preferencia sobre cómo se ve su jefe ideal. Decir que “trabajas bien con cualquier tipo de persona” es simplemente vago, no le dice nada al entrevistador sobre ti y, francamente, no es toda la verdad, y los gerentes de contratación pueden ver a través de eso.

Al mismo tiempo, puede (y debe) mostrar su disposición a adaptarse a diferentes estilos de gestión. Es totalmente aceptable inclinarse de cierta manera, y ser sincero al respecto impresionará a cualquier gerente de contratación, pero en general querrá expresar cierta flexibilidad si la empresa tiene un enfoque ligeramente diferente para hacer las cosas. En lugar de afirmar al final de su respuesta, “Este es el único tipo de persona con la que podría trabajar bien”, podría decir algo más como, “Este es un tipo de estilo de liderazgo que me funcionó en el pasado, pero yo También estoy abierto a / emocionado por colaborar en otro tipo de formas / trabajar con otros tipos de jefes “.

Cómo sería un Ejemplo:

Aquí hay un par de respuestas de muestra que le serán útiles cuando responda a esta pregunta:

“Los jefes con los que he trabajado mejor en el pasado han establecido objetivos y expectativas claros, concisos y realistas. Estoy muy motivado por los plazos y por ser parte no solo del éxito de mi equipo sino de toda la empresa, por lo que trabajar con alguien que toma en serio ambas cosas y los vincula a todo lo que hacen me permite rendir al máximo “.

“Disfruto tener mis manos en muchos proyectos diferentes, por lo que me gusta trabajar con gerentes que les permiten a sus empleados experimentar, ser independientes y trabajar de manera cruzada con otros equipos. Al mismo tiempo, lo agradezco mucho cuando un jefe me brinda apoyo, orientación y asesoramiento. Nadie puede hacer nada solo, y creo que cuando los gerentes y los empleados colaboran juntos y aprenden unos de otros, todos se destacan ”.

“Solo espero seguir creciendo y mejorando como líder, por lo que realmente agradecería a un jefe que esté dispuesto a ponerse en mi lugar y guiarme mientras lidero a mi equipo. No necesitaría que estuvieran de guardia todo el tiempo, pero solo tener esa caja de resonancia de vez en cuando para intercambiar ideas y practicar la retroalimentación sería increíblemente útil. Mi último jefe hizo un muy buen trabajo en esto, y como resultado de su tutela pude entrenar e impulsar el éxito de mis tres informes directos “.

Que NO Deberías decir, o al menos Evitar:

Y aquí hay varios ejemplos de respuestas que querrá evitar dar, ya sea porque son vagas, demasiado negativas o dejan al entrevistador más confundido que antes:

“Realmente estoy de acuerdo con cualquier tipo de gerente. Vibro bien con todos, ¡solo pregúntale a mis viejos compañeros de equipo! ”

“Realmente no estoy de acuerdo con alguien que microgestiona. Mi último jefe estaba sobre mí, pidiéndome constantemente actualizaciones sobre lo que estaba trabajando. Fue bastante molesto y no entendí por qué no confiaban en mí “.

“Diría que mi gerente ideal es divertido pero trabajador, agradable pero estricto, apasionado pero relajado, y se registra conmigo, pero no demasiado. Esas son solo un par de cosas que me importan “.



Dar una respuesta específica, positiva y orientada al crecimiento a la pregunta de la entrevista, “¿Cómo le gusta que lo gestionen?” Puede significar mucho para su carrera. Su respuesta proporciona al entrevistador un contexto relevante sobre cómo haría clic con su superior potencial y una idea de cómo piensa acerca de su trayectoria profesional.

Si no obtienes el trabajo como resultado de estilos conflictivos, al menos sabrás que evitaste un papel que a la larga no te habría hecho feliz. Y si terminas aterrizando el concierto porque parece un gran ajuste en ambos lados, puedes confiar en que has elegido a la persona adecuada para manejarte e impulsar tus objetivos profesionales.

32. ¿Dónde te ves en cinco (5) años?

Si se le hace esta pregunta, sea honesto y específico acerca de sus objetivos futuros, pero considere esto: un gerente de contratación quiere saber a) si ha establecido expectativas realistas para su carrera, b) si tiene ambición (es decir, esta entrevista no es t la primera vez que está considerando la pregunta), yc) si la posición se alinea con sus objetivos y crecimiento. Su mejor opción es pensar de manera realista hacia dónde podría llevarlo esta posición y responder en esa línea. ¿Y si el puesto no es necesariamente un boleto de ida a sus aspiraciones? Está bien decir que no estás muy seguro de lo que depara el futuro, pero que ves que esta experiencia juega un papel importante para ayudarte a tomar esa decisión.

Cuando un gerente de contratación le pregunta esto, puede haber algunas cosas en su cerebro. “Subir de rango”, “dirigir este lugar”, “trabajar para mí” o “en tu trabajo”, por ejemplo.

Ninguno de los cuales son necesariamente cosas que debe decir en voz alta en una entrevista.

Entonces, ¿cómo respondes la pregunta? Mire este video rápido, donde la directora ejecutiva de Muse, Kathryn Minshew, comparte una fórmula desarrollada por nuestra experta profesional Lily Zhang . Le ayudará a compartir sus metas y ambiciones de la manera correcta, y no le dará a su entrevistador nada de qué preocuparse.

Esto puede parecer una pregunta capciosa, porque a veces la respuesta es “no en este trabajo” o “en su trabajo” o algo así como “en una mejor oportunidad en otro lugar”. Pero ninguno de esos es cosas que realmente quieres decirle a un gerente de contratación.

La buena noticia es que puedes ser honesto y decirles lo que realmente quieren saber. ¿Tienes expectativas realistas para tu carrera? ¿Eres ambicioso? ¿Y esta posición particular se alinea con su crecimiento y objetivos en general?

Por ejemplo, una forma en la que me gusta pensar es: Piensa a dónde podría llevarte esta posición de manera realista y piensa en cómo se alinea con algunos de tus objetivos profesionales más amplios.

Entonces, por ejemplo, podría decir: “Bueno, estoy realmente entusiasmado con este puesto en Midnight Consulting porque en cinco años, me gustaría ser visto como alguien con una gran experiencia en el sector energético, y sé que eso es algo que Tendré la oportunidad de hacerlo aquí. También estoy muy emocionado de asumir más responsabilidades gerenciales en los próximos años y potencialmente incluso tomar la iniciativa en algunos proyectos. He tenido la suerte de trabajar con algunos gerentes increíbles, por lo que desarrollarme en un gran gerente es algo que realmente me entusiasma ”.

Entonces, ¿qué pasa si esta posición no es un boleto de ida a sus aspiraciones profesionales? Está bien decir que realmente no sabes lo que depara el futuro, pero ves cómo esta experiencia realmente podría ayudar a tomar esa decisión.

33. ¿Cuál es el trabajo de tus sueños?

En una línea similar, el entrevistador quiere descubrir si esta posición está realmente en línea con sus objetivos profesionales finales. Si bien “una estrella de la NBA” puede hacerte reír, una mejor opción es hablar sobre tus objetivos y ambiciones, y por qué este trabajo te acercará a ellos.

Es importante poder articular el trabajo de tus sueños. No solo por razones personales, sino también para cuando se le pregunte en entrevistas .

Pero, ¿cómo puede comenzar a describir su trabajo ideal, especialmente a alguien que claramente juzgará su respuesta? Solo elegir un lugar para comenzar es un rasguño de cabeza.

Aquí hay una pista: a los consejeros profesionales les gusta pensar en los buenos trabajos como la intersección de sus habilidades, intereses y valores. Esa es una buena manera de abordarlo también. Hablar sobre sus habilidades le dará la oportunidad de venderlas un poco; después de todo, es una entrevista. Sus intereses mostrarán su inversión, y sus valores pueden ayudar a ilustrar su ajuste con la empresa.

Mi FÓRMULA SECRETA para responder esta pregunta es dividirla en tres partes:

1. ¿Qué habilidades quieres usar?

Primero, hablemos sobre lo que eres bueno haciendo o tus fortalezas . Es probable que ya haya tenido la oportunidad de hablar un poco sobre este tema durante la entrevista, por lo que es una buena transición.

Destaca las habilidades que más disfrutas usando, no solo aquellas en las que eres una superestrella. Esto es sobre el trabajo de tus sueños, así que no temas mencionar cualquiera que quieras cultivar también.

Aquí hay un par de formas en que puede comenzar su respuesta:

  • He mencionado mi experiencia con _ . El trabajo de mis sueños definitivamente tendría que relacionarse con eso. También me encantaría desarrollar mis habilidades en _ .
  • He pensado en esto antes, y sé que me gustaría seguir perfeccionando mis habilidades en _ así como aprender más sobre _ .

2. ¿Qué te interesa?

Luego, es hora de hablar sobre lo que te interesa .

Piensa en una gran imagen para esto. ¿Qué te atrajo a tu industria? ¿Qué es lo que hiciste cuando eras niño y que realmente entró en tu trabajo? ¿Qué tiene tu carrera que te mantiene comprometido? Tejer eso en.

Aproveche su respuesta de esta manera:

  • He estado interesado en la _ industria desde que descubrí _ . Eso, combinado con mi interés en _ y _ , significa que he estado enganchado desde entonces.
  • En cuanto al contenido del trabajo, me interesa el trabajo que involucra _ y _ . He tenido curiosidad por cosas como esta desde _ , así que definitivamente querría que eso sea parte del trabajo de mis sueños.

3. ¿Cuáles son sus valores?

Dar una idea de cuáles son los valores de su carrera le dará al entrevistador una idea sobre lo que lo motiva; es una buena forma de devolver el enfoque a la empresa para la que está entrevistando (suponiendo, por supuesto, que sus valores se alineen con la cultura de la empresa).

También agrega algo de complejidad adicional a su respuesta. No solo estás diciendo: “Quiero un trabajo interesante en el que soy bueno”. Quiero decir, eso es bueno, ¡pero este es el trabajo de tus sueños del que estamos hablando!

Termine su respuesta con algo como esto:

  • Según mis habilidades e intereses, en el trabajo de mis sueños, me gustaría _ en relación con _ , idealmente en una empresa donde pudiera _ y _ . Ambos son realmente importantes para mí, y estoy emocionado de ver que parecen ser igualmente importantes para esta empresa.
  • Básicamente, el trabajo de mis sueños sería _ para _ en una posición que me permitiera _ y _ . Valoro este último punto en particular: es la razón por la que estoy tan emocionado de entrevistarme para este puesto.



¿Te das cuenta de que nada de esto incluye un título de trabajo real? No es necesario.

No se encasille con nada tan oficial. En su lugar, brinde al gerente de contratación una respuesta más matizada cubriendo sus habilidades, intereses y valores. Él o ella tendrá la oportunidad de aprender más sobre usted, y usted tiene más flexibilidad para alinear sus objetivos profesionales y el puesto que está solicitando. Eso es ganar-ganar.

34. ¿Con qué otras empresas se entrevistan?

Las empresas pueden preguntarle con quién más está entrevistando por algunas razones. Quizás quieran ver qué tan serio es usted acerca de este rol y equipo (o incluso este campo) o están tratando de averiguar con quién están compitiendo para contratarlo. Por un lado, desea expresar su entusiasmo por este trabajo, pero al mismo tiempo, no desea darle a la empresa más influencia de la que ya tiene diciéndoles que no hay nadie más en la carrera. Dependiendo de dónde se encuentre en su búsqueda, puede hablar sobre la solicitud o la entrevista de algunos roles que tienen XYZ en común; luego mencione cómo y por qué este rol parece encajar particularmente bien.

Esta pregunta siempre arroja a la gente a un bucle. ¿Por qué preguntan y cuánto necesitan saber realmente?

Bueno, los gerentes de contratación tienen curiosidad sobre con qué otras empresas se entrevistan por algunas razones. Es posible que quieran abarcar a la competencia, ver qué tan serio es usted acerca de la industria, o incluso evaluar su probabilidad de obtener un candidato tan estrella.

Avancemos y eliminemos esto: la respuesta no es: “Esta es la única compañía con la que estoy entrevistando”. No es necesario darle al entrevistador más poder del que ya tiene.

Entonces, ¿cómo respondes a esto de una manera que no te haga parecer desesperado o inalcanzable? Aquí hay algunas ideas, dependiendo de su situación particular.¿En busca de un trabajo? Busca la posición perfecta.

Si estás entrevistando para competidores

Digamos que tiene un par de entrevistas establecidas en otras compañías dentro de la industria. Es una excelente posición para estar. Su mejor opción sería explicar cómo está explorando activamente las opciones dentro de su campo y que actualmente tiene otras entrevistas alineadas, pero está muy entusiasmado con esta posición.

Por ejemplo:

Tengo un par de entrevistas próximamente con Digital Ventures y Renley and Co. para puestos de marketing senior. Pero puedo decirle que, según lo que sé, este puesto tiene exactamente los tipos de desafíos que busco en mi próximo cargo.

Si estás entrevistando en otras industrias

Una situación más complicada es si está entrevistando para puestos en una variedad de industrias. No querrás mostrarte poco comprometido con el tipo de rol que estás solicitando, por lo que esto requiere un poco más de delicadeza que la situación anterior. Para que esto funcione, intente encontrar la conexión entre todas las posiciones a las que apunta. Una vez que tenga este hilo común, deje que guíe su respuesta.

Puede sonar así:

Estoy entrevistando a algunas compañías para una variedad de posiciones, pero todas se reducen a ofrecer una excelente experiencia al cliente. Quería mantener una mente abierta sobre la mejor manera de lograr ese objetivo, pero hasta ahora parece que este rol realmente me permitirá concentrar toda mi energía en la experiencia y retención del cliente, lo que me parece muy atractivo.

Si no estás entrevistando en otro lugar

Sabes que no debes decir esto directamente, pero ¿cómo lo evitas? El truco es simplemente elegir responder una pregunta diferente. En lugar de responder con su falta de otras entrevistas, dígale a su entrevistador a qué tipo de puestos y empresas ha estado solicitando.

Así es como podría ir:

Todavía estoy bastante temprano en mi búsqueda de empleo. He aplicado a una serie de oportunidades que me permitirán usar mis habilidades en la visualización de datos para ayudar a educar a los clientes, pero esta posición es muy emocionante para mí. De hecho, creo que esta posición es particularmente adecuada para mi conjunto de habilidades porque puedo aprovechar mi experiencia significativa trabajando con conjuntos de datos complicados.

En resumen, desea responder al entrevistador de manera satisfactoria, pero también quiere comunicar que está especialmente interesado en el puesto para el que se está entrevistando actualmente. Como con todas las preguntas de la entrevista, usted y el entrevistador tienen agendas. Responder bien requiere lograr ambos.

35. ¿Qué te hace único?

“Realmente quieren saber la respuesta”, promete Dea. Déles una razón para elegirlo sobre otros candidatos similares. La clave es mantener su respuesta relevante para el rol al que se postula. Entonces, el hecho de que puedas correr una milla de seis minutos o aplastar un desafío de trivia podría no ayudarte a conseguir el trabajo (pero bueno, ¡depende del trabajo!). Aproveche esta oportunidad para decirles algo que le daría una ventaja sobre su competencia para este puesto. Para averiguar qué es eso, puede preguntar a algunos ex colegas, recordar los patrones que ha visto en los comentarios que recibe o tratar de explicar por qué las personas tienden a recurrir a usted. Concéntrese en una o dos cosas y no olvide respaldar lo que diga con evidencia.

Su mente salta inmediatamente a un hecho divertido al azar sobre usted, como cómo puede comer un frasco entero de pepinillos en una sola sesión o su pasión por las mantas de tejido de brazos .

No, eso no puede ser lo que están buscando, ¿verdad? (Spoiler: no lo es)

Esta doozy pregunta de entrevista puede desanimar a cualquier candidato experto, ¡no dejes que seas tú! Aquí está todo lo que necesita saber sobre por qué se hace esta pregunta y cómo puede obtener su respuesta. Además, qué hacer cuando encuentre esta pregunta en una aplicación en línea (porque sucede).

¿Por qué los gerentes de contratación preguntan “¿Qué te hace único?”

El entrenador de carrera de Muse y fundador de CareerSchooled , Al Dea, lo expresa claramente: “Realmente quieren saber la respuesta”. En otras palabras, en realidad no están tratando de engañarte.

“La mayoría de las veces, los gerentes de contratación buscarán a varios candidatos para un puesto y, en general, probablemente … tendrán que tomar algunas decisiones difíciles”, explica. “Por lo tanto, es importante saber qué separa a los candidatos”.

Eso significa que esta es su mejor oportunidad para destacarse del paquete, especialmente cuando el paquete se ve terriblemente similar en papel.

También es una prueba simple de tus habilidades de autoconciencia y comunicación. “Si un candidato puede proporcionar una respuesta muy fuerte y convincente, le demuestra al gerente de contratación que el candidato … ha hecho el pensamiento y la reflexión necesarios para comprender qué se necesitaría para desempeñar el papel y por qué están mejor posicionados por eso “, dice Dea.

Básicamente, si no tienes idea de lo que te hace especial, o lo haces pero no puedes comunicarlo adecuadamente, ¿cómo se supone que el gerente de contratación cree que eres un empleado valioso?

Cómo responder “¿Qué te hace único?” En una entrevista

Deberá descubrir cuál es su propuesta de valor y cómo articularla con el entrevistador. Así es cómo:

1. Considere la Compañía / Rol / Gerente de Contratación

Lo más importante que debe recordar es que cuando el gerente de contratación pregunta: “¿Qué lo hace único?”, En realidad quieren saber qué lo hace único en el contexto de este trabajo. Por lo tanto, es importante “comprender qué es esa compañía, cuál es ese rol específico, para qué se está optimizando ese gerente de contratación específico”, dice Dea.

El lugar más fácil para comenzar, dice, es la descripción del trabajo . ¿Qué estarías haciendo en el papel? ¿Qué tipo de persona están buscando? ¿Qué habilidades o experiencias enfatizan como imprescindibles o que desearían tener?

“Si sabe cuáles son los valores centrales de la compañía, o las cosas que son fieles a ellos, debe pensar en cómo encaja en ese contexto”, agrega. Puedes identificarlos fácilmente acosando su sitio web o redes sociales o haciendo una búsqueda rápida en Google (¡o investigándolos en The Muse! ).

2. Obtener entrada externa

“Sal y pregunta a cinco personas cuáles son tus puntos fuertes, y diles que te den un momento en el que ejemplifiques esa fuerza”, sugiere Dea. Puede encontrar algunas respuestas más útiles que otras, pero este marco inicial lo ayudará a analizar cómo otros lo ven como único o valioso.

Si no sabe si puede confiar en su red, dice Dea, en vez de eso, pregúntese: “¿Por qué la gente levanta el teléfono y me llama?” O “¿En qué me consultan o me ayudan? “

También puede ver sus evaluaciones de desempeño anteriores. ¿Qué tipo de comentarios positivos obtienes constantemente? ¿Qué dice la gente sobre ti en el trabajo? Úselos como palanca a medida que avanza al siguiente paso.

3. Reflexiona por tu cuenta

“Hay diferentes cosas que aportas al trabajo más allá de tu título y más allá de tus habilidades difíciles”, dice la entrenadora profesional de Muse, Theresa Merrill , así que considera qué otras experiencias, habilidades blandas o experiencia que tienes más allá de tu historial laboral directo podrían hacerte un buen ajuste para el rol u organización.

Como ejemplo, Merrill es un entrenador de carrera que no proviene de un fondo de recursos humanos, sino de ventas y marketing. Esto es lo que enfatiza cuando habla de lo que la hace única porque le permite diferenciarse de los entrenadores que ofrecen servicios similares en entrevistas o coaching en LinkedIn.

4. Reúna la prueba

“Cualquier tipo de punto de datos, cualitativo o cuantitativo”, dice Dea, lleva su respuesta de simplemente OK a excelente.

Por ejemplo, explica Merrill, no solo quiere decir “Soy persistente, lo que me hace excelente en las ventas”.

“Demostrar su persistencia es mucho más poderoso que simplemente usar ese adjetivo”, dice ella. Por lo tanto, te gustaría explicar cómo has sido persistente en su carrera y el resultado de ello. ¿Te ayudó a superar la meta? ¿Atraer un grupo de grandes clientes? ¿Motivar al resto de su equipo para aumentar los ingresos?

5. Ponlo todo junto

Tome lo que sabe sobre la compañía o el rol y cuáles son sus puntos fuertes y compare los dos: ¿hay una o dos habilidades que se superponen? Esos deberían ser los puntos focales de su respuesta. No querrás recitar una lista de cosas que son geniales para ti.

Aquí hay un par de buenas respuestas de muestra para mostrar cómo se ve esto en la práctica:

“Lo que me hace único es que básicamente me enseñé a mí mismo animación desde cero. Inmediatamente me sentí atraído por eso en la universidad, y con los recursos limitados disponibles para mí, decidí tomar el asunto en mis propias manos, y ese es el enfoque que adopto en todos los aspectos de mi trabajo como editor de video. No solo espero que sucedan cosas, y cuando puedo, siempre estoy ansioso por intervenir y asumir nuevos proyectos, adquirir nuevas habilidades o generar nuevas ideas “.

“En realidad comencé una carrera en editorial después de pasar de un puesto en la industria de la salud y el bienestar a una pasantía en una publicación en línea. Debido a que entré como un cambiador de carrera y ‘comencé de nuevo’ en un rol más básico, tengo experiencia directa que se puede aplicar fácilmente para escribir consejos de carrera. Sé lo que quieren los lectores, qué preguntas tienen y cómo quieren que se entreguen esos consejos porque estaba en su lugar, y pasar por esa transición me enseñó mucho sobre la búsqueda de empleo y encendió mi pasión por ayudar a otros a encontrar una carrera. camino que aman como pude “.

“Estoy especialmente calificado para este papel porque estoy increíblemente organizado. Y no solo digo eso: vivo para mi planificador (y mi Google Calendar). En mi rol anterior como asistente ejecutivo, respondía constantemente llamadas y respondía a cientos de correos electrónicos al día, y gracias a mi diligencia, el CEO nunca perdió un mensaje o error en su agenda “.

6. Apriete y practique

Lo más probable es que no consigas tu tono después de un minuto de leer este artículo y reflexionar sobre tus pensamientos. Al igual que cualquier pregunta de entrevista, responder “¿Qué te hace único?” Requiere un poco de reflexión personal, lluvia de ideas y reiteración.

Merrill recomienda “escribirlo, escribirlo, ajustarlo, decirlo en voz alta [y] escuchar cómo suena”. Mientras más practiques tu respuesta, afirma, más natural (y menos divagado) parecerá, y cuanto menos nervioso estés cuando surja la pregunta. Tómese el tiempo para asegurarse de que no dure más de, por ejemplo, 30 o 60 segundos, y páselo por un amigo para ver qué piensa.

¿Y si necesita una verificación instintiva sobre si su respuesta final es buena o no? “Si alguien más pudiera decir lo que estás diciendo, probablemente sea una señal de que puedes fortalecer tu respuesta”, dice Dea.

(¿Busca más consejos para la entrevista? Lea este artículo sobre cómo responder otras preguntas comunes de la entrevista que podría enfrentar).

Cómo responder “¿Qué te hace único?” En 150 caracteres

Algunas veces verás en las aplicaciones en línea una pregunta como: “En 150 caracteres o menos, cuéntanos qué te hace único. ¡Intenta ser creativo y decir algo que nos llame la atención! ”Dado que solo tienes una o dos oraciones para expresar tu punto, querrás reducir tu respuesta a lo esencial: una sola fortaleza y cómo te hace Perfecto para este trabajo.

Entonces, tomando los ejemplos anteriores, así es como podría condensarlos para responder el aviso de manera efectiva:

Me enseñé animación desde cero en la universidad. No solo espero que las cosas sucedan en el trabajo, sino que las persigo de manera proactiva y ansiosa.

Comencé una carrera en editorial después de hacer la transición desde la industria de la salud. Como estaba en su lugar, sé qué consejos profesionales necesitan los lectores.

Estoy increíblemente organizado y vivo para mi planificador, y como resultado, mi antiguo jefe nunca tuvo un mensaje perdido o un error en su agenda.

36. ¿Qué debo saber que no está en tu currículum?

Es una buena señal si un reclutador o gerente de contratación está interesado en algo más que lo que está en su currículum. Probablemente signifique que miraron su currículum vitae, piensan que usted podría ser un buen candidato para el papel y quieren saber más sobre usted. Para hacer que esta pregunta abierta sea un poco más manejable, intente hablar sobre un rasgo positivo, una historia o detalle que revele un poco más sobre usted y su experiencia, o una misión u objetivo que lo entusiasme con este rol o compañía.

Por qué están preguntando

En la superficie, esta pregunta parece extraña. Después de todo, ¡ha trabajado duro para condensar toda su información relevante en una sola página para que todo lo que el entrevistador debe saber esté allí!

Pero los gerentes de contratación hacen esta pregunta para tener una idea de su personalidad y carácter, en lugar de solo sus experiencias laborales y logros.

También le están dando la oportunidad de decirles algo que es importante pero que no se ajusta al formato de currículum tradicional, como lo que lo impulsa o lo que le apasiona fuera de su 9 a 5.

Qué decir

Hay tres “temas” básicos para su respuesta que puede elegir.

Primero, puedes hablar sobre uno de tus rasgos positivos. Piense: su creatividad, su entusiasmo, su tenacidad, su dedicación, la única palabra que hace que .

Alternativamente, puede compartir una historia o detalle que revele algo increíble sobre usted y sus logros. Por ejemplo, tal vez hayas escalado algunas montañas importantes, lo que demuestra cuán persistente eres cuando te lo propones.

Por último, puedes hablar sobre tu motivación u objetivo general. Tal vez desee trabajar en la hospitalidad porque desea recrear la misma sensación de alegría y asombro que ha experimentado en vacaciones para la mayor cantidad de huéspedes posible.

Que no decir

Si está en tu currículum, ¡no lo digas! Regurgitar lo que está en ese papel te hará parecer poco imaginativo, o peor, como si no entendieras la pregunta.

La misma regla se aplica a su carta de presentación. Si lo mencionaste, no puedes volver a usarlo.

Y, por supuesto, como durante el resto de la entrevista, evite la información demasiado personal o cualquier cosa que levante una bandera roja.

Por ejemplo, puede estar súper ansioso por conseguir este trabajo porque ha estado desempleado durante seis meses, ¿pero le dice eso al entrevistador? No es Buena idea. En cambio, mencione la ética de trabajo que cultivó al mismo tiempo que obtiene su título y trabaja a tiempo completo.

Estructurando su respuesta

Hay un formato muy simple para su respuesta.

Comience explicando su rasgo o historia. Luego, resuma por qué es importante que el entrevistador sepa esto. Asegúrese de conectar su respuesta al trabajo, la empresa o ambos.

Aquí está la plantilla:

  • Me gustaría que supieras [fuerza / anécdota].
  • Esto es importante porque [explicación de lo que muestra sobre ti].
  • Creo que esto me ayudará con [el aspecto del trabajo] porque [algo que conecta tu respuesta con el puesto].

Y aquí hay una muestra de respuesta:

Bueno, una cosa que no encontrará en mi currículum: el tiempo que tuve para administrar el entrenamiento de emergencia en RCP. El año pasado, estaba en el lago cuando vi a una joven que parecía que se estaba ahogando. Yo era socorrista en la escuela secundaria, así que nadé, la llevé a la orilla y le di RCP.

Aunque esto fue, con suerte, un evento único, siempre he podido mantener la calma durante situaciones estresantes, encontrar una solución y luego actuar. Esta característica me haría un miembro valioso de su empresa. Después de todo, los obstáculos son inevitables, especialmente en un entorno de inicio.

Como su administrador de cuentas, usaría este rasgo para resolver de manera rápida y efectiva los problemas tanto dentro del equipo como externamente. Y si alguien necesita RCP en la fiesta en la playa de la oficina, bueno, soy tu mujer.

Preguntas sobre el trabajo

Al final del día, las personas al otro lado del proceso de contratación quieren asegurarse de que pueda asumir este papel. Eso significa que pueden hacerle preguntas logísticas para asegurarse de que el tiempo y otros factores estén alineados, y pueden hacer que se imagine lo que haría después de comenzar.

¿Por qué estás interesado en este papel?”

Para decirlo sin rodeos, si no puede responder a esta pregunta, no debería estar en la entrevista. ¡Pero es sorprendente cuántos candidatos no tienen una buena respuesta!

Para asegurarse de hacerlo, primero considere por qué está interesado en la función e identifique un par de factores clave que lo hacen ideal para usted. Por ejemplo, ” Me encanta la atención al cliente porque me encanta la interacción humana constante y la satisfacción que resulta de ayudar a alguien a resolver un problema”.

A continuación, considere por qué está interesado en la función de esta empresa. (“Necesito un trabajo y estás contratando” no te llevará lejos con el entrevistador). ¿Es el producto? “Siempre me ha apasionado la educación, y creo que ustedes están haciendo grandes cosas, así que quiero ser parte de ella” es algo que me encanta escuchar al entrevistar para mi empresa, InstaEDU . ¿Es el escenario? “Estoy realmente emocionado de unirme a un pequeño equipo para poder aprender más sobre otros roles y tener un mayor impacto personal en la empresa”, también es una gran respuesta.

Lo más importante, sea honesto, ya que sobreventarse a sí mismo por algo que no le interesa o en lo que no es bueno no beneficiará a la compañía, o a usted.

“¿Por qué estás en el mercado laboral?”

A menos que sea un nuevo graduado, cuando su razonamiento es bastante claro, cada candidato tiene una historia. Y para los posibles empleadores (especialmente las nuevas empresas, que esperan que sus nuevas contrataciones estén disponibles por mucho, mucho tiempo), es importante comprender qué lo hizo abandonar su último trabajo, o qué lo hará.

Sea honesto, pero encuéntrelo de manera positiva que demuestre que el papel para el que está entrevistando es mucho mejor para usted que su posición actual o la última. Por ejemplo, en lugar de “Quiero probar algo nuevo”, diga “Sentí que había llegado a un punto en el que ya no estaba aprendiendo cosas nuevas, por lo que quiero probar un nuevo desafío que me ayudará a mejorar como gerente de producto. “

O, si deja un trabajo porque, francamente, es terrible, concéntrese en lo que espera aprender en su próximo cargo: “Realmente me encantaría ser parte del desarrollo de productos de principio a fin, y sé que” tendría esa oportunidad aquí.

¿No dejó su último trabajo por elección? Si fue despedido, sea honesto: las industrias son más pequeñas de lo que parecen, y hay una buena posibilidad de que su posible empleador se entere (o ya lo haya hecho). Ser sincero acerca de la situación y explicar tanto lo que aprendió de él como por qué no volverá a suceder puede generarle grandes puntos.

¿Crees que estás sobrecalificado para el puesto?

Esta es otra de las preguntas que para mi no tienen sentido, pero se siguen haciendo. De estar sobrecalificado, ¿para qué te están entrevistando, no?.

Y obviamente pueda que te sorprenda si te la hacen.

Una respuesta correcta sería: “Tanto mi formación como mi experiencia garantizan que voy a ser capaz de hacer el trabajo con éxito, en mi opinión es algo muy positivo.  Estoy interesado en apostar a largo plazo por el puesto y sin duda quiero contribuir a que la empresa crezca. Es algo para lo que mi trayectoria me ha preparado.”

37. ¿Cómo serían sus primeros 30, 60 o 90 días en este rol?

Su futuro jefe potencial (o quien sea que le haya hecho esta pregunta) quiere saber que usted ha hecho su investigación, pensando en cómo comenzar, y podría tomar la iniciativa si lo contratan. Así que piense en qué información y aspectos de la empresa y el equipo necesitaría para familiarizarse y con qué colegas le gustaría sentarse y hablar. También puede sugerir un posible proyecto inicial para mostrar que estaría listo para comenzar a trabajar y contribuir desde el principio. Esto no será necesariamente lo que hagas primero si consigues el trabajo, pero una buena respuesta muestra que eres considerado y que te importa.

Si no le hicieron esta pregunta, hágalo usted mismo. ¿Por qué? Los grandes candidatos quieren comenzar a ejecutar. No quieren pasar semanas o meses “conociendo la organización”. No quieren pasar grandes cantidades de tiempo en orientación, en entrenamiento o en la inútil búsqueda de mojarse los pies.

Quieren hacer una diferencia, y quieren hacer esa diferencia en este momento

Idealmente, la respuesta a esto debería provenir del empleador: deberían tener planes y expectativas para usted.

Pero si te preguntan, usa este marco general:

  • Trabajará duro para determinar cómo su trabajo crea valor: no solo se mantendrá ocupado, sino que se mantendrá ocupado haciendo las cosas correctas.
  • Aprenderá a servir a todos sus constituyentes: su jefe, sus empleados, sus pares, sus clientes y sus proveedores y vendedores.
  • Te enfocarás en hacer lo que mejor sabes hacer: serás contratado porque traes ciertas habilidades y las aplicarás para que las cosas sucedan.
  • Usted marcará la diferencia: con los clientes, con otros empleados, para atraer entusiasmo y enfoque y un sentido de compromiso y trabajo en equipo.

Luego, solo aplique los detalles que sean aplicables a usted y al trabajo.

Sugerencia: La respuesta no debe ser “Lo que sea que necesiten que haga”. Esta es su oportunidad de demostrar que ha hecho su tarea y le ha dado una seria consideración al papel y su lugar en la empresa.

Comience explicando lo que cree que necesita hacer para aumentar. ¿Qué información necesitas para hacer un gran trabajo? ¿Con qué partes de la empresa necesitará familiarizarse? ¿Con qué otros empleados querrás sentarte?

Luego, elija un par de áreas en las que cree que puede hacer contribuciones significativas de inmediato. Entonces, por ejemplo: “Creo que un gran proyecto inicial sería sumergirse en sus campañas de marketing por correo electrónico y establecer un sistema de seguimiento para ellas. Eso me permitirá comenzar a recopilar datos para poder realizar algunas pruebas A / B en la semana 2 “.

Claro, si obtiene el trabajo, usted (o su nuevo empleador) podría decidir que hay un mejor lugar para comenzar, pero tener una respuesta bien pensada preparada le mostrará al entrevistador dónde puede agregar un impacto inmediato, y que le entusiasma Empezar.

Al final del día, entrevistar bien es una habilidad como cualquier otra cosa, y la práctica de hecho hace la perfección. Entonces, si no te sientes seguro o no tienes un montón de entrevistas en tu haber, reúne a un amigo y toma turnos. Cuanto más cómodo se sienta respondiendo las preguntas anteriores, y cualquier otra que un entrevistador pueda presentarle, mejor estará cuando obtenga la entrevista para el trabajo de sus sueños .

Cuéntame una situación en la que solucionaste el problema de un cliente descontento

Aquí el entrevistador quiere evaluar tu actitud frente a momentos difíciles, y todos como clientes somos los más difíciles cuando estamos descontento con algún servicio o producto, ¿cierto?.

Aquí lo importante es tu capacidad de asumir el falle y no culpar al cliente y poner el énfasis en una habilidad que además sea una que sea solicitada en el cargo para manejar este conflicto de manera profesional, que haya podido satisfacer al cliente y no perjudicar financiera o a nivel reputacional a la empresa.

Explícame un gran cambio con el que hayas tenido que lidiar.

Un empleado que abraza el cambio es uno de los activos más importantes para el progreso de una compañía. Demuestra que no solo no lo ves como un obstáculo sino que, además, lo percibes como algo tan inevitable como necesario.

¿Puedes darme un ejemplo de una vez en la que fuiste persuasivo?

Ésta es una pregunta sobre liderazgo. Y, tal y como hacen los mejores líderes, deberás demostrar que diriges con poder y no simplemente con autoridad.

Describe aquella vez en la que superaste un obstáculo de manera creativa.

La palabra clave es sin duda “creativa”. Lo que querrá saber el entrevistador es si eres capaz de pensar con originalidad. Ofrece un ejemplo de cómo fuiste capaz de ofrecer una solución totalmente inesperada (e igualmente exitosa).

Dame un ejemplo de una vez en la que convenciste a los demás para apoyar una de tus ideas menos populares.

Nadie tiene un particular interés por contratar a un líder solitario. Tal y como explicábamos antes, tu liderazgo deberá estar reafirmado siempre en tu capacidad para conseguir el apoyo de tus compañeros. Demuestra que el consenso y la persuasión forman parte de tu día a día profesional.

38. ¿Cuáles son sus requisitos salariales?

La regla n. ° 1 para responder esta pregunta es investigar lo que se le debe pagar mediante el uso de sitios como Payscale y llegar a su red. Es probable que obtenga un rango, y le recomendamos que indique el número más alto en ese rango que corresponda, según su experiencia, educación y habilidades. Luego, asegúrese de que el gerente de contratación sepa que usted es flexible. Estás comunicando que sabes que tus habilidades son valiosas, pero que quieres el trabajo y estás dispuesto a negociar.

También puede intentar desviar o retrasar la asignación de un número, especialmente si recibe esta pregunta muy temprano en el proceso, diciendo algo como: “Esperaba tener una idea de qué rango / banda tenía en mente para este papel” o, como sugiere Liou, “antes de discutir cualquier salario, me gustaría aprender más sobre lo que implica este papel”.

Esta es una pregunta difícil. Desea ser abierto y honesto, pero, francamente, algunas compañías hacen la pregunta como el movimiento de apertura en las negociaciones salariales.

Pruebe un enfoque recomendado por Liz Ryan. Cuando se le pregunte, diga: “Me estoy enfocando en trabajos en el rango de $ 50K. ¿Esta posición está en ese rango?” (Francamente, ya deberías saberlo, pero esta es una buena forma de desviarlo).

Tal vez el entrevistador responderá; tal vez ella no lo hará. Si ella lo presiona para obtener una respuesta, tendrá que decidir si desea compartir o objetar. En última instancia, su respuesta no importará demasiado, porque aceptará el salario ofrecido o no, dependiendo de lo que considere justo.

debe incluir en su solicitud de empleo un requisito salarial tan alto como pueda justificar razonablemente. Explicaré el “por qué” en un minuto, pero primero, hablemos del “cómo”.

Haga su investigación para obtener su número: aprenda lo más posible sobre el puesto y los salarios comparables de fuentes locales y de la industria y sitios de trabajo. Vea si también puede obtener información privilegiada. Intente buscar información salarial en el sitio web de la compañía o haga una entrevista informativa con el reclutador del puesto.

Es probable que obtenga un rango, y debe colocar el número más alto en ese rango que corresponda, en función de su experiencia, educación y habilidades. Y sí, eso es un poco agresivo, pero tengan paciencia conmigo.

A continuación, le recomiendo escribir “(flexible)” o “(negociable)” junto a su número. Si tiene espacio para hacerlo, por ejemplo, en su carta de presentación, recalque nuevamente que su requisito de salario es flexible o negociable y que hay tantas partes de trabajo para la compensación (beneficios, título del trabajo, oportunidades de ascenso) que usted es seguro de que puede encontrar una manera de satisfacerlos a ambos si es un buen candidato para el puesto.

Ahora, me doy cuenta de que hacer una oferta inicial agresiva puede ser una propuesta aterradora. Déjame explicarte el razonamiento.

Primero, cuando el valor de un artículo es incierto, como lo son sus servicios para un posible empleador, el primer número que ponga sobre la mesa actúa como un “ancla” fuerte que empujará la negociación en su dirección durante todo el proceso de negociación.

El profesor Adam Galinsky de la Kellogg School of Business de la Northwestern University ha explicado el fenómeno de anclaje de esta manera: “Los artículos que se negocian tienen cualidades positivas y negativas, cualidades que sugieren un precio más alto y cualidades que sugieren un precio más bajo. Las anclas altas selectivamente dirigen nuestra atención hacia los atributos positivos de un elemento, mientras que las anclas bajas dirigen nuestra atención a sus defectos “.

Al establecer un requisito de salario que es más bajo de lo que su posible empleador podría estar dispuesto a pagar, no solo se engaña a sí mismo con más dinero, sino que puede parecer poco sofisticado o poco preparado. Al declarar un salario más alto de lo que podrían estar dispuestos a pagar, corre el riesgo de sufrir daños, siempre que indique que sus requisitos salariales son flexibles. Y al mismo tiempo, estás comunicando que ya sabes que tus habilidades son valiosas.

Tan importante como anclar alto, el segundo beneficio de dar un número en el extremo superior de su rango es que se da suficiente espacio para negociar si se le ofrece el trabajo.

La investigación ha demostrado que las personas están más contentas con el resultado de una negociación si su socio negociador comienza en el punto A, pero acepta de mala gana sus primeros requisitos antes de decir “sí”. Entonces, al declarar un salario inicial que deja margen para la negociación (I recomienda espacio para al menos tres concesiones, o conversaciones de ida y vuelta), es más probable que obtenga lo que realmente quiere.

Con mucho, el mejor consejo para hacer una oferta de apertura agresiva es el que figura en el breve artículo de Galinsky, “¿Cuándo hacer la primera oferta en negociaciones?”. Las tres conclusiones principales son las siguientes:

1. No tengas miedo de ser agresivo

La investigación de Galinsky muestra que las personas generalmente tienden a exagerar la probabilidad de que su socio negociador se retire en respuesta a una oferta agresiva, y que la mayoría de los negociadores hacen las primeras ofertas que no son lo suficientemente agresivas.

2. Concéntrese en su precio objetivo

Determine el resultado del mejor de los casos y concéntrese en eso. Los negociadores que se enfocan en su precio objetivo hacen primeras ofertas más agresivas y finalmente alcanzan acuerdos más rentables que aquellos que se enfocan en la cantidad mínima con la que estarán satisfechos.

3. Sea flexible

Siempre esté dispuesto a conceder su primera oferta. Al hacerlo, probablemente obtendrá un acuerdo rentable, y la otra parte estará satisfecha con el resultado.

Recuerde, hay poco riesgo si saca el número más alto que puede justificar, pero hay mucho que perder si no lo hace.

39. ¿Qué crees que podríamos hacer mejor o diferente?

Esta pregunta realmente puede enredarte, tambien puede ser presentada como : ¿cómo mejoraría nuestra empresa?

Pero, ¿Cómo dar una buena respuesta sin insultar a la compañía o, peor aún, a la persona con la que está hablando? 

Bueno, primero respira hondo. Luego comience su respuesta con algo positivo sobre la compañía o el producto específico que le han pedido que discuta. Cuando esté listo para dar su opinión constructiva, brinde algunos antecedentes sobre la perspectiva que está aportando y explique por qué haría el cambio que está sugiriendo (idealmente basado en alguna experiencia pasada u otra evidencia). Y si termina con una pregunta, puede mostrarles que siente curiosidad por la compañía o el producto y se abre a otros puntos de vista. Intente: “¿Consideró ese enfoque aquí? Me encantaría saber más sobre tu proceso.

Tómate un minuto y imagínate esto: estás en una entrevista de trabajo para un puesto que realmente te entusiasma. Uno de sus entrevistadores, que resulta ser el Director de Marketing, actualmente está despotricando y delirando sobre el reciente rediseño del sitio web por el que pasaron.

Arrojaron muchos dólares en este proyecto, renovaron totalmente su marca, reunieron toneladas de comentarios sobre la funcionalidad, y así sucesivamente. En pocas palabras, ha hecho evidente que está muy orgullosa de este nuevo sitio web que acaban de lanzar.

Luego, arroja una bomba, una pregunta que envía una montaña rusa de náuseas desde el estómago hasta la parte posterior de la garganta: “Entonces, estoy seguro de que has visitado nuestro nuevo sitio web. Dime, ¿qué cambiarías al respecto?

Tu boca se seca y un sudor frío te hace cosquillas en la frente. ¿Cómo puedes salir de esto? Honestamente, ¿hay incluso una respuesta correcta a una pregunta como esta?

Tiempo de confesión: esta es una historia real. De hecho, es una historia personal : esto me sucedió exactamente cuando estaba entrevistando para un concierto de tiempo completo que quería desesperadamente. Entonces, créame cuando digo que sé de primera mano cuán inductor de pánico puede ser este escenario.

Si se le solicita que proporcione sugerencias para mejorar en una entrevista, independientemente de la posición que esté buscando, puede ser una situación difícil de manejar.

Por un lado, desea demostrar que aporta mucha experiencia, sugerencias brillantes y un valor completo a la mesa para este empleador. Después de todo, es una entrevista, y la mayoría de las personas hacen contrataciones porque creen que esa persona puede marcar una diferencia positiva en la empresa.

Pero, en el reverso de esa moneda, dudas en criticar cualquier cosa. No querrás aparecer como condescendiente, alto y poderoso, o demasiado crítico.

¿Entonces, Qué haces? ¿Cómo puede demostrar que tiene grandes ideas, sin criticar lo que la empresa ya está haciendo? Implemente estos cinco pasos y seguramente lo hará lo menos doloroso posible.

1. No entre en pánico

Ni siquiera intentaré negar que esta temida pregunta es suficiente para inspirar un poco de ansiedad. Entonces, sé que este primer consejo puede parecer un poco contradictorio (o, sinceramente, imposible).

Sin embargo, piénselo de esta manera: el entrevistador es el que plantea esta pregunta . Y, él no lo haría si no quisiera que usted realmente lo respondiera con una respuesta reflexiva y constructiva.

Eso significa que debe tratar de resistirse a ponerse demasiado encorvado sobre el hecho de que se le pide que haga una crítica (después de todo, literalmente se le pide). En cambio, piense en ello como una oportunidad positiva para demostrar aún más el valor que ofrece. Esa mentalidad hará que sea mucho más fácil sumergirse en su respuesta.

2. Comience con un cumplido

Atrapas más moscas con miel, ¿verdad? Incluso si su mente está revisando todas las cosas que cambiaría de inmediato sobre la forma en que la compañía hace algo, tiene que haber al menos una cosa que cree que la compañía ya está haciendo bien.

Cuando identificas esa única cosa? Lidera con eso. Es una táctica de comunicación clásica: comenzar con los aspectos positivos ayuda a amortiguar el golpe y dejar en claro que está ofreciendo consejos constructivos, en lugar de tratar de derribar brutalmente sus esfuerzos existentes.

Siguiendo con el ejemplo del sitio web, puede comenzar con una declaración como: “He tenido la oportunidad de ver su nuevo sitio. Hiciste un gran trabajo organizándolo, ¡todo es realmente fácil de navegar! ”

3. Dar algunos antecedentes

Una de las cosas que se hacen esta pregunta por lo difícil es que usted no realmente trabaja allí todavía. Se siente presionado para proporcionar sugerencias e ideas, sin tener todos los detalles esenciales de sus objetivos, sus capacidades y cómo funcionan exactamente.

Sí, ese acercamiento al asiento del pantalón complica las cosas. Y, por eso es importante que introduzca su respuesta al compartir que está hablando de su experiencia anterior. No estás en tu mejor momento pretendiendo saber todo sobre su compañía. En cambio, solo tiene como objetivo ofrecer áreas de mejora basadas en la información y las habilidades que ha reunido a través de oportunidades pasadas.

Esto no solo le brinda la oportunidad de sentirse un poco menos incómodo y condescendiente, sino que también le ofrece la oportunidad perfecta para ilustrar aún más cómo su experiencia lo hace ideal para esta posición. ¡Es un ganar-ganar!

4. Explicación de la oferta

Por supuesto, este debería ser obvio. Pero, necesita elaborar y explicar exactamente por qué haría ese cambio que está proponiendo.

¿Su experiencia le ha demostrado que su enfoque aumenta la participación del cliente? ¿Agiliza significativamente un proceso? Mejora la comunicación del equipo? Impactos en las ventas? ¿Cuál es el beneficio clave detrás de su sugerencia?

Tan importante como el “por qué” es, también querrá llevar las cosas un paso más allá para ilustrar por qué es importante . Cualquier estadística, hechos concretos o ejemplos de resultados del mundo real que pueda proporcionar no solo le dará a su idea cierta credibilidad real, sino que también demostrará que usted es un candidato que realmente sabe lo que hace.

5. Termine con una pregunta

Incluso si ha superado los pasos anteriores con gracia y equilibrio, concluir las cosas aún puede presentar un desafío. Si eres como yo, te abrirás camino a través de un cierre que se ve algo así como: “Entonces, sí, supongo que eso es lo que haría. Pero, quiero decir, ustedes no tienen que hacer nada de eso. Como, lo que hiciste ya se ve súper genial “.

Impresionante, ¿verdad? No exactamente. En cambio, es mucho mejor terminar su idea o sugerencia con una pregunta reflexiva.

Si esto parece imposible de lograr, prometo que no lo es. Aquí hay una idea de cómo se vería esto: “¿Consideraron ese enfoque cuando estaban trabajando en esto? Me encantaría saber más sobre tu proceso.

Terminar con una pregunta como esta logra un par de cosas diferentes para usted. Primero, deja en claro que eres un jugador de equipo que no se apega a la filosofía de “mi camino o la carretera”. Trae sus propias ideas a la mesa, pero aún mantiene una mente abierta.

En segundo lugar, fomenta una conversación prolongada que le permitirá aprender más sobre la empresa y la forma en que opera, lo que es útil para determinar si realmente podría o no imaginarse allí.



Cuando se le pide en una entrevista de trabajo que proporcione ideas y desarrolle áreas en las que la compañía podría mejorar, a menudo puede parecer algo sacado de una película de terror. Créeme, he estado allí.

Pero, siempre que aborde la pregunta de la manera correcta, en realidad puede trabajar toda la conversación a su favor. Utilice estos cinco pasos, y seguramente eliminará esa pregunta del parque, ¡y tal vez incluso aterrice el trabajo!

40. ¿Cuándo puedes comenzar?

Su objetivo aquí debe ser establecer expectativas realistas que funcionen tanto para usted como para la empresa. Cómo suena exactamente eso dependerá de su situación específica. Si está listo para comenzar de inmediato, si está desempleado, por ejemplo, podría ofrecer comenzar dentro de la semana. Pero si necesita avisar a su empleador actual, no tenga miedo de decirlo; la gente entenderá y respetará que planeas terminar bien las cosas. También es legítimo querer tomar un descanso entre los trabajos, aunque es posible que desee decir que tiene “compromisos programados previamente para atender” y tratar de ser flexible si realmente necesitan a alguien para comenzar un poco antes.

Recuerdo la primera vez que escuché “¿Cuándo puedes comenzar?” Mientras me entrevistaba para un trabajo. Finalmente recibí la llamada para reunirme con un posible empleador y pasé horas antes practicando las respuestas a las preguntas estándar de la entrevista .

Pero no estaba preparado para que el entrevistador preguntara cuándo podría comenzar. Tomado por sorpresa y ligeramente asustado, espeté: “¡Mañana!”

El entrevistador sonrió y anotó mi respuesta en sus notas. Finalmente, no conseguí el trabajo. Si fue por mi respuesta sobre disponibilidad, nunca lo sabré. Sin embargo, me di cuenta de que tan simple como “¿Cuándo puedes comenzar?” Suena, es una pregunta que aún requiere estrategia.

Si eres como yo, puedes tener la tentación de responder que puedes comenzar de inmediato. Después de todo, la mayoría de nosotros cree que la mejor manera de conseguir un trabajo es ser lo más flexible, entusiasta y complaciente posible. Pero la mayoría de las veces, esa no es una opción realista, en cuyo caso, es ideal para comunicarse de una manera que muestre su entusiasmo por el trabajo sin dejar de pensar en la fecha de inicio que tiene en mente.

“Puedes abordarlo desde un par de ángulos diferentes”, dice Angela Smith, entrenadora profesional de Muse . “Por supuesto, quieres pensar en lo que funciona para ti. Pero también debe considerar la perspectiva del empleador porque probablemente tenga una línea de tiempo y una fecha ideal para cuando le gustaría que un candidato comience ”.

Smith señala que la mayoría de los empleadores simplemente hacen esta pregunta para tener una idea de si su línea de tiempo se alinea con la de ellos. Entonces no hay una respuesta perfecta para esta pregunta. Pero sea cual sea su respuesta, debe ser tan refinada como sus respuestas a otras preguntas de la entrevista. Aquí hay algunos ejemplos de qué decir, dependiendo de su situación.

1. Cuando esté listo para comenzar de inmediato

La respuesta de mi entrevista apresurada se debió en parte a estar en la búsqueda de empleo por un tiempo y al deseo de comenzar lo antes posible. Aún así, hay una delgada línea entre el entusiasmo por comenzar un nuevo trabajo y la desesperación . Es mejor jugarlo un poco bien, incluso si estás disponible en este momento.

“Es posible que quieran que alguien comience de inmediato, pero no necesitan conocer todos los detalles de su vida, incluso si ha estado buscando trabajo durante un tiempo”, dice Smith. “Desea darse un respiro y también establecer la expectativa de que no estará a la orden del empleador”.

Si está listo para comenzar un trabajo más temprano que tarde, es genial comunicarlo, con calma y profesionalidad. Pruebe esta respuesta para transmitir su disponibilidad inmediata:

“Después de aprender más sobre este rol, estoy seguro de que sería un gran ajuste para mi experiencia y habilidades. Puedo estar disponible para comenzar tan pronto como comience la próxima semana laboral “.

2. Cuando necesita dar aviso en su trabajo actual

Un escenario común es si actualmente está empleado y necesita notificar su renuncia antes de comenzar el nuevo trabajo. Un aviso de dos semanas suele ser la cantidad mínima de tiempo para darle a su empleador. Sin embargo, dependiendo de su posición y responsabilidades, puede sentir que necesita quedarse una o dos semanas más para ayudar a completar cualquier proyecto importante.

El entrevistador probablemente espera que deba avisar en su trabajo actual, por lo que está bien informarle que terminará sus últimas dos semanas allí antes de unirse. Una respuesta en este escenario debería ser algo como:

“Estoy emocionado por la oportunidad de unirme a su equipo. Tengo varios proyectos para concluir en mi puesto actual en [Empresa]. Planeo avisarles [número de semanas] para hacer una transición sin problemas para mis compañeros de trabajo y estaré encantado de unirme al equipo aquí después de ese tiempo “.

3. Cuando quieres tomar un descanso entre trabajos

Si viene de un rol anterior, es posible que tenga ganas de tomarse unos días o incluso semanas para descomprimirse antes de saltar al nuevo. Si bien no hay nada de malo en tomarse un respiro entre trabajos , este es un poco más complicado que tener un trabajo actual como motivo de retraso.

“Diría que necesita un par de semanas para manejar los planes previos”, aconseja Smith. “Un compromiso establecido, en lugar de solo querer tiempo libre, lo posiciona un poco mejor. La mayoría de los empleadores entienden que la búsqueda de empleo no se ajusta perfectamente a la vida y estarán dispuestos a trabajar con su horario “.

Un ejemplo de esta respuesta podría ser:

“Tengo muchas ganas de ser parte del equipo. Sin embargo, tengo algunos compromisos previamente programados que atender después de dar aviso en mi trabajo actual. Mi fecha de inicio ideal sería [número de semanas] de una oferta potencial “.

Sin embargo, prepárese para que quieran a alguien que esté disponible más rápidamente. Si preguntan: “¿Puedes comenzar antes?” (Y honestamente podrías ), podrías decir algo como: “Si bien mi fecha de inicio ideal es [fecha], tengo cierta flexibilidad, y me encantaría saber una fecha que funcione con tu línea de tiempo “.

4. Cuando necesita reubicarse

Si su nuevo trabajo requiere reubicación, es importante darse un cronograma realista para la mudanza. No solo se preparará para un nuevo trabajo y encontrará un lugar para vivir en una nueva ciudad, sino que deberá hacer arreglos específicos si se muda con una pareja, niños o mascotas (¡o los tres!).

La reubicación para un trabajo es una gran inversión, tanto profesional como personal, por lo que querrá investigar un poco para determinar el tiempo estimado y el costo de mudarse de su ubicación actual. De esa manera, si recibe la oferta de trabajo, estará preparado para pedir el tiempo que necesite, y tal vez incluso asistencia para la reubicación .

Dicho esto, antes de tener la oferta en mano, la opción más segura es preguntarle a la preferencia del entrevistador cuándo debe comenzar el papel. Entonces, una respuesta a “¿Cuándo puedes comenzar?” Puede sonar así:

“Este papel me suena muy bien y estoy emocionado por los próximos pasos. Debido a que el rol requiere la reubicación a [ciudad / estado], ¿qué cronología tiene en mente para un candidato que está en transición desde otra ciudad / estado? ”



Independientemente de su situación, el objetivo al responder “¿Cuándo puede comenzar?” Es establecer expectativas realistas tanto para usted como para su posible empleador. De esta manera, usted propone una fecha de inicio que idealmente funciona para ambas partes y, en caso de que hagan una oferta, lo lleva al camino correcto para su nuevo rol.

41. ¿Estás dispuesto a mudarte?

Si bien esto puede sonar como una simple pregunta de sí o no, a menudo es un poco más complicado que eso. El escenario más simple es aquel en el que estás totalmente abierto a la mudanza y estarías dispuesto a hacerlo para esta oportunidad. Pero si la respuesta es no, o al menos no en este momento, puede reiterar su entusiasmo por el papel, explicar brevemente por qué no puede mudarse en este momento y ofrecer una alternativa, como trabajar de forma remota o fuera de una oficina local. A veces no es tan claro, y eso está bien. Puede decir que prefiere quedarse por razones xyz, pero estaría dispuesto a considerar trasladarse para la oportunidad adecuada.

Algunas situaciones de entrevista lo toman desprevenido, incluso si no creía que pudieran ser tan difíciles de navegar.

Responda a la pregunta: “¿Está dispuesto a trasladarse para el trabajo?” Claro, en teoría, básicamente requiere una respuesta directa de sí o no (“sí, me mudaré” o “no, no lo haré”), pero Por supuesto, las cosas no siempre son tan simples.

Si realmente quiere el trabajo pero le cuesta comprometerse a reubicarse , tiene que encontrar la mejor manera de comunicarle esa noticia al entrevistador sin perjudicar sus posibilidades. Y si está de acuerdo con mudarse bajo ciertas condiciones, deberá expresarlas claramente antes de inscribirse en algo que no podrá seguir más adelante.

Abordar esta pregunta también requiere comprender por qué se hace, además de la razón obvia: el gerente de contratación quiere a alguien que pueda trabajar en un lugar en particular a tiempo completo, y necesita eliminar a cualquiera que no pueda o no quiera hacerlo.

A veces, “están tratando de tener una idea del grado de interés y flexibilidad del candidato, especialmente cuando este detalle ni siquiera está incluido en la descripción del trabajo que solicitó”, explica la entrenadora profesional de Muse y profesional de Recursos Humanos, Alina Campos . Es una forma de medir cuán comprometido está un candidato con el rol y la empresa. Cuando alguien está dispuesto a mudarse para el trabajo (ya sea de inmediato o en el futuro), eso muestra una pasión y dedicación que otros candidatos pueden no tener. Y muestra que estás en ello a largo plazo.

También es “una buena manera de ver cuánto entiende un candidato su marca o empresa si son globales”, según Campos. La pregunta, “¿Está dispuesto a mudarse?” Podría sentirse fuera de lugar si se mudara ahora, pero el entrevistador también podría estar investigando para ver si estaría dispuesto a mudarse en el futuro si surgiera otra oportunidad en otra oficina o en otro lugar Si se une a una empresa que valora su presencia nacional o internacional, y que a menudo promueve a sus empleados a través de la reubicación, debe estar abierto a la posibilidad de saltar.

No se preocupe si surge esta pregunta, y definitivamente no mienta ni exagere sus intenciones. Pero, como enfatiza Campos, “es importante considerar esta pregunta de antemano, de modo que esté preparado para decir ‘sí’, ‘no’ o ‘quizás’, acompañado de razones sólidas para cada respuesta”.

Aquí se explica cómo elaborar una respuesta convincente y apropiada, según las circunstancias.

Si la respuesta es “Sí”

Tal vez te acabas de graduar y estás abierto a vivir en varias ciudades. O no te consideres particularmente atado a tu ubicación. O estás tan ansioso por conseguir este trabajo que harías cualquier cosa para conseguirlo.

¡Felicitaciones, está en una excelente posición para responder a esta pregunta con un entusiasta “sí”!

Pruebe una de estas respuestas para enfatizar su flexibilidad y pasión. Recuerde, como cualquier pregunta de la entrevista , desea destacarse contra otros candidatos que están tan entusiasmados con el papel. Al centrarse en lo que hace que este rol sea especial para usted y su apego a su ubicación (si tiene uno), convence al entrevistador de que encajaría perfectamente.

  • “Estoy realmente entusiasmado con esta oportunidad y siento que podría proporcionar un gran valor en este rol. Definitivamente estaría abierto a la reubicación y espero conocer más detalles sobre esto ”.
  • “Estoy más que feliz de dar el paso por la oportunidad adecuada, y este trabajo, con [por qué te gusta tanto], es definitivamente eso”.
  • “En realidad, he estado buscando reubicarme en [ubicación] / tener una familia en [ubicación] / estoy buscando un cambio de escenario, por lo que este trabajo sería la oportunidad perfecta para hacer un cambio y también hacer el trabajo que me entusiasma. “

Si la respuesta es “Sí, pero preferiría no porque [Razón]”

Es comprensible si quieres un trabajo pero no estás necesariamente encantado de retomar y dejar tu vida actual por él. Quizás te sientas cómodo con el trabajo remoto. Tal vez te acabas de instalar en un nuevo hogar y no quieres irte tan pronto. Tal vez todos sus amigos y familiares viven cerca y la ubicación de la compañía promete menos interacción con las personas que ama.

Todas estas son razones válidas para no querer reubicarse. Sin embargo, comprenda que ser reacio a hacerlo podría afectar negativamente cuánto más avanza en el proceso de la entrevista, y si al final obtiene el trabajo. Después de todo, si un gerente de contratación tiene la opción de elegir entre un gran candidato que está ansioso por mudarse y uno igual de bueno que no lo es, e inicialmente contrataron a un empleado interno, probablemente irán con el ex.

En muchos casos, esto funciona al final: si puede estar abierto a la reubicación pero no le gusta este trabajo lo suficiente como para alejarse, probablemente sea mejor que no lo obtenga y mantenga sus opciones abiertas para mejores oportunidades en tu area.

Pero si realmente le gusta el trabajo pero quiere (o necesita) un poco de margen, considere adoptar el enfoque de inclinarse sí, pero con la advertencia de que si es posible le gustaría quedarse donde está, o recibir una compensación si se muda . De esta manera, usted se prepara para discutir sus opciones, en caso de que el gerente de contratación decida que le agrada lo suficiente como para ser flexible en la reubicación.

Otra consideración para la gente al principio de sus carreras: “Cuando recién estás comenzando, creo que es importante al menos declarar que estás abierto a la reubicación o que lo considerarías mucho”, dice Tara Goodfellow , una coach de carrera de Muse. “Hay roles en los que se somete a un programa de capacitación y luego se espera que seleccione entre algunos lugares. Debe sopesar si este riesgo u oportunidad es lo mejor para usted. Podría ser ventajoso para su trayectoria profesional estar dispuesto a ser flexible ”. Cuando tiene poca experiencia para destacarse, es más difícil argumentar que no debería tener que mudarse. Siendo realistas, eso es a menudo algo que ganas más adelante en tu carrera.

Use estos ejemplos en su enfoque:

  • “Me encanta vivir en [ubicación actual] y preferiría quedarme aquí. Sin embargo, por la oportunidad adecuada, estaría dispuesto a considerar la reubicación si es necesario “.
  • “Acabo de comprar un condominio / acabo de mudar a mi familia aquí / actualmente estoy atado aquí debido al trabajo de mi pareja / [otra razón válida]. Estaría dispuesto a mudarme, pero tendría que tener en cuenta los costos de mudanza / los horarios escolares de mis hijos / las perspectivas de trabajo de mi compañero / [otro factor que tendría que sopesar] “.
  • “Estoy feliz de considerar trasladarme si el trabajo es adecuado. Si también existe la oportunidad de trabajar de forma remota o fuera de la oficina en [ubicación actual], me encantaría hablar de eso también, ya que eso funcionaría mejor para mi situación actual porque [razón] ”.

Si la respuesta es “No”

A veces, esta pregunta surge inesperadamente y usted no estaba preparado para la reubicación como un requisito. Como resultado, no tiene palabras, no está seguro de cómo decir no sin salir de la carrera.

Comprende dos cosas. Una, que es completamente aceptable expresar su incapacidad para comprometerse con ciertas obligaciones de la vida para un trabajo, ya sea que esté, por ejemplo, cuidando a un pariente enfermo o simplemente feliz en su ubicación actual. Y dos, decir que no no apaga inmediatamente a un gerente de contratación. Un buen reclutador sabe que a menudo las cosas están fuera de su control, y que sacar la reubicación de la ecuación vale la pena para la contratación correcta.

Y “si un empleador va a ver como algo negativo que estoy cuidando a un pariente anciano, probablemente no sea la mejor compañía para mí”, dice Goodfellow.

Así que sé honesto, pero no entres demasiado en los detalles de por qué no puedes o no reubicarte. El entrevistador quiere saber la razón para poder adaptar mejor su respuesta a usted (y elaborar un plan en caso de que decida avanzar), pero no necesita todos los detalles de su proceso de pensamiento o sus miedos.

Estas respuestas de muestra pueden ayudar:

  • “Estoy muy entusiasmado con esta oportunidad, sin embargo, debido a [obligación] no puedo reubicarme en este momento”.
  • “Realmente me apasiona este papel, pero estoy bastante contento con el lugar donde vivo ahora y no puedo comprometerme a reubicarme en este momento. Sin embargo, estaría más que dispuesto a hacer que funcione de manera remota / fuera de la oficina [de la ubicación] si lo ves como una posibilidad ”.
  • “Ciertamente, reubicarme en el futuro es de mi interés, especialmente para este puesto, pero mientras tanto, viajar / trabajar de forma remota es una opción que me atrae más”.



Moraleja de la historia, si desea el trabajo, brinde una razón transparente y válida por la que no puede o no debe reubicarse, o exprese su apertura para discutirlo. De esa manera, se asegura de que todos estén en la misma página antes de avanzar en el proceso de la entrevista e impresiona al gerente de contratación con su actitud positiva y profesional.

Preguntas que te ponen a prueba

Dependiendo del estilo del entrevistador y la compañía, podría obtener algunas preguntas bastante extravagantes. A menudo prueban cómo piensas en algo en el acto. No entres en pánico. Tómese un momento para pensar, y recuerde, no hay una sola respuesta o enfoque correcto.

¿Cuánto pesa un autobús escolar?”

“¿Cuántas personas están actualmente en línea en Alemania?”

“¿Cuántas ventanas hay en la ciudad de Nueva York?”

Y, lo más importante: “¿Cómo diablos respondes estas preguntas locas?”

Si está entrevistando para un trabajo de tecnología, es probable que se le presente una de estas preguntas de ingenio en algún momento durante el proceso de selección. Y cuando lo haces, no quieres tartamudear: “Um, no tengo idea”.

Entonces, para asegurarme de que está listo para manejar casi cualquier cosa, permíteme darte mi METODO que siempre me ha funcionado, y que me ayudaron a ganar ofertas en Apple, Amazon, Microsoft, LinkedIn y startups respaldadas por VC .

9 Pasos para resolver cualquier pregunta técnica numérica en una entrevista de trabajo (sin una gota de sudor)

1. Comprender lo que quiere el entrevistador

Es fácil ponerse nervioso si supone que este es el mismo tipo de pregunta que podría encontrar en una prueba de opción múltiple (es decir, hay una respuesta correcta y muchas respuestas incorrectas).

En cambio, piense en ello desde la perspectiva del entrevistador. Ella necesita encontrar a alguien que pueda tener éxito en este trabajo, no alguien que sea excelente para contar ventanas. Entonces, lo que realmente quiere saber es si puedes manejar los rigores de un trabajo tecnológico loco, que incluyen:

  • Tratando con la incertidumbre
  • Pensando analíticamente
  • Comunicando con claridad

Por lo tanto, su primer paso es respirar hondo y recordar que su objetivo es demostrar su curiosidad, análisis lógico y comunicación clara, no elaborar los cálculos exactos y perfectos.

2. Aclara la pregunta

Para demostrar su curiosidad, comience haciendo algunas preguntas aclaratorias. Por ejemplo, si le preguntaron cuántas ventanas hay en Nueva York (aquí hay una lista que he recopilado de otros enigmas tecnológicos comunes ), puede responder preguntando:

“Cuando dices ventanas, ¿solo te refieres a construir ventanas o también estás pensando en subterráneos, computadoras y exhibiciones en el Zoológico del Bronx?”

Esto no solo muestra tu curiosidad; También puede ahorrarte toneladas de agonía. Porque si resulta que su entrevistador solo se preocupa por construir ventanas, esta pregunta se volverá mucho más simple.

3. Pedir tiempo

Ahora, por tentador que sea sumergirse directamente en los cálculos, resista esa tentación. Hay pocas personas en el mundo que puedan escribir un ensayo y leerlo en voz alta simultáneamente. Pero eso es exactamente lo que terminas haciendo cuando intentas responder la pregunta de inmediato.

Entonces, en lugar de eso, pida unos minutos para reunir sus pensamientos y luego escriba un resumen rápido como este:

Supuestos
  • Solo construyendo ventanas
  • Tres categorías principales
  • NYC: 10 millones de personas
  • Apartamentos: tres ventanas / persona
Categorías
  • Residencial
  • Al por menor
  • Oficina
Cálculos
  • Residencial: 10M x tres ventanas / persona
  • Al por menor
  • Oficina
  • Total

De esa manera, obtienes tanto el tiempo para pensar analíticamente como para que la organización se comunique con claridad. Y no, los entrevistadores no lo van a rebajar por tomarse un tiempo de espera. Porque, de nuevo, necesitan a alguien que pueda hacer el trabajo, ¡y muy pocos trabajos tecnológicos implican responder a los enigmas con respuestas, en un escenario!

4. Dar una hoja de ruta

Con su esquema en la mano, es hora de darle a su entrevistador una hoja de ruta para su respuesta. Esto se debe a que muchas respuestas se descarrilan cuando crees que estás siendo claro, pero el entrevistador está totalmente perdido.

Di algo como esto:

“Bien, entonces voy a resolver este problema en tres pasos. Primero voy a nombrar mis suposiciones. A continuación, voy a dividir el problema en categorías relevantes. Y finalmente, voy a hacer cálculos para cada categoría “.

Ahora, el entrevistador puede realizar un seguimiento de su progreso en cada paso (“OK, ella acaba de exponer sus suposiciones. ¡Verifique!”). Y, como beneficio adicional, te ves como mucho más organizado y analítico.

5. Exponga sus suposiciones

Como mencioné por adelantado, estas preguntas rara vez tienen una respuesta correcta. Quiero decir, ¡incluso el alcalde de Nueva York no sabe exactamente cuántas ventanas hay en su ciudad!

Entonces, en lugar de quedar atrapado en la búsqueda de una verdad ilusoria, simplemente haga algunas suposiciones lógicas. Y luego, lo más importante, nombre y justifique sus suposiciones.

Por ejemplo, podrías decir:

“Cuando se trata de ventanas de apartamentos, voy a suponer que hay tres ventanas por residente. Eso es porque he vivido en muchos apartamentos para dos personas que tenían seis ventanas, en promedio. Y así, tres por persona se siente bien “.

Si bien esto puede parecer una evidencia relativamente endeble, la palabra crítica aquí es “porque”. La investigación psicológica ha demostrado que las personas son significativamente más propensas a aceptar algo con una justificación adjunta. ¡Y te hace ver más organizado para arrancar!

6. Desglose el problema

Ahora, estas preguntas son a menudo tan enormes que tratar de resolverlas de una sola vez puede ser completamente ridículo. Entonces, en cambio, divídalos en partes fáciles de digerir.

En este caso, puede ofrecer una respuesta como esta:

“Está bien, dado que los edificios en Nueva York son muy diferentes, voy a ver las tres categorías principales de edificios por separado: residencial, comercial y de oficina”.

Y ahora, la pregunta que una vez parecía extrañamente aterradora se ha vuelto casi razonable, ¡y puedes flexionar tus bíceps analíticos!

7. Redondea tus números

Si bien saber que había 8.406 millones de personas en Nueva York en 2013 podría ayudarlo a ganar Trivia Night en el bar de demógrafos, tratar de multiplicar 8.406 veces cualquier cosa es una receta para el desastre. Hazte un gran favor y redondea al número entero más jugoso que puedas imaginar:

“Muy bien, voy a decir que hay unos 10 millones de personas que viven en Nueva York, más o menos un millón …”

De nuevo, nadie está probando tus habilidades de Rain Man . Y esto valdrá la pena cuando estés listo para dar el siguiente paso.

8. Calcular en papel

Puede ser más seguro hacer sus cálculos en su cabeza para que el entrevistador no pueda ver sus habilidades aritméticas. Pero eso es una locura, una vez más, ¿quién puede realizar 27 cálculos mentales diferentes y al mismo tiempo obedecer las 95 reglas de etiqueta de la entrevista ?

Así que omita las cosas de Math Olympiad y muestre su trabajo en papel o en una pizarra, paso a paso:

“Bien, hay 10 millones de personas en Nueva York. Así que voy a multiplicar eso por tres ventanas por persona para obtener 30 millones de ventanas residenciales. Ahora pasemos al comercio minorista … “

Ahora, incluso si te equivocas, tienes la visibilidad para detenerte antes de que tus errores se conviertan en una avalancha.

9. Advertencias de oferta

Entonces finalmente has llegado a una respuesta. Sin embargo, aún no has terminado.

Recuerde que estas preguntas no son sobre la respuesta: son sobre el proceso. Entonces, antes de soltar el micrófono, aproveche una última oportunidad para mostrar todas sus habilidades haciendo una pregunta:

“Entonces, esa es mi respuesta. Pero no estoy totalmente feliz con eso porque descuidé por completo las tendencias de desarrollo en la ciudad. Básicamente supuse que cada edificio era la típica oficina o departamento de Nueva York de la vieja escuela, con relativamente pocas ventanas. Pero todos los edificios nuevos son 100% de vidrio, lo que sugiere que este número probablemente sea bajo ”.



Y ahora, por fin, has terminado. Lo que te deja el tiempo suficiente para calcular cuánto pesa ese autobús escolar después de todo.

Con esto dicho, te quiero dar algunas de las pregutnas más frecuentes

Entremos con todo!

42. ¿Cuántas pelotas de tenis puede caber en una limusina?

1,000? 10.000? 100.000? ¿Seriamente? Bueno, en serio, es posible que te hagan preguntas de ingenio como estas, especialmente en trabajos cuantitativos. Pero recuerde que el entrevistador no necesariamente quiere un número exacto: quieren asegurarse de que comprende lo que se le pide y de que puede poner en marcha una forma sistemática y lógica de responder. Así que respira hondo y comienza a pensar en las matemáticas. (Sí, ¡está bien pedir un bolígrafo y papel!)

“Un caracol está en el fondo de un pozo de 30 pies. Cada día sube tres pies, pero por la noche retrocede dos pies. ¿Cuántos días le llevará salir del pozo?”

Preguntas como estas se han vuelto mucho más populares (gracias, Google) en los últimos años. El entrevistador no busca necesariamente la respuesta correcta, sino una pequeña idea de sus habilidades de razonamiento.

Todo lo que puedes hacer es hablar a través de tu lógica mientras intentas resolver el problema. No tengas miedo de reírte de ti mismo si te equivocas, a veces el entrevistador simplemente está tratando de evaluar cómo lidias con el fracaso.

“Si tuviera que clasificarlos, ¿cuáles son los tres rasgos que tienen en común sus mejores artistas?”

Los grandes candidatos también quieren ser buenos empleados. Saben que cada organización es diferente, y también lo son las cualidades clave de los mejores empleados de esas organizaciones. Quizás tus mejores artistas trabajen más horas. Quizás la creatividad es más importante que la metodología. Quizás conseguir constantemente nuevos clientes en nuevos mercados es más importante que construir relaciones a largo plazo con los clientes. Tal vez la clave sea la voluntad de dedicar la misma cantidad de tiempo a educar a un cliente de nivel básico que ayudar a un entusiasta que quiere equipos de alta gama.

Los grandes candidatos quieren saber, porque (1) quieren saber si encajarán, y (2) si encajan, quieren saber cómo pueden desempeñarse mejor.

43. Si fueras un animal, ¿cuál te gustaría ser?

Preguntas aparentemente aleatorias de tipo test de personalidad como estas surgen en entrevistas porque los gerentes de contratación quieren ver cómo puedes pensar de pie. No hay una respuesta incorrecta aquí, pero inmediatamente ganará puntos de bonificación si su respuesta lo ayuda a compartir sus fortalezas o personalidad o conectarse con el gerente de contratación. Consejo profesional: piense en una táctica dilatoria para ganar tiempo para pensar, como decir: “Ahora, esa es una gran pregunta. Creo que tendría que decir …

44. Véndeme esta pluma.

Si está entrevistando para un trabajo de ventas, su entrevistador podría ponerlo en el lugar para venderles un bolígrafo sentado en la mesa, o una libreta legal, o una botella de agua, o simplemente algo . ¿Lo principal por lo que te están probando? Cómo manejas una situación de alta presión. Así que trate de mantener la calma y la confianza y use su lenguaje corporal, haciendo contacto visual, sentándose derecho y más, para transmitir que puede manejar esto. Asegúrese de escuchar, comprender las necesidades de su “cliente”, ser específico acerca de las características y beneficios del artículo, y terminar fuerte, como si realmente estuviera cerrando un trato.

¿Por qué los entrevistadores hacen esta pregunta?

Como puede suponer, este tipo de preguntas se hacen con frecuencia en entrevistas para puestos de ventas .

Si bien un bolígrafo es un objeto predeterminado común, ese no es el único escenario para este tipo de aviso de ventas. Su entrevistador podría decir: “Véndeme esta botella de agua” o incluso simplemente, “Véndeme algo” y luego haga que elija un elemento en la sala y establezca su tono.

Es tentador pensar que solo están pidiendo esto para confundirte o ponerte en una situación difícil, y sinceramente, eso es parcialmente cierto.

“Las ventas pueden ser un trabajo de mucha presión. Los entrevistadores quieren ver cómo responde la pregunta, no necesariamente lo que dice ”, dice Neely Raffellini , Muse Career Coach y fundadora del Proyecto 9 a 5 . “¿Respondes con confianza? ¿Pareces genuino?

En cualquier tipo de rol de ventas, ocasionalmente se encontrará en situaciones difíciles. Por lo tanto, los entrevistadores no hacen esta pregunta con la expectativa de que tendrá una respuesta perfecta (¡aunque eso ciertamente no duele!). En cambio, simplemente quieren observar cómo reaccionas bajo presión.

4 consejos para una respuesta sólida “Venderme este bolígrafo”

Es reconfortante saber que los empleadores están más interesados ​​en su comportamiento general, en lugar de solo el contenido de su respuesta.

Sin embargo, todavía necesita algo que decir (e idealmente, será efectivo e impresionante). Aquí hay cuatro consejos para ayudarlo a elaborar una respuesta impactante a esta pregunta común.

1. Ten confianza

Recuerde, la razón principal por la que su entrevistador está preguntando esto es para evaluar qué tan bien responde cuando se siente presionado o desprevenido.

Incluso si no tiene una estrategia de ventas perfectamente pulida para darse cuenta en cualquier momento, haga todo lo posible para mostrar un nivel de confianza a medida que avanza en su respuesta.

Siéntate derecho, mantén el contacto visual, habla con claridad y sonríe. Esas señales no verbales recorrerán un largo camino para que parezca equilibrado y seguro de sí mismo, independientemente del contenido real de su argumento de venta.

2. Destacar una necesidad

En una escena famosa de la película El lobo de Wall Street , el personaje de Leonardo DiCaprio le dice a un vendedor: “Véndeme este bolígrafo”. El vendedor inmediatamente le quita el bolígrafo a DiCaprio y luego le pide que escriba su nombre, lo cual es imposible de hacer. sin ningún tipo de utensilio de escritura.

“El propósito es demostrar que necesita el bolígrafo”, explica Dan Ratner, ex ejecutivo de cuentas de The Muse.

Si bien es posible que no pueda replicar ese enfoque exacto, esta es definitivamente una táctica que puede tomar prestada al responder esta pregunta usted mismo.

El mejor lugar para comenzar es haciendo preguntas. La tentación es fuerte para saltar directamente con un argumento de venta de largo aliento. Pero recuerde que un buen vendedor se toma el tiempo de aprender sobre las necesidades, objetivos y desafíos de sus posibles clientes para poder adaptar su discurso a su audiencia.

“Tu objetivo es profundizar y comprender por qué necesitan lo que sea que estés vendiendo”, agrega Ratner. “Por lo general, esto se puede determinar simplemente preguntando ‘¿por qué?'”

Ratner demuestra el poder de hacer este tipo de preguntas con el siguiente ejemplo de pregunta y respuesta de la entrevista:

Entrevistador: “Véndeme algo”.
Candidato: “Bien, ¿qué necesitas?”
Entrevistador: “Un auto nuevo”.
Candidato: “¿Por qué necesitas un auto nuevo?”
Entrevistador: “Mi auto es un trago de gasolina y quiero algo que tiene mejor MPG “.
Candidato: ” ¿Por qué quieres un mejor MPG? “
Entrevistador: ” Estoy cansado de gastar toneladas de efectivo para llenar mi SUV. Quiero ahorrar dinero ”.
Candidato: “ ¿Por qué es importante para ti ahorrar dinero? ”
Entrevistador: “ Estoy ahorrando para comprar una casa ”.
Candidato: “ Lo que escuché es que necesitas un automóvil eso le ayuda a ahorrar dinero a largo plazo para que pueda comprar una casa. ¿Es correcto? “
Entrevistador:“Sí, exactamente”.
Candidato: “¡Qué casualidad! Estoy en el negocio de vender autos eléctricos. Me encantaría comenzar tu sueño como propietario de una casa. ¿Prefieres efectivo o crédito?

3. Enfatice las características y beneficios

Además de conectar su argumento de venta con necesidades específicas, también es útil llamar la atención sobre las características o beneficios de lo que se le haya pedido vender. Esto se trata de configurar una propuesta de valor distinta para ese elemento.

“Por ejemplo, ¿tu pluma escribe con tinta muy suave? ¿Cómo les beneficiará eso? Tal vez les pueda ayudar a escribir más rápido o sin esfuerzo. ¿Su pluma tiene tinta roja? La tinta roja ayudará a que sus marcas se destaquen en una página ”, comparte Raffellini.

Raffellini dice que vender estos atributos o beneficios únicos es una táctica que se ha utilizado en entrevistas de trabajo.

En su primera entrevista de ventas, “el entrevistador [que] me hizo esta pregunta ya tenía un bolígrafo sentado frente a ellos y señaló el bolígrafo sentado frente a mí y dijo:” Véndeme ese bolígrafo “. Me di cuenta de que el entrevistador no necesitaba un bolígrafo, así que le expliqué por qué elegiría el bolígrafo que tenía delante ¡Funcionó porque conseguí el trabajo!

4. No te olvides de cerrar

La estrecha es la parte más importante de la venta, pero también es una tarea fácil de olvidar cuando se sabe que el entrevistador no en realidad se le cortaba un cheque por esa pluma de los suyos.

La última parte de su respuesta es la parte en la que realmente puede terminar con una nota fuerte y dejar una impresión duradera, así que no caiga en la trampa de apoyarse en algo débil como, “Así que sí, así es como vendería eso … “

En su lugar, resuma los puntos principales que hizo y luego muéstrele al entrevistador que sabe cómo cerrarlo haciendo la pregunta (como lo haría en una situación de venta real). Eso podría verse más o menos así:

“Con su cómodo agarre y tinta suave, este bolígrafo puede ayudarlo a aumentar su velocidad de escritura, ahorrar un tiempo precioso en su día de trabajo y hacer más cosas. ¿Deberíamos seguir adelante con su pedido?



Cuando esté buscando cualquier tipo de posición de ventas, debe estar preparado para responder alguna variación de la pregunta de la entrevista “venderme este bolígrafo”.

La buena noticia es que los entrevistadores no esperan que tengas un argumento de venta completamente pulido listo, en su mayoría están tratando de discernir cómo respondes en situaciones de alta presión.

Así que respire profundamente, calme sus nervios y luego use estos consejos para obtener una respuesta que no solo haga que el entrevistador quiera comprar esa pluma, sino que también le dé el trabajo.

Preguntas de cierre

Cuando llegue el momento de que la entrevista termine, es posible que tenga la oportunidad de agregar sus últimos pensamientos y seguramente tendrá tiempo para hacer las preguntas que lo ayudarán a decidir si esta compañía y este rol podrían ser buenos para usted. De hecho, si no dejan tiempo para que haga preguntas en cualquiera de sus entrevistas, eso podría ser una señal de alerta en sí misma.

45. ¿Hay algo más que le gustaría que supiéramos?

Justo cuando pensabas que habías terminado, tu entrevistador te pregunta esta tontería abierta. No se asuste, ¡no es una pregunta capciosa! Puede usar esto como una oportunidad para cerrar la reunión con una nota alta de una de dos maneras, dice Zhang. Primero, si realmente hay algo relevante que no haya tenido la oportunidad de mencionar, hágalo ahora. De lo contrario, puede resumir brevemente sus calificaciones. Por ejemplo, dice Zhang, se podría decir: “Creo que hemos cubierto la mayor parte de esto, pero solo para resumir, parece que estás buscando a alguien que realmente pueda comenzar a ejecutar. Y con mi experiencia previa [enumere la experiencia aquí], creo que encajaría muy bien ”.

A veces puedes saber cuándo estás causando una buena impresión durante una entrevista. Pero no seamos arrogantes. Ambos sabemos que a medida que terminan, llenos de confianza y ansiosos por avanzar en el proceso, recibirán un golpe inesperado, como: “¿Hay algo más que quieran que sepamos? “

Desafortunadamente, “por lo general, no es lo que buscan los entrevistadores”, solo que deberían contratarme de inmediato. Entonces, ¿qué buscan cuando tiran esto a tu manera? Un par de cosas, en realidad.

Realmente, ¿hay algo más?

¡Buenas noticias! Los entrevistadores no están realmente dispuestos a hacerle preguntas capciosas, o al menos la mayoría de ellos no lo hacen . Por lo general, realmente están interesados ​​en cuáles crees que son tus puntos fuertes o cómo manejas el fracaso. Dado eso, es muy probable que su entrevistador solo quiera darle la oportunidad de mencionar cualquier cosa que él o ella haya descuidado de preguntarle. Después de todo, la mayoría de los gerentes de contratación no son entrevistadores expertos. Son expertos en cualquiera que sea su trabajo real.

Esto significa que debe tomar esta pregunta como una invitación para mencionar cualquier cosa relevante a la que no tuvo la oportunidad. Intente comenzar con: “Definitivamente ya hemos cubierto mucho, pero quiero mencionar mi experiencia con …” Esto último podría ser una experiencia relevante que sea un poco más antigua o una habilidad que haya perfeccionado que nunca se mencionó en conversación. Si esto entra en una discusión más larga, eso es genial. Si no, concluya con algo como: “Y, por supuesto, solo quiero reiterar cuán emocionado estoy por el puesto”.

¿Puede resumir sus calificaciones para mí?

De acuerdo, es posible que sus entrevistadores no estén pensando esto conscientemente cuando le preguntan si hay algo más que desee compartir, pero definitivamente lo apreciarán. Además, resumir sus calificaciones para su entrevistador significa que no tendrá que ser esa persona que dice: “No, no hay nada más que saber”.

Comience su respuesta con: “Creo que hemos cubierto la mayor parte, pero solo para resumir, parece que está buscando a alguien que realmente pueda comenzar a ejecutar. Y con mi experiencia previa [enumere la experiencia aquí], creo que encajaría muy bien ”. La clave aquí es no entrar en muchos detalles ya que, idealmente, ya lo ha cubierto todo. Una vez que haya defendido que se ajusta bien, termine señalando su entusiasmo por la empresa; esta es una excelente manera de concluir una entrevista, y nunca está de más.

Ya sea que tenga algo más que mencionar o no, use la pregunta “¿Hay algo más que le gustaría que sepamos?” Como su invitación para terminar fuerte . O bien haga ese punto final sobre sus habilidades, o realmente explique cómo sus experiencias lo convierten en un excelente candidato para el puesto. Hagas lo que hagas, no dejes pasar esta oportunidad.

46. ​​¿Tiene alguna pregunta para nosotros?

No desperdicies esta oportunidad. Haga preguntas inteligentes, no solo como una forma de demostrar que es un gran candidato, sino también para ver si la compañía es una buena opción para usted; después de todo, lo están entrevistando, pero también está entrevistando a la compañía.

Probablemente ya sepa que una entrevista no es solo una oportunidad para que un gerente de contratación lo asalte: es una oportunidad para detectar si un trabajo es el adecuado desde su perspectiva. ¿Qué quieres saber sobre el puesto? ¿La compañia? ¿El Departamento? ¿El equipo? Cubrirá mucho de esto en la entrevista real, así que tenga algunas preguntas menos comunes listas para responder. Nos gustan especialmente las preguntas dirigidas al entrevistador (“¿Cuál es su parte favorita de trabajar aquí?”) O el crecimiento de la empresa (“¿Qué puede decirme sobre sus nuevos productos o planes de crecimiento?”)

Aqui algunas preguntas que se me ocurren:

a. ¿Qué impulsa realmente los resultados en este trabajo?”

Los empleados son inversiones, y usted espera que cada empleado genere un retorno positivo sobre su salario. (De lo contrario, ¿por qué los tiene en la nómina?)

En cada trabajo, algunas actividades hacen una diferencia más grande que otras. Necesita a su equipo de recursos humanos para llenar las vacantes de trabajo, pero lo que realmente quiere es que encuentren los candidatos adecuados, ya que eso da como resultado tasas de retención más altas, costos de capacitación más bajos y una mejor productividad general.

Necesita que sus técnicos de servicio realicen reparaciones efectivas, pero lo que realmente quiere es que esos técnicos identifiquen formas de resolver problemas y proporcionar otros beneficios, en resumen, para construir relaciones con los clientes e incluso generar ventas adicionales.

Los grandes candidatos quieren saber qué es lo que realmente marca la diferencia e impulsa los resultados, porque saben que ayudar a la empresa a tener éxito significa que ellos también tendrán éxito.

b.”¿Qué esperas que logre en los primeros 90 días?”

Si no le hicieron esta pregunta, hágalo usted mismo. ¿Por qué? Los grandes candidatos quieren comenzar a ejecutar. No quieren pasar semanas o meses “conociendo la organización”. No quieren pasar grandes cantidades de tiempo en orientación, en entrenamiento o en la inútil búsqueda de mojarse los pies.

Quieren hacer una diferencia, y quieren hacer esa diferencia en este momento .

c.”Si tuviera que clasificar, ¿cuáles son los tres rasgos que tienen en común los mejores talento dentro de la empresa?”

Los grandes candidatos también quieren ser buenos empleados. Saben que cada organización es diferente, y también lo son las cualidades clave de los mejores empleados de esas organizaciones. Quizás los mejores talentos trabajen más horas. Quizás la creatividad es más importante que la metodología. Quizás conseguir constantemente nuevos clientes en nuevos mercados es más importante que construir relaciones a largo plazo con los clientes. Tal vez la clave sea la voluntad de dedicar la misma cantidad de tiempo a educar a un cliente de nivel básico que ayudar a un entusiasta que quiere equipos de alta gama.

Los grandes candidatos quieren saber, porque:

  1. quieren saber si encajarán, y
  2. si encajan, quieren saber cómo pueden desempeñarse mejor.

d. “¿Qué impulsa realmente los resultados en este trabajo?”

Los empleados son inversiones, y usted espera que cada empleado genere un retorno positivo sobre su salario. (De lo contrario, ¿por qué los tiene en la nómina?)

En cada trabajo, algunas actividades hacen una diferencia más grande que otras. Necesita a su equipo de recursos humanos para llenar las vacantes de trabajo, pero lo que realmente quiere es que encuentren los candidatos adecuados, ya que eso da como resultado tasas de retención más altas, costos de capacitación más bajos y una mejor productividad general.

Necesita que sus técnicos de servicio realicen reparaciones efectivas, pero lo que realmente quiere es que esos técnicos identifiquen formas de resolver problemas y proporcionar otros beneficios, en resumen, para construir relaciones con los clientes e incluso generar ventas adicionales.

Los grandes candidatos quieren saber qué es lo que realmente marca la diferencia e impulsa los resultados, porque saben que ayudar a la empresa a tener éxito significa que ellos también tendrán éxito.

e. “¿Cuáles son los objetivos de mayor prioridad de la compañía este año y cómo contribuiría mi función?”

¿Es importante el trabajo que ocupará el candidato? Hace ese trabajo importa ?

Los grandes candidatos quieren un trabajo con significado, con un propósito más amplio, y quieren trabajar con personas que abordan sus trabajos de la misma manera.

De lo contrario, un trabajo es solo un trabajo.

f. “¿Qué porcentaje de empleados trajeron los empleados actuales?”

Los empleados que aman sus trabajos, naturalmente, recomiendan su compañía a sus amigos y compañeros. Lo mismo es cierto para las personas en puestos de liderazgo: las personas, naturalmente, intentan incorporar a personas con talento con las que trabajaron anteriormente. Han construido relaciones, desarrollado confianza y demostrado un nivel de competencia que hizo que alguien se desvive por seguirlos a una nueva organización.

Y todo eso habla increíblemente bien de la calidad del lugar de trabajo y la cultura.

g. “¿Qué planeas hacer si …?”

Cada negocio enfrenta un gran desafío: cambios tecnológicos, competidores que ingresan al mercado, tendencias económicas cambiantes. Rara vez hay uno de los fosos de Warren Buffett que protege a una pequeña empresa.

Entonces, si bien algunos candidatos pueden ver a su empresa como un trampolín, todavía esperan crecimiento y avance. Si eventualmente se van, quieren que sea en sus términos, no porque se haya visto obligado a cerrar.

Digamos que estoy entrevistando para un puesto en tu tienda de esquí. Otra tienda está abriendo a menos de una milla de distancia: ¿cómo planea lidiar con la competencia? O diriges una granja avícola (una gran industria en mi área): ¿qué harás para lidiar con el aumento de los costos de alimentación?

Los grandes candidatos no solo quieren saber lo que piensas; quieren saber qué planea hacer, y cómo encajarán en esos planes.

Probablemente ya sepa que una entrevista no es solo una oportunidad para que el gerente de contratación lo interrogue con preguntas de la entrevista: es su oportunidad de detectar si un trabajo es el adecuado para usted.

Lo que significa: es importante hacer algunas preguntas por su cuenta. ¿Qué quieres saber sobre el puesto? ¿La compañia? ¿El Departamento? ¿El equipo?

Para hacerle pensar, hemos reunido una lista de preguntas clave para formular en una entrevista. Definitivamente, no sugerimos que les pregunte a todos rápidamente: algunas de estas cosas sin duda se cubrirán durante el curso de su discusión, y puede tejer otras preguntas a medida que avanza.

Pero cuando surge la parte inevitable de la entrevista, “Entonces, ¿tiene alguna pregunta para nosotros?” Use esta lista para asegurarse de haber cubierto todas sus bases.

preguntas para hacer sobre el trabajo

Primero, asegúrese de tener un control exacto sobre cuáles serán las responsabilidades diarias del trabajo, tanto ahora como en el futuro.

  1. ¿Cómo es un día típico?
  2. ¿Cuáles son los proyectos más inmediatos que deben abordarse?
  3. ¿Me puede mostrar ejemplos de proyectos en los que estaría trabajando?
  4. ¿Cuáles son las habilidades y experiencias que estás buscando en un candidato ideal?
  5. ¿Qué atributos debe tener alguien para ser realmente exitoso en esta posición?
  6. ¿Qué tipo de habilidades le falta al equipo que busca llenar con una nueva contratación?
  7. ¿Cuáles son los mayores desafíos que enfrentaría alguien en esta posición?
  8. ¿Con qué tipo de presupuesto estaría trabajando?
  9. ¿Es este un nuevo rol que se ha creado?
  10. ¿Espera que las principales responsabilidades de este puesto cambien en los próximos seis meses a un año?

Preguntas para hacer sobre capacitación y desarrollo profesional

Piense en cada nuevo trabajo no solo como un trabajo, sino como el siguiente paso en su camino hacia el éxito profesional. ¿Esta posición te ayudará a llegar allí?

  1. ¿Cómo seré entrenado?
  2. ¿Qué programas de capacitación están disponibles para sus empleados?
  3. ¿Hay oportunidades de avance o desarrollo profesional?
  4. ¿Sería capaz de representar a la empresa en las conferencias de la industria?
  5. ¿A dónde se dirige la última persona que ocupó este trabajo?
  6. ¿Hacia dónde han progresado los empleados exitosos anteriormente en este puesto?

preguntas para hacer sobre su desempeño

Comprender cómo su nuevo gerente potencial medirá su éxito es clave tanto para comprender las prioridades de la compañía como para su estilo gerencial.

  1. ¿Cuáles son las cosas más importantes que le gustaría ver a alguien lograr en los primeros 30, 60 y 90 días en el trabajo?
  2. ¿Cuáles son las expectativas de desempeño de este puesto durante los primeros 12 meses?
  3. ¿Cómo es el proceso de revisión de desempeño aquí? ¿Con qué frecuencia me revisarían formalmente?
  4. ¿Con qué métricas u objetivos se evaluará mi desempeño?

preguntas para hacer sobre el entrevistador

Hacer preguntas al entrevistador muestra que está interesado en ellos como persona, y esa es una excelente manera de establecer una buena relación.

  1. ¿Cuánto tiempo llevas en la empresa?
  2. ¿Ha cambiado su rol desde que estuvo aquí?
  3. ¿Qué hiciste antes de esto?
  4. ¿Por qué viniste a esta empresa?
  5. ¿Cuál es tu parte favorita de trabajar aquí?

preguntas para hacer sobre la empresa

¿Por qué no aprender un poco sobre dónde podría trabajar? Porque un trabajo no se trata solo de tu lista de tareas del día a día.

  1. He leído sobre la fundación de la compañía, pero ¿puedes contarme más sobre …?
  2. ¿Dónde ves a esta empresa en los próximos años?
  3. ¿Qué me puede decir acerca de sus nuevos productos o planes de crecimiento?
  4. ¿Cuáles son los objetivos actuales en los que se enfoca la empresa y cómo trabaja este equipo para ayudar a alcanzar esos objetivos?
  5. ¿Qué te emociona más del futuro de la empresa?

Preguntas para hacer sobre el equipo

Las personas con las que trabaja día a día realmente pueden hacer o deshacer su vida laboral. Haga algunas preguntas para descubrir si es el equipo adecuado para usted.

  1. ¿Puedes contarme sobre el equipo con el que trabajaré?
  2. ¿Con quién trabajaré más de cerca?
  3. ¿A quién reportaré directamente?
  4. ¿Puedes contarme sobre mis informes directos? ¿Cuáles son sus puntos fuertes y los mayores desafíos del equipo?
  5. ¿Espera contratar más personas en este departamento en los próximos seis meses?
  6. ¿Qué otros departamentos trabajan más estrechamente con este?
  7. ¿Cuáles son las carreras profesionales comunes en este departamento?

Preguntas para hacer sobre la cultura

¿Es la oficina conservadora abotonada o una especie de lugar que vuela por el asiento de sus pantalones? Aprenda los aspectos sutiles, pero tan importantes, de la cultura de la empresa .

  1. ¿Cómo es la cultura de la empresa y el equipo?
  2. ¿Cómo describirías el ambiente de trabajo aquí? ¿Es el trabajo típicamente colaborativo o más independiente?
  3. ¿Puedes contarme sobre el último evento de equipo que hicieron juntos?
  4. ¿Existe una declaración de misión formal o valores de la empresa? (Nota: ¡Asegúrese de que esto no sea compatible con Google!)
  5. ¿Cuál es tu tradición de oficina favorita?
  6. ¿Qué suelen hacer usted y el equipo para almorzar?
  7. ¿Alguien en el equipo pasa el rato fuera de la oficina?
  8. ¿Alguna vez ha realizado eventos conjuntos con otras empresas o departamentos?
  9. ¿Qué tiene de diferente trabajar aquí que en cualquier otro lugar donde hayas trabajado?
  10. ¿Cómo ha cambiado la compañía desde que te uniste?

Preguntas para hacer sobre los próximos pasos

Antes de partir, asegúrese de que el entrevistador tenga toda la información que necesita y que tenga claro los próximos pasos al hacer estas preguntas.

  1. ¿Hay algo que te preocupe acerca de que mi experiencia sea adecuada para este papel?
  2. ¿Cuáles son los próximos pasos en el proceso de la entrevista?
  3. ¿Hay algo más que pueda brindarte que pueda ser útil?
  4. ¿Puedo responder alguna pregunta final para usted?

Preguntas de bonificación

¿Buscas más preguntas para la entrevista? Consulte estas listas de preguntas (¡y ejemplos de respuestas!) Para diferentes tipos de entrevistas.

Consejos Adicionales para triunfar en tu Entrevista Laboral

Cuanto más te preocupes por conseguir el trabajo, más probable es que te estreses por cómo irá la entrevista. \

Si no has realizado muchas entrevistas de trabajo en tu vida, la incertidumbre sólo aumentará estas inquietudes.

Pero si sigue las mejores prácticas, aumentarás tu confianza, te sentirás más cómodo respondiendo preguntas y aumentarás increíblemente tus posibilidades de tener TRIUNFAR en la entrevista. 

Para eso estoy yo aquí, es lo que puedo poner sobre la mesa para ayudarte, mi experiencia en cientos de procesos de entrevistas, tanto mías como de otras personas que se han dejado ayudar con mi Método.

A continuación te doy los consejos sobre cómo tener éxito en una entrevista de trabajo la próxima vez que tengas una:

Antes de la Entrevista

1. Haz tu “Tarea”

Siempre investigue en una empresa antes de comenzar una entrevista. ¿No sería una pena ser contratado solo para descubrir que ni siquiera quieres trabajar allí? Como mínimo, busque información sobre la compañía y el trabajo, y haga una búsqueda en Google de noticias actuales sobre la compañía.

Alguna información importante a buscar incluye cuáles son los últimos proyectos que lleva a cabo el empleador, qué tan financieramente estable es el empleador y qué tan bien tratan a los empleados.

Con respecto al trabajo, busque información que pueda ayudarlo a ser más convincente acerca de cómo encajaría perfectamente. Encuentre empleados anteriores y actuales en LinkedIn que hayan tenido ese trabajo y pregúnteles al respecto. Si esto no es posible, revise el anuncio de trabajo y haga una lista de sus logros relevantes. Estos servirán como puntos de conversación durante su entrevista.

No hace falta decir que debe averiguar todo lo que pueda sobre su posible lugar de trabajo con anticipación . Facebook, Twitter, LinkedIn y el sitio web y el blog de la compañía le brindan información que lo ayudará a ir a una entrevista de trabajo seguro y preparado.

Pero esta investigación no se trata de memorizar hechos y cifras, se trata de obtener información que pueda utilizar para su ventaja. Por ejemplo, al visitar la página de Facebook de la empresa, debe tener una idea de la cultura y el ambiente general del lugar. ¿Hay fotos de los empleados? Genial: puede decidir si se vestirá profesionalmente extra o se pondrá informal para la entrevista. Ah, y mira, la compañía tiene “Viernes de cerveza” y participa en una liga de softbol. Si resulta que te encanta la cerveza y el softbol, ​​esa es una información perfecta para presentar en la entrevista.

Twitter también puede ser un recurso excelente porque puedes ver de qué están hablando la compañía y sus empleados. ¿Están bromeando sarcásticamente entre ellos? Siéntase libre de hacer algunos chistes mientras se reúne con la gente. ¿Están tuiteando una tormenta sobre un evento o lanzamiento de producto? Úselo como iniciador de conversación.

2. Averigua con quién vas o podrías hablar

Antes de ir, intenta averiguar con quién se reunirá, ya sea un representante de recursos humanos, su posible jefe o el CEO. ¿Por qué? Las respuestas de su entrevista y los temas de conversación deben variar según la persona con la que está hablando, y al saber con quién va a hablar, puede pasar tiempo pensando en cómo podría conectarse con cada una de estas personas .

Por ejemplo, si va a hablar con un ejecutivo, el fundador de la compañía o un perro superior en general, él o ella probablemente se centrará en el panorama general. Por lo tanto, en lugar de compartir las minucias de sus responsabilidades en su último rol, hable sobre algunos resultados importantes que pueda señalar. Por otro lado, si está entrevistando con su supervisor inmediato, querrá demostrar exactamente por qué es la mejor persona para abordar las responsabilidades diarias del puesto.

La startup para la que trabajo, Automated Insights, a menudo también envía empleados generales para hablar con el candidato. En este escenario, recuerde que sus posibles compañeros de trabajo están interesados ​​en cómo su participación les facilitará la vida. Si alguien menciona una tarea que maneja su posición futura, muestre cómo podría cumplir ese rol, pero de una manera que intente relacionarse, en lugar de impresionar. (por ejemplo, “Sí, ese programa de computadora es realmente frustrante, pero mi último trabajo me obligó a usarlo mucho, por lo que definitivamente podría asumir esa tarea”). Cuando llega el momento de que ese empleado dé su opinión, usted ‘ ganará su voto.

3. Todas tus Respuestas deben ser en forma de “HISTORIAS”

arte de una entrevista de trabajo exitosa es su capacidad de comercializar sus experiencias y habilidades en relación con el trabajo descrito, y una excelente manera de hacerlo es contar historias para ilustrar sus experiencias y éxitos con esas habilidades.

Las historias lo hacen atractivo, le permiten mostrar su personalidad y demostrar buenas habilidades de comunicación también.

La descripción del trabajo, combinada con su investigación, debe indicarle qué habilidades particulares valora más el empleador para el trabajo. Con eso en mente, actualice su memoria de las historias que mejor muestran sus calificaciones.

4. Prepara tus preguntas para las entrevistas

Como te lo he mencionado arriba, tienes que preparar tus preguntas, te he dado algunas ideas pero todo depende de ti.

Un motivo favorito para reclutar mascotas es la parte de la entrevista cuando se preguntan en voz alta si tienes alguna pregunta para ellos, y simplemente respondes “no”. Eso puede ser un gran golpe en tu contra.

Tener preguntas muestra cuán interesado está realmente en el papel y también puede mostrar que hizo su tarea y debe tomarse en serio. Prepare una lista de preguntas que le gustaría responder . Está bien consultar su lista de preguntas durante la entrevista.

5. Vístete para TRIUNFAR !

Si bien su habilidad y experiencia deben ser independientes, para tener una entrevista de trabajo exitosa, comience con su ropa. Vístase un nivel por encima del trabajo que busca. No se trata solo de trajes y conjuntos caros, se trata de mirar la pieza y usar ropa limpia y que te quede bien.

Si no está seguro del código de vestimenta en la compañía donde está entrevistando, comuníquese con el reclutador y pregunte. Una vez que tenga una idea general, asegúrese de elegir algo que lo haga sentir seguro .

Decide qué llevarás la noche anterior para que no tengas prisa en el último minuto. Extiende tu ropa y asegúrate de que todo esté limpio y prensado.

6. Lleva lo que necesites

Si bien es posible que haya enviado su currículum por correo electrónico a la compañía, traiga copias en papel para que usted y su entrevistador lo consulten. También es una buena idea tener copias en papel de su lista de referencias en caso de que se las solicite. Estos siempre deben estar en una hoja de papel separada, no en su currículum.

Traiga una cartera de trabajo con prueba de sus habilidades y logros.  En mi caso siempre llevo una PPT (y mi computadora personal) para enseñarla!.

Compilarlo aumentará su confianza y activará su memoria, mientras que tenerlo en la entrevista aumentará su credibilidad y le facilitará contar sus historias.

7. Respeta el horario de la entrevista

Cómo tener éxito en una entrevista de trabajo 101: planifique llegar a su entrevista 10-15 minutos antes de la hora señalada. Llegar demasiado temprano puede confundir al empleador y crear una situación incómoda. Por otro lado, llegar tarde crea una mala primera impresión y puede arruinar tus posibilidades de inmediato.

Pida indicaciones al hacer los arreglos para la entrevista. Si se encuentra con un inconveniente, llame con anticipación a la primera señal de problemas. Muestra buenos modales y respeto por el tiempo del reclutador y les dará la oportunidad de reprogramar si es necesario.

8. Vende lo indispensable que eras en tus trabajos anteriores

Los gerentes de contratación quieren contratar personas que tengan un historial de hacer las cosas. La lógica dice que si tuvo éxito en otros trabajos, entonces es probable que tenga éxito en este. En verdad, nada dice “contratarme” mejor que un historial de lograr resultados sorprendentes en trabajos anteriores.

Por lo tanto, su primera tarea en la entrevista es describir cuán indispensable era en su posición anterior. Ahora, no puedes simplemente decir: “Fui el mejor analista junior que jamás hayan visto, y el lugar nunca será el mismo ahora que me fui”, tienes que mostrarle al entrevistador proporcionando ejemplos específicos de acciones que tomó y qué resultados se obtuvieron gracias a ellas.

Estos son dos de los cuatro componentes del método STAR para responder a las preguntas de la entrevista. Para utilizar este método, configure la situación y la tarea que debía completar para proporcionar al entrevistador un contexto de fondo (por ejemplo, “En mi último trabajo como Analista Junior, mi función era administrar el proceso de facturación”), pero dedique la mayor parte de su tiempo a describir lo que realmente hizo (la acción ) y lo que logró (el resultado ).

“En un mes, simplifiqué el proceso, lo que ahorró a mi grupo 10 horas-hombre cada mes y redujo los errores en las facturas en un 5%”.

No se preocupe si alguien más podría haberlo hecho si estuviera en su posición, no lo estaba. Fue su trabajo, sus acciones, sus resultados.

9. Proyecta lo IMPRESIONANTE que serías en este nuevo trabajo

Desafortunadamente, el éxito en un rol no necesariamente se traduce en un ajuste en otro rol, y para convencer al entrevistador de que podrá comenzar a ejecutar y ser increíble en el nuevo trabajo, debe explicar cómo se traducen sus habilidades . En particular, desea resaltar aquellas habilidades que abordan específicamente los problemas que enfrenta el gerente de contratación.

Para comprender esos problemas, realice una investigación de la industria antes de la entrevista. ¿Hay ciertos temas que surgen una y otra vez en las descripciones de trabajo en su campo, como ser un tiburón en las ventas o un perfeccionista orientado a los detalles? Además, escuche atentamente lo que le pregunta la entrevistadora; a menudo, ella hará preguntas importantes o compartirá desafíos que otros antes tenían en el papel.

Por ejemplo, digamos que el entrevistador pregunta: “Tenemos plazos ajustados y tenemos que cambiar nuestros proyectos rápidamente. ¿Puedes trabajar bajo la presión del tiempo?

No solo diga que sí, dé una respuesta que muestre sus habilidades y cómo se transferirán, como: “Absolutamente. En mi último trabajo, a menudo teníamos plazos cortos. Fui excelente en el manejo de estas situaciones porque me enfoqué en una comunicación constante con el equipo y usé mis habilidades de organización para estar al tanto de todo lo que teníamos ”. Luego, proporcione un ejemplo específico.

10. Eres el PERFECTO MATCH para este trabajo

Las empresas tienen pautas para entrevistas diseñadas para contratar a los empleados más calificados en función de su experiencia y aptitud, pero seamos honestos: a menudo, un factor importante es la simpatía.

Los gerentes de contratación generalmente no contratan personas con las que no se conectan o vibran. Por supuesto, no suelen decir que encubren-que en frases como “inteligente de ella, pero simplemente no creen que ella es el derecho ajuste para el papel.” Pero la verdad es que no se va a contratado si no te gusta.

Entonces, para conseguir el trabajo, debes conectarte con el entrevistador . No estoy sugiriendo que hagas bromas o te hagas amigos, pero debes tener confianza e interactuar como si ya estuvieras trabajando juntos, a través del contacto visual, escuchando activamente, sonriendo y evitando la risa nerviosa. Lo llamo “formalidad relajada”.

Es una entrevista, así que no te sientas demasiado cómodo, pero trata de ser tú mismo y tener una conversación natural.

10. Proyecta con EMOCIÓN lo MUCHO quieres ese trabajo

¡Ya casi estás ahí! Pero, no es suficiente que seas capaz de hacer el trabajo y que sea agradable trabajar con él, realmente debes querer el trabajo. Los gerentes de contratación, después de todo, están buscando empleados que realmente quieran estar allí y que sean parte del equipo a largo plazo.

Entonces, quieres mostrar entusiasmo por el papel. No es un “espíritu” de animadora hinchable, sino el tipo de entusiasmo que proviene de comprender lo que implica el rol, cómo puede agregar valor en el rol basado en sus experiencias anteriores y qué nuevos desafíos le ofrece para el crecimiento y el desarrollo.

Piense: “Una de las razones por las que estoy tan entusiasmado con este papel es porque me permite aprovechar mis habilidades de gestión de clientes [su experiencia] con clientes más grandes en negocios más complejos [el nuevo desafío]”.

Durante la Entrevista

1. Siempre se positivo

Una conversación positiva es clave para las entrevistas de trabajo exitosas. Los empleadores no quieren escuchar una letanía de excusas o malos sentimientos sobre una experiencia negativa, incluso cuando sea legítima.

Si se le pregunta acerca de una baja calificación, un cambio repentino de trabajo o una debilidad en sus antecedentes, no se ponga a la defensiva. En su lugar, enfóquese en los hechos (brevemente) para enfatizar lo que aprendió de la experiencia. Y no hable mal de nadie en ningún momento. Eso solo deja un mal sabor.

2. Cuida tu lenguaje corporal en todo momento

Lo que no dice puede ser tan importante como lo que dice en las entrevistas de trabajo. Comprender y maximizar sus no verbales : sonreír, contacto visual, apretón de manos, postura y cosas similares lo ayudarán a tener éxito en la entrevista.

3. Sé tu mismo

Hable con claridad y entusiasmo sobre sus experiencias y habilidades. Deberías estar orgulloso de tus logros. Sé profesional pero deja que tu personalidad brille. Los empleadores tienden a contratar a las personas que les gustan. No tengas miedo de pausas cortas. A veces puede necesitar unos segundos para formular respuestas, y eso está bien.

4. Acepta la bebida

Si bien a nadie se le ha negado un trabajo porque dijeron que no cuando le ofrecieron una bebida, tome una. Lo digo en serio.

Recuerde, su objetivo es estar relajado y cómodo para que pueda mostrar lo mejor de usted. Y piénsalo: vas a hablar. Mucho. Lo que significa que te arrepentirás de haber dicho “No, gracias, estoy bien” a una bebida 45 minutos después de la entrevista después de que hayas estado hablando por 29 de ellos.

Pero lo que es más, decir “Sí, me encantaría uno, gracias”, es lo más natural. Cuando visita la casa de un miembro de la familia o amigos, no tiene problemas para aceptar un refrescante vaso de agua o lo que sea que la abuela tenga disponible. Y hacer lo mismo con los entrevistadores les mostrará que te sientes lo suficientemente cómodo como para pasar más de 40 a la semana con ellos. (Y, ¡oye, bebida gratis! Puede que no consigas el trabajo, pero tienes una Coca-Cola, así que no es una pérdida total).

Las entrevistas son un gran problema, y ​​conseguir esa nueva carrera puede cambiar el juego, pero es importante recordar que ya has logrado algo: conseguiste la entrevista. Entonces, relájate un poco. Mientras haya investigado y permita que su personalidad brille, estará preparado para la entrevista .

4. No guardes tus preguntas para el final

Naturalmente, probablemente irás a la entrevista con algunas preguntas (¡porque investigaste mucho antes de tiempo!). Pero, al contrario de lo que podría haber escuchado, no compile dichas preguntas en una lista y guárdelas para el final.

Recuerde, durante la entrevista debe participar en la discusión. Por lo tanto, entreteje sus preguntas de forma natural a medida que surjan los temas. (p. ej., “Supervisé hasta cinco personas a la vez. ¿Cuántos informes directos tiene este puesto?”) También puede encontrar que se responderán muchas de sus preguntas antes de que incluso pueda hacerlas.

Por lo general, hay un período de preguntas y respuestas al final, pero guárdelo para cualquier pregunta restante o del tipo de limpieza que desee responder (por ejemplo, “¿Cuándo tomará una decisión de contratación?”). Trabajar sus preguntas bien pensadas en la entrevista creará un flujo normal de conversación y relajará ambos lados de la mesa.

6. Cierra con Elegancia

Cuando ambas partes hayan terminado con sus preguntas y la entrevista termine, agradezca a sus entrevistadores por su tiempo y pregúnteles cuándo puede esperar tener noticias de ellos a continuación y cuál es la mejor manera de darles seguimiento (lo cual debe notar de inmediato) .

Después de la Entrevista

1. Ten en cuenta la información importante

Tan pronto como sea posible después de la entrevista, tómese el tiempo para escribir los nombres y títulos de todos sus entrevistadores, sus impresiones, las preguntas restantes y la información clave aprendida. Si prometió algo a los entrevistadores, como reenviar información adicional, tenga en cuenta eso también para un recordatorio más adelante. Una vez que esté entrevistando regularmente, este proceso lo ayudará a mantener a los empleadores y las circunstancias claramente definidos.

2. Enviar un email de agradecimiento y seguimiento

Siga la entrevista con una carta de agradecimiento escrita a mano. Esto muestra su gran interés en la empresa, su sinceridad y su atención al detalle. Solo 1 de cada 20 solicitantes de empleo se molesta en enviar una carta de agradecimiento, por lo que hacerlo podría ser la única diferencia entre usted y otros buenos candidatos.

Se que el proceso puede sonar complejo, pero bien guiado estoy convencido que cualquiera puede triunfar y encontrar cualquier trabajo en GOOGLE, AMAZON, NETFLIX, IBM, APPLE, etc.

Es por eso que he realizado mis talleres y cursos gratuitos y pagos para aquellos que quieran dominar y pasar al siguiente nivel.

Cualquier duda o comentario bienvenido! Te espero abajo

error: Este Contenido está protegido y tiene CopyRight